Páginas vistas en total

jueves, 8 de noviembre de 2018

La fragua literaria leonesa: Francisco Álvarez Velasco


LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Álvarez Velasco: "Tengo terminada una novela coral de lo que llamo ruralismo mágico"

El poeta y narrador Francisco Álvarez Velasco, autor de 'Y, de pronto, un pájaro [666 aforismos y otros decires]' (Eolas, 2018), entre otros, está ahora con un libro de poemas. Y terminando de pulir la novela coral que publicará Eolas el próximo año.

Francisco Álvarez Velasco
Francisco Álvarez Velasco
Manuel Cuenya | 07/11/2018 - 12:03h.
"Al pie de la farola, vomitona de borracho y orines de perro; arriba, una lámpara triste; en el cielo, resplandeciente, la luna peregrina"
"La musa en ocasiones no pasa de ser una calientapoetas"
...
"¿Un aforismo es la cagarruta de una mente estreñida? ¿Qué es mejor: el estreñimiento o la diarrea verbal?"
...
"San Blas: -A las cigüeñas de los campanarios no las desahucia ni Dios"
...
"En la fauna poética hay que distinguir: a) troceadores de prosa b) versificadores, c) poetas"
...
"Hay poemas mediocres que, bien deconstruidos, muestran una prosa espléndida"
...
"Tómate tu tiempo. Es la primera condición para ser libre. Lo demás llegará por añadidura"
...
"La memoria de un solo minuto feliz puede alimentar la nostalgia de todo lo que te resta de vida"
...
"El poeta que no habla de la muerte poco sabe de la vida"
...
"Lo que más reconcome los entresijos del amo es que el siervo se sienta libre"
...
"Desconfía de quien lo primero que mira son tus zapatos y no a los ojos"
...
"Si el libro no te enseña a dudar, estás leyendo a un autor insolente y pagado de sí mismo"
(Francisco Álvarez Velasco, 'Y, de pronto, un pájaro [666 aforismos y otros decires]')
Apasionado de la narrativa breve, habida cuenta de los tiempos apresurados en que vivimos, donde todo es efímero, el poeta y narrador Francisco Álvarez Velasco acaba de publicar un brillante libro de aforismos titulado 'Y, de pronto, un pájaro [666 aforismos y otros decires]', que es el resultado, en su opinión, de una selección amplia de aforismos que fue publicando durante más de dos años en Facebook, "acompañada de dieciséis ilustraciones, entre ellas las de Alejandro Mieres, Cecilio Testón, Kíker, Fernando Díaz", nos aclara él, que muestra su satisfacción con el exquisito cuidado editorial que pusiera la editorial leonesa Eolas, cuyo responsable es el librero, editor y músico Héctor Escobar, quien viene haciendo, desde hace algunos años, una gran labor editorial. Y ha publicado a autores y autoras reseñables en el ámbito literario leonés.
Álvarez Velasco muestra su agradecimiento no sólo al editor Héctor Escobar sino al maquetador Alberto R. Torices, que es también narrador, a quien le hemos dedicado una fragua literaria en este mismo diario digital.
En el universo de los aforismos, cabe recordar al gran Karl Kraus, el periodista y escritor austríaco o austro-húngaro, que nos deleitara con libros como 'Contra los periodistas'. O bien el berciano Antonio Merayo, con su 'Tiempo escrito', y aun el abulense Mario Pérez Antolín, con su 'Oscura lucidez' o 'La más cruel de las certezas', entre otros autores. Ahora estamos a la espera de la presentación del libro de aforismos, 'A orillas del Bernesga', del autor sevillano-leonés Miguel Ángel Cercas.
Brillante se me antoja 'Y, de pronto, un pájaro',  en el sentido literal del término porque arroja luz sobre este mundo sombrío: "Enciende la luz si quieres ver tu sombra". Y lo hace con humor, con sentido filosófico y poético, por supuesto, con el marcado influjo del decir y sentir de César Vallejo, que es uno de sus poetas de cabecera. Y uno de los máximos responsables que le impulsaran a escribir de un modo creativo. No en vano, introduce esta obra con un poema del genial escritor peruano titulado 'Considerando en frío, imparcialmente'.
"Considerando en frío, imparcialmente,
que el hombre es triste, tose y, sin embargo,
se complace en su pecho colorado;
que lo único que hace es componerse
de días;
que es lóbrego mamífero y se peina..."
(César Vallejo)
Aparte del poeta César Vallejo, enterrado en el cementerio parisino de Montparnasse, Álvarez Velasco reconoce que fue en su pueblo natal de Cimanes del Tejar donde se aficionó a la literatura, en este caso a la literatura oral, especialmente al romancero viejo, que escuchaba en las veladas de invierno y también en los labios de su madre. De ahí surgió su vocación por la poesía. De la tradición oral. Y luego continuó su afición a la literatura en general en los estudios de Bachillerato, "que le concedían importancia y tiempo tanto a la Literatura Universal como a la española". Ya en la Universidad, "la lectura y relecturas de Machado, Lorca, Miguel Hernández, Blas de Otero y, sobre todo de César Vallejo me despertaron las ansias de escribir". Entre sus poetas preferidos también destaca a Fray Luis de León, Juan Ramón Jiménez y los simbolistas franceses. Y en narrativa a Cervantes y Juan Rulfo.
En todo caso, el hecho de haber sido profesor de Lengua y Literatura (en su última etapa como docente en el Real Instituto Jovellanos de Gijón),  le ha permitido estar siempre en contacto con las letras. Tanto es así que, aunque nacido en la provincia de León, se le considera un autor asturiano, puesto que ha desarrollado una gran parte de su carrera como escritor en Asturias, donde sigue residiendo.
A este respecto, nos recuerda que la relación entre Asturias y León, en el ámbito literario, es de excelente vecindad, "favorecida por el hecho de que hay numerosos escritores leoneses afincados en Asturias, y asturianos afincados en León. Se manifiesta esa relación en los contactos personales, presentaciones de libros, tertulias literarias...".

(Puedes seguir leyendo esta fragua en ileon.com: 
https://www.ileon.com/cultura/091323/alvarez-velasco-tengo-terminada-una-novela-coral-de-lo-que-llamo-ruralismo-magico)

martes, 6 de noviembre de 2018

Noche de lobos, por Daniel Higinio López Abella

El autor, que recientemente ha publicado ‘Las cicatrices de Sergio’, nos ofrece ahora este relato de lobos, en el que logra crear, gracias a una prosa descriptiva, sensorial, una
atmósfera inquietante, en la que los lectores también nos vemos inmersos

Manuel Cuenya


(Taller de composición de relatos de la Universidad de León).


Os dejo aquí este relato de nuestro alumno Daniel Higinio López Abella, del taller de escritura de León.
Enhorabuena Daniel por tu relato Noche de lobos

Mi agradecimiento a La Nueva Crónica (en especial a su director, David Rubio, por publicar esta serie de relatos a lo largo del verano). Este se ha publicado el 12 de agosto de este año.

Con este relato damos por finalizada la publicación de relatos de nuestro alumnado en La Nueva Crónica. Mi gratitud también a todos ellos, a todas ellas. Salud.


Me alegra haber contribuido, en cierta medida, para que Daniel Higinio López Abella publicara o diera el paso para publicar Las cicatrices de Sergio, aportándole sugerencias, algunas correcciones, aunque Daniel sea un diestro narrador, que ya tiene al menos tres obras publicadas. 
Creo honestamente que su hasta ahora última novela, que presentáramos en la librería Artemis de León a comienzos de abril, ha quedado muy bien. https://www.lanuevacronica.com/daniel-higinio-lopez-abella-la-vida-de-un-emigrante-da-para-muchas-novelas 
Estas palabras le dediqué en la contraportada de su libro:


Daniel H. López Abella. Foto: La Nueva Crónica
El narrador y trotamundos Daniel Higinio López Abella, cuya vida es una genuina novela, nos ofrece esta obra, Las cicatrices de Sergio, impregnada de belleza y emoción, en la que nos hace viajar a través del tiempo. No en vano, el autor de este volumen, aderezado asimismo con erotismo, se siente como el último eslabón de una generación que viviera en los Ancares leoneses, de donde es originario, una especie de Edad Media en la segunda mitad del siglo XX.
Y ahora recupera esa memoria, los paisajes afectivos de su infancia y de su juventud, de su despertar a la vida en Avilés, esos años de idealismos, proyectos, sueños, amores... Y también el viaje de su protagonista a América, que nos invita a soñar incluso despiertos.

domingo, 4 de noviembre de 2018

Obsesión, por Ana Llamazares

Con la inspiración de El Horla, de Maupassant y aun con el influjo de ‘La lluvia amarilla’, del leonés Julio Llamazares, construye este relato, a modo de diario y desde el punto de vista de un pintor, que siente como, con el transcurso del tiempo, aislado en la montaña leonesa, comienza a trastornarse. La autora logra una extraordinaria progresión narrativa que nos lleva hacia un desenlace fatídico

Manuel Cuenya


(Taller de composición de relatos de la Universidad de León)


Os dejo aquí este relato de nuestra alumna Ana Llamazares, del taller de escritura de León.
Enhorabuena Ana por tu relato Obsesión
Mi agradecimiento a La Nueva Crónica (en especial a su director, David Rubio, por publicar esta serie de relatos a lo largo del verano). Este se ha publicado el 15 de julio de este año.

Ya queda poco para publicar todos los relatos aparecidos en La Nueva Crónica. Mi gratitud también a mi alumnado. Salud.