Páginas vistas en total

martes, 19 de junio de 2018

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA: Eduardo Fra Molinero

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Eduardo Fra Molinero: "Las historias llenas de peripecias humanas son las que me gustan"

El novelista y dramaturgo Eduardo Fra Molinero, autor de 'El merendero de la señora Oliva' y la reciente 'De Carbón y nieve', entre otras obras, está en estos momentos rematando una novela titulada 'La caverna de Platón', que trata sobre un viaje de dos jóvenes de 20 años por Francia, Italia, España en el año de 1966.

Valentín Carrera (i) y Eduardo Fra Molinero (d).
Eduardo Fra Molinero (dcha) con Valentín Carrera (izda) en La Obrera de Ponferrada
Manuel Cuenya | 19/06/2018 - 13:01h.
Berciano de Galicia o gallego del Bierzo, así podríamos calificar a Eduardo Fra Molinero, autor de la reciente novela 'De carbón y nieve', un título, como él mismo indica, influido por el latín, con esa preposición inicial 'de', que podríamos traducir por 'acerca de', evocándonos, por ejemplo, 'de rerum natura'.
El propio Fra cree que el título fue un acierto porque simboliza muchas cosas. "Es la aventura de una mujer que, digamos, acaba por tener éxito. Es la lucha por la vida. La protagonista primero emigra de la montaña a Ponferrada, después emigra a Francia como cientos y cientos de mujeres del Bierzo. Es una novela berciana hasta por la emigración. Es el Bierzo y la Cuenca minera de los años 50, 60 y hasta 70", afirma este Licenciado en Geografía e Historia, que impartiera clases como tutor en la Uned.
Una novela ambientada en una época durísima, en una 'Ciudad del Dólar' grisácea, en el que aparecen, entre otros, escenarios como Las Huertas del Sacramento o el casino La Tertulia, cuyo personaje principal es una mujer berciana de origen humilde (Purificación o Puri Silva), que sufre todo un drama hasta que logra emigrar a París, donde también conoce, aparte de los sinsabores de la vida,  el amor, conservando en todo momento su pureza, "como una virgen de carbón y nieve inmolada en los altares de la hipocresía", según Valentín Carrera, el editor de esta obra.
"Que la novela está llena de nombres reales. Pues sí. Y eso es como echarle pimentón al pulpo. Los nombres reales me ayudan a escribir. Así no me despisto de los personajes ni de las situaciones que les pasaron de verdad a los personajes. Pero después para publicar tengo que cambiar muchos nombres, por todo eso de la privacidad. Pero mantengo también algunos otros porque son ejemplares y se lo merecen o porque son demasiado plásticos", apostilla este narrador ponferradino, que confió en Valentín Carrera (a quien casi no conocía) como editor.
Cuenta que ha sido una suerte dar con Carrera. Un encuentro feliz. Que ambos son bercianos en la diáspora. "Lo que pasa es que yo a su lado soy un tanto 'agé' y bastante más feo. Con el tiempo voy dándome cuenta de la dimensión importante de todo lo que hace Valentín. Su sentido de defensa de la naturaleza es algo para mí definitivo. En el Bierzo se han cometido muchas brutalidades contaminantes. Y se sigue con la misma inercia. Una desgracia que ya estamos pagando caro", continúa con ingeniosidad Fra, quien reconoce lo mucho que le ha ayudado su editor, aparte de con el título y algunas cosas más, "en la corrección de muchas frases de mala prosodia, descuidadas. Palabras que sobraban...", pues Carrera hizo, en su opinión, un arreglo de buen podador de viñas.
"Qué sería de nuestras viñas sin los podadores. Me di cuenta que como periodista está acostumbrado  a precisar y no irse por las ramas. Ramas que pueden 'esgazar' y romperte la crisma. Nos entendimos bien. Y además tiene gusto en los diseños. Sabe buscar colaboradores del diseño", precisa este creador, que, con humor, dice que su nueva novela luce en el  escaparate de una librería de Ferrol al lado de 'The lord of Bembibre' (también editado por Carrera)  y las tragedias de Shakespeare, nada menos.
"Cada sociedad tiene un libro o varios que la representan, como tiene edificios con su estilo. Para visualizar en el aula la época, un personaje literario es muy útil."

La Historia a través de la Literatura

"Yo tengo la ilusión de que haya transferencia de vibraciones", expone este profesor de Historia de Arte, cuyo método de enseñanza consistía en explicar una sociedad, una época a través de textos históricos cual si fueran historias literarias.
"Cada sociedad tiene un libro o varios que la representan, como tiene edificios con su estilo.  Para visualizar en el aula la época, un personaje literario es muy útil. Contar las peripecias literarias es muy práctico. Y esas peripecias explican mejor la época que las fechas y los hechos desnudos.  Igual que las anécdotas cotidianas de los personajes históricos. Hay que humanizar con nombres y apellidos la historia. Por ejemplo: para explicar la democracia ateniense nada mejor que contar la peripecia de Lisístrata. Y si los alumnos se animan y la escenifican mejor que mejor", matiza este dramaturgo, que, a partir de los arreglos que hiciera de Lisístrata para su alumnado de Bachillerato, comenzó a  escribir obras de teatro. "Irmandiñas. O parto de Calandrino. Venus na lareira. A batalla de Brión. O converso de Ribadavia. Teatro Settaro presenta Ópera Bufa. Fueron obras un poco de compromiso. Obras que se representaron en festivales de teatro popular. En las fiestas históricas. Lo de las fiestas históricas es todo un fenómeno cultural que merece ser analizado por los antropólogos", especifica.
También ha escrito obras de teatro como 'Gurméndez en un café de Delft', 'Una historia de Guerra' y 'El sainete del Diputado', que reflexionan sobre momentos de nuestra historia contemporánea, en las que el humor es el recurso más importante. "Hay que escapar siempre de dar la lección de historia. Los hechos históricos no tienen que molestar, ni abrumar..., están ahí, como de pasada, "de vagar" decimos en 'galego',  explicando matices  de los comportamientos humanos. Pero sin ser cargantes o demasiado explícitos", insiste Fra en su afán por querer explicar la historia a través de la literatura, del teatro.

viernes, 15 de junio de 2018

Fermín López Costero, siempre en nuestra memoria afectiva.

Hoy no podré asistir físicamente al homenaje que se le rinde a Fermín López Costero en el Monasterio de Carracedo, tan querido por él, al que le dedica 'Memorial de las piedras'. Pero lo llevo y lo llevaré siempre en mi corazón, porque lo consideraba un gran amigo. Amigo y hermano en la literatura, me dedicó él en su libro 'La fatalidad', que llegara a reseñar en La Nueva Crónica: http://cuenya.blogspot.com/2014/06/la-fatalidad.html
Pena me da también que no hayan contado con uno, habida cuenta de la relación de amistad que tenía con Fermín, para un libro titulado 'El fabulador...'. 

I Encuentro Literario en Noceda del Bierzo, el útero de Gistredo
(Fermín en el centro, en la segunda fila)

La verdad, la idea de dedicarle un libro partió de uno (a lo mejor también de otros, no sé, las ideas flotan en el aire). Incluso llegué a proponérselo el 20 de febrero del año en curso a Juan Carlos MestreNicanor García OrdizMar Palacio BangoIsabel Bailez Vidal... Pero parece que alguien se adelantó, lo cual me parece estupendo, que salga adelante este libro, porque Fermín merece esto y mucho más. 
Fermín en el Hayedo de Busmayor

No obstante, yo le haré un homenaje en el próximo número de la Curuja, que ya está en imprenta, y también le dedicaré, a través del Colectivo Cultural La Iguiada de Noceda, el Noveno Encuentro literario que haré el 10 de agosto en la Casa de la cultura del útero de Gistredo.
Fermín también estuvo en este Encuentro y fue colaborador de la revista La Curuja. 
Siempre en el recuerdo, el nuestra memoria afectiva. 

jueves, 14 de junio de 2018

La pasión en tiempos convulsos

Hoy mismo estrenamos La pasión en tiempos convulsos. Una obra de teatro que he tenido el gusto de preparar a lo largo de este curso con mi alumnado de la Universidad de la Experiencia en el Campus de Ponferrada. Como ya viene siendo habitual en estos últimos tiempos, desde hace años. 
Recuerdo con cariño cuando, en el 2010, nos seleccionaron para asistir a un Festival de Teatro Nacional para Mayores en la Universidad de Alicante. Entonces, nos fuimos con El velorio, una re-escritura y adaptación valle-inclanesca. Y es que Valle, el gran escritor galego, gachupín en tierras mexicas, es un genio de la dramaturgia, al que tengo siempre presente. Tanto es así que el pasado curso montamos, también con el grupo de teatro de la Experiencia, una adaptación y re-escritura en clave moderna de Luces de bohemia, a sabiendas de que esta obra, concebida por Valle, es de rabiosa actualidad aún hoy. 
Elenco actoral de La pasión en tiempos convulsos

También recuerdo con afecto otras obras, de creación propia, como El desahucio o bien Una familia desequilibrada (cuyo embrión teatral fuera asimismo Una familia berciana, que también llegamos a representar hace muchos años). 

Incluso me atrevería a reseñar otras piezas como Pilarín y sus seres queridos (basada en Maribel y su extraña familia, de Mihura) o Un bohemio en apuros (inspirada en Tres sombreros de copa, también de Mihura). 
Rememorando, alguna más hemos llegado a representar como El doctor chalado, La clase chiflada, El sueño de un seductor o Parados en el olvido (todas ellas de creación propia). 
La pasión en tiempos convulsos, cuyo título podría evocarnos El amor en tiempos del cólera, la novela del Nobel Gabo, toma su inspiración y su base en una conocida obra, aunque en este  caso esté ambientada en el tiempo presente, con el nacionalismo catalán como telón de fondo o hilo conductor de la misma (de lo que nos enteramos a través de una presentadora de televisión, aparte de las conversaciones que mantienen los diferentes personajes). 
El nacionalismo catalán versus España a través de dos personajes emblemáticos: Alma, que encarna el independentismo catalán y el deseo de una República para su nación, y Lusín o Luisito, que aboga por una España unida. 
Luisín o Luisito es un rapaz universitario al que le gusta la literatura, el cine (en concreto las pelis eróticas y amorosas) y sobre todo las chicas.
Alma, su compañera de universidad, es una chavala fuerte, aguerrida, defensora a ultranza de la cultura y la lengua catalanas, que tiene una abuela italiana, la nonna Marcela, que es todo un puntazo, la cual decide, ya mayor, separarse de su marido porque no lo aguanta, y además cree en la libertad, la modernidad... 
Alma también tiene una prima, la Charito (dulce y tierna), de la que Lusín acabará enamorado. Bueno, en realidad, a Lusín le gustan todas las chicas, incluso la asistenta (María, de origen leonés, a quien persigue con pasión intensa) que tiene en su casa, la casa de sus padres, quienes no ven con buenos ojos que su hijo se enrede con la criada. Y acabarán, aunque eso sea una injusticia, por echarla a la calle. 
En tiempos convulsos, de crisis, desahucios... corrupción política (en la que los políticos tragan de lo lindo) la familia de Lusín se permite el lujo de tener una asistenta frente a su vecina, Antonia, que no logra llegar a fin de mes porque tiene que alimentar a sus hijos (Julito, un huevón, y Pepita, una macarrilla y machorrilla) con el consiguiente miedo a que la desahucien de su pisito por no poder pagar las facturas, la hipoteca... pidiendo socorro económico a la familia de Lusín.
El padre de Luisín es un tipo aplomado, socarrón, un pelín autoritario, españolista, y su madre es algo ingenua y conservadora. Lusín también tiene una hermana, Lolita, arremangada y socarrona (como su padre), que estudia Arte Dramático, a la que pretende Julito, el vecino, aunque ella no le hace ningún caso y se carcajea de él. 
Lolita aspira a ser una actriz de cine y de teatro. Y en el transcurso de su formación como actriz acabará quedándose preñada de un cómico, con el consiguiente disgusto para su madre, que no ve bien que se haya quedado embarazada y encima quiera abortar. 
Una obra, tratada como una comedia, con ligeros toques de erotismo, que espero guste al público asistente. O al menos que este público pase un buen rato. Y de dicho sea de corrido que le invite a reflexionar acerca del país de paisitos en el que vivimos. 
https://www.lanuevacronica.com/los-alumnos-de-la-experiencia-suben-a-escena-una-obra-de-manuel-cuenya
http://www.diariodeleon.es/noticias/bierzo/teatro-alumnos-universidad-experiencia_1256345.html
http://www.ileon.com/cultura/086844/la-sala-rio-selmo-de-ponferrada-acoge-la-representacion-de-la-pasion-en-tiempos-convulsos
https://www.ponferradahoy.com/los-alumnos-de-la-universidad-de-la-experiencia-escenifican-la-pasion-en-tiempos-convulsos/