Páginas vistas en total

jueves, 9 de julio de 2009

Inspiratrices

DE nuevo contigo, comulgando cual buen feligrés, con/en el cáliz de tus palabras y la hostia luminosa de tus pensamientos. Humana, bien humana te me estás mostrando, musa entre las musas, y eso me sabe a amanecer, a dintel de luz, a llama viva, a inmortalidad, a luz herida que me atraviesa las entrañas y me hace tocar/acariciar la quintaesencia de la realidad/surrealidad. Me entusiasma que la chica-Penélope, la rapaza-Circe-Calipso, y tantas cuantas "inspiratrices" la moldean y revelan, siga hilvanando verbos fluidos, irónicos y juguetones, libres y hasta libérrimos, deliciosos sin duda. No puedo olvidarme de alguien como tú, alguien que siento conocer, como en un ya visto o degustado, un espíritu sublime, que contagia vitalidad y afecto, pasión y entrega. Comparto contigo ese gusto por la vida/literatura, ese devolver vida a la literatura, que dijera el Miller visionario, ese vuelo lejano y seguro, la conversación animada, el alejamiento del ruido-hombre-mujer-masa, y lo que todo eso conlleva... Aunque no tengo niñitos ni niñitas, bien sé que los niños suelen sentir adoración por sus mamás. Algo sé, insisto, no en vano me he pasado una buena parte de la vida dándole al psicoanálisis, que de momento aún no he cambiado por el clarinete, como Allen, y aun a otras suertes terapéuticas, como aquel arte-teatro-terapia que, como "stagiaire" en un psiquiátrico de Dijon, tuve ocasión de practicar con algunos psicóticos, digamos en fase creativo-delirante-alucinatoria. Dijon me recibió, primero como Erasmus, y luego como becario en temas de la psique. También en la capital de la Borgoña, región que por lo demás tiene cierto parecido con el Bierzo, impartí clases de español, como Lector, en un Lycée, y llegué a familiarizarme con la "francesidad" viviente y andante. Muchas vivencias en aquel Campus, que en domingos se volvía cementerio, como les gustaba decir a una tropa de mexicanos/as con quienes enganché a la primera. Pero ahora estoy seducido por la Galicia valleinclanesca. Siento devoción por este gallego universal, dramaturgo con alma de poeta, expresionista y visionario, gran conocedor de lo meigalloso y la hisponoamericanidad, en concreto lo "mexica".

No hay comentarios:

Publicar un comentario