Páginas vistas en total

jueves, 7 de marzo de 2019

La fragua literaria leonesa: Borja Carballo

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Borja Carballo: "La poesía que no consigue generar amor en quién la lee es poesía de mierda"

El poeta ponferradino Borja Carballo, autor de '100 poemas para Nuria', no tiene previsto publicar nuevo libro por el momento, aunque sigue escribiendo todos los días sin parar.

Borja Carballo
Manuel Cuenya | 07/03/2019 - 13:28h.
El tiempo, dentro de tu cuerpo, se toma su tiempo para ir sin prisa, muy despacio, a contemplar tu belleza.
A veces, las cosas más sencillas son las más difíciles de explicar, como tu sonrisa o mi cara al observarte en aquellos días en los que, cabeza abajo, comíamos sol.
El sol da poca luz, comparándolo con tu risa ante mis tonterías.
(Borja Carballo, 'Poema 13', incluido en '100 poemas para Nuria')
Apasionado de grandes poetas como Pablo Neruda, William Blake, Mario Benedetti, Dylan Thomas, Baudelaire o Rimbaud, el ponferradino Borja Carballo se identifica, desde hace años, con el estereotipo de poeta maldito. Ese poeta que, en su opinión, malvive y tiene amores allá donde va. Ese es, al menos, su concepto de poeta maldito.
Abundante se me hace la literatura maldita, comenzando por el ensayo 'Los poetas malditos', del francés Verlaine (fascinante su relación con el aventurero Rimbaud), cuya influencia es definitiva por ejemplo en Pablo Neruda. No obstante, cabe recordar que el malditismo como tal también está presente en 'Las flores del mal' de Baudelaire, que yace en el cementerio parisino de Montparnasse.
En esta corriente del malditismo, que busca deliberadamente la transgresión de normas y reglas, también podríamos incluir, entre otros muchos, a Lautréamont, con sus cantos de Maldoror, a Poe, con sus cuentos de terror, el incesto y los excesos con las drogas; al lúcido y trastornado, a partes iguales, Antonin Artaud, cuyo teatro, el teatro de la crueldad (léase 'El teatro y su doble') tanta influencia ha ejercicio por ejemplo en La Fura dels Baus (al menos en sus primeros espectáculos y aun en otros como XXX, que parte asimismo de 'La filosofía en el tocador' del marqués de Sade), o al propio Leopoldo María Panero, que era como nuestro Artaud español, con sus raíces maragatas.
Pues así se siente nuestro entrevistado, Borja Carballo, al que le gusta emparentarse también con el personaje de bohemio 'bon vivant', "que no tenía para comer pero que siempre disponía de la cama caliente con una chica diferente cada día. Cosas de juventud", matiza el autor de '100 poemas para Nuria' (Calíope, 2018), un libro que, como su título indica, consta de un centenar de poemas de amor dedicados a una tal Nuria.
"Si te descuidas, el Bierzo es un pozo que te atrapa y te puede hacer creer que eres alguien cuando en realidad no eres nadie"

El amor como motor vital

El amor como tema central en su poemario, que le sirve también para hablar de otros asuntos como la libertad, la felicidad, el tiempo, el bien y el mal, el sexo, Dios..."¿has visto a dios en su sexo? –se pregunta Borja– Entonces es ella". Poemas que a veces se nos revelan como frases lapidarias, con influjo greguerístico: "amar es volar en su mirar".
A este respecto, el berciano Borja Carballo sostiene que la gente necesita amar, pero se olvida de que la vida es amor, "que nacemos del amor, y sería todo más bonito si pudiéramos nacer por él o haciéndolo", al tiempo que agrega: "Se cree que  el dinero y consumir es amar. Y amar es dar y dar para ver una sonrisa en la persona que tienes enfrente. Mi libro habla del amor y lo hice para que la gente ame hasta que le duela".
El amor como algo esencial, sobre todo en los tiempos convulsos que vivimos, tiempos en los que prima el dinero sobre todas las cosas, el dinero como significante que acaba pudriendo cualquier significado. No en vano, vivimos en una sociedad mercantilizada, hipercapitalista, en la que todo se compra y todo se vende. Tal vez por eso mismo conviene hablar de amor, recuperar este concepto, que podría antojársenos gastado, con dignidad y entrega. Y Borja apuesta por el amor, "aunque nos duela", aclara. También el saber produce dolor, al igual que el amor, sobre todo cuando éste no es correspondido. Amar y ser amado es acaso lo mejor que a uno le puede ocurrir.
Leer y amar, nos recomienda Borja Carballo. "Amar, que amando es como se podría cambiar el mundo, amando sin medida, no votando cada cuatro años", apostilla. Aunque él confiesa que últimamente no lee mucho, pues dedica su tiempo sobre todo a escribir o reescribir.
"Escribo todos los días... Hace años borré todas mis poesías antiguas, que eran más de mil, y empecé a escribir todo de nuevo, como una catarsis personal". En el fondo, la escritura, más allá de un fin literario, puede servir y sirve de hecho como catarsis, como bálsamo, incluso como terapia. Habría quizá que recetar poesía cual si se tratara de un fármaco. Poesía que sea y contenga vida, me atrevería a subrayar. Teoría que sostiene asimismo el Premio Cervantes Gamoneda. Esa poesía que da vida. Y que permita expresar nuestro auténtico yo. Como le gusta a Borja.

viernes, 1 de marzo de 2019

La fragua literaria leonesa: Néstor Rojas

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Néstor Rojas: "Uno escribe de lo poco que conoce y desconoce, de lo que intenta atrapar, inútilmente, con las palabras"

El escritor, periodista y artista plástico Néstor Rojas, autor de libros como 'Antología comentada de la poesía del Orinoco', que vive en Astorga desde hace algo más de medio año, está ahora terminando dos poemarios. Y coordina en León Lëkolepoetique.

Néstor Rojas
Manuel Cuenya | 28/02/2019 - 13:11h.
El misterio es la puerta de lo que no se ve.
¿Quién descifrará el acertijo que esconde la palabra
que nadie ha dicho jamás?
Lo oscuro es la profundidad de lo que mucho brilla,
la forma sin forma que se oculta en su propio resplandor,
el canto escondido en el fuego del silencio,
lo invisible que el aura delata.
Lo sagrado es la nieve de lo que permanece,
el beso en la sangre atado al aire,
el soplo en la cola del viento,
lo hermoso que será develado,
la vida aquí o allá que siempre se mueve.
Nuestro destino está escrito mucho antes de nosotros nacer.
(Néstor Rojas, 'Lo sagrado')
Tuvo que abandonar su "país de la infancia, de la amistad fraterna y amores entrañables" a resultas de la situación adversa, conflictiva que está viviendo en estos momentos una Venezuela con la mayor inflación del mundo. Un país con una economía desequilibrada, en bancarrota, con una población en su mayoría empobrecida, que pasa penurias y hambre, que se muere en los hospitales destartalados –afirma nuestro entrevistado Néstor Rojas–, ya que no puede adquirir los pocos alimentos y medicamentos que se venden a precios exorbitantes en un mercado precario, dominado por los chinos.
"La devaluación de la moneda es diaria y sobrepasa el 95%. La inflación también se alió con la especulación y se está acercando a un millón por ciento anual", agrega.
Ahora lleva en España algo más de medio año. Y se siente acogido en tierra maragata, que le ha abierto las puertas de la amistad. Ese es el sentimiento del periodista, escritor y artista plástico venezolano Néstor Rojas, al que le dedicamos, con todo merecimiento, esta fragua leonesa.
Se lamenta el autor de 'Antología comentada de la poesía del Orinoco' de que haya tenido que dejar sembradas sus raíces, su paraíso de ríos, sabanas, tepuyes y selvas, "secuestrado por un  grupo despiadado de bandidos y corruptos, que saqueó sus riquezas para su beneficio personal, en detrimento de la felicidad de un pueblo que ahora sufre y pasa hambre. Es la triste realidad de una nación rica en petróleo, gas, oro, diamantes, hierro, coltán, thorium, agua, madera, carbón y tierras fértiles", asegura.
Una situación alarmante, con una dictadura que dispone de unas milicias armadas, cuyos integrantes son ex militares que fueron jubilados o dados de baja. Y que ejerce, en su opinión, un control político de terror, con el respaldo de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas.
"Con todos estos cuerpos policiales, irregulares, delincuenciales y militares el régimen del terror reprime, encarcela y asesina a mansalva a quienes se oponen a sus pretensiones de perpetuarse en el poder. Hay casi mil presos políticos que son torturados y cuyos familiares no pueden ver. En el 2017 asesinaron a más de 120 estudiantes por salir a protestar. En enero de 2019 acribillaron a 70 estudiantes más".
Ante este atroz panorama, "hay pocas razones para creer que la dictadura que secuestró el poder vaya a dejarlo democráticamente y menos con negociaciones. Aunque la población ha salido a las calles, de una manera contundente, en millones y millones, agobiada por la  escasez de medicamentos y alimentos básicos, con una hambruna y desnutrición en aumento, a pesar de las presiones que está ejerciendo la comunidad internacional para que ese grupito narco corrupto que gobierna deje el poder, no creo que eso suceda a corto plazo. Sucederá, pero a mediano plazo. Tal vez con intervención de fuerzas y gobiernos aliados, comandados por los EEUU", explica el poeta Néstor Rojas.
"La dictadura ha armado a los delincuentes, que sacaron de las cárceles, para que defiendan a Maduro del pueblo que ha salido a las calles. Protege y ha armado a los grupos guerrilleros colombianos a los que se les encargó la explotación de las minas de oro y diamante. Ya han realizado varias masacres de mineros artesanales. Tienen un cuerpo policial para el terror que se llama el Sebin, que actúa en detrimento del Estado de Derecho: allanan los hogares de los opositores, los llevan preso sin ninguna orden de allanamiento y desaparecen", sostiene el creador de 'Hexagramas del vértigo', consciente de que más de tres millones de venezolanos han tenido que emigrar para poder comer y ayudar a sus familiares, que han quedado atrapados en la miseria.
"Venezuela es un país secuestrado por un  grupo despiadado de bandidos y corruptos, que saqueó sus riquezas para su beneficio personal, en detrimento de la felicidad de un pueblo que ahora sufre y pasa hambre"
"El éxodo venezolano –porque todos los días salen miles y miles hacia Colombia, Brasil,  Perú, Argentina y Chile, sobre todo– ha sido calificado como el mayor desplazamiento forzado jamás registrado en el hemisferio occidental", nos aclara Néstor Rojas, que confía en que el gobierno de Maduro sea derrocado mediante la oposición liderada por Juan Guaidó, que está teniendo un poder de convocatoria sin precedentes.

(Puedes continuar leyendo esta fragua en este enlace de ileon.com: https://www.ileon.com/cultura/095003/nestor-rojas-uno-escribe-de-lo-poco-que-conoce-y-desconoce-de-lo-que-intenta-atrapar-inutilmente-con-las-palabras)

miércoles, 20 de febrero de 2019

La fragua literaria leonesa: Antonio Odón Alonso

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Antonio Odón Alonso: "La única verdad de la farsa es que al final se muere"

El multidisciplinar Antonio Odón Alonso, autor de 'La verdad de la farsa', está en estos momentos con un proyecto ilusionante, 'La Casa de la Poesía. Fondo Cultural Antonio Colinas',  sobre la obra de uno de los grandes escritores de esta provincia y de este país.

Antonio Odón Alonso
Manuel Cuenya | 20/02/2019 - 18:21h.
Pintor, escultor, ilustrador, músico, escenógrafo,  comentarista radiofónico, poeta, narrador, gestor cultural. Todo eso es Antonio Odón Alonso. Un renacentista de la época actual, cuya curiosidad le lleva a meterse en camisas de once varas muchas veces y a tocar muchos palos, en su opinión, "que unos son consecuencia de otros", añade.
Cuenta que tendría que vivir dos vidas... o más para poder desarrollar tanto cuanto quisiera. Algo que suscribo. Porque una vida, incluso vivida con intensidad, no da para mucho. Pero, como somos limitados, tenemos que conformarnos.
Autor de 'La verdad de la farsa. 100 comentarios radiofónicos', Odón Alonso nos recuerda que la vida es en el fondo una farsa maravillosa, una obra de teatro sin guión, sin ensayos ni director, donde nos han soltado directamente a la representación. "La única verdad de la farsa es que al final se muere", apostilla. De ahí el título de su libro 'La verdad de la Farsa', que surge a partir de sus comentarios radiofónicos. Y que funciona muy bien como lectura.
"Es una manera diferente de contar la historia de una Ciudad. Son cien comentarios, de tres o cuatro minutos cada uno, sobre la vida de una pequeña ciudad que en algún momento de su historia pasada fue un Macondo leonés, donde se camina de lo local a lo universal. Las otras series, que todavía no están publicadas en libro, amplían esta visión y presentan algunos personajes y heterónimos que han calado en el oyente radiofónico y espero que también lo hagan en el público lector", precisa nuestro artista originario de La Bañeza, que lleva el arte en sus venas. Y además se dedica desde hace años a la gestión cultural en su ciudad, lo que le ha permitido estar en contacto, de un modo directo, con el arte.
"Los comentarios radiofónicos son todo un reto semana a semana en Onda Cero La Bañeza-Astorga. Me han permitido crear personajes y heterónimos que me están dando un juego enorme. Tanto 'El Limpia de la calle el Reloj' como ahora 'Verecundo Pessoa' me permiten esconderme detrás de ellos y contar las cosas desde otros puntos de vista. Me encantaría que estas series se convirtieran también en libros", apunta él, cuya labor como artista nada tiene que ver, a su juicio, con su faceta como gestor cultural, porque "como artista piensas en términos abstractos y como Gestor Cultural es todo lo contrario. Un buen Gestor necesita, además de imaginación e intuición, tener capacidad de diálogo con el personal político y tres herramientas para que todo acto o actividad salga bien: un proyecto, un calendario y un presupuesto. Saber con lo que cuentas. El artista trabaja de otra manera. Debe analizar el mundo exterior, tamizarlo por su mundo interior y ese análisis someterlo a sus conocimientos y aplicarlo a los soportes con las herramientas que ha decidido trabajar para convertirlo en obra de arte".
Su vocación por la escritura, "que es comunicación pero también una manera de fijar por escrito tu pensamiento creativo, tus vivencias, convertidos en poema, relato, ensayo, artículo, novela, guión...", surge siendo un adolescente como consecuencia, seguramente, de las muchas lecturas de aquella época. Para él escribir es una  forma de comunicar sus inquietudes artísticas a la gente que le rodea, de mostrar lo que uno ha aprendido.
Colabora desde muy joven en prensa, bien con ilustraciones o con artículos, donde siempre ha tratado de desplegar su creatividad, "en trabajos no sujetos a la inmediatez, en los que me gusta analizar y hacer crítica constructiva", matiza a la vez que rememora su infancia sentado en la camilla de la cocina, al calor del brasero, dibujando, que es una de sus grandes pasiones.  "Dibujar es algo maravilloso. Trazar en un plano una idea y llevarla a un proyecto".
Asimismo, siente devoción por la escultura, que es llevar el dibujo a las tres dimensiones. "La escultura ha surgido casi siempre del diseño, para carteles... Ahora los cánones clásicos se han perdido. Antes era barro, piedra o metal, ahora hay gran profusión de materiales y todo camina sin apenas reglas", se lamenta este pintor expresionista, que huye de la perfección, prefiriendo una pincelada suelta a algo más relamido.