Páginas vistas en total

domingo, 23 de junio de 2019

Terceras personas, de Fermín R. Trabado

El viernes 21 de  junio, a las 19 horas, presentamos Terceras personas, la ópera prima del profesor, narrador y dramaturgo Fermín R. Trabado en el museo de la radio de Ponferrada. 
Museo que se ha convertido en la casa de uno. 
En realidad, ya es nuestra casa, la casa de todos.
Hemos estado allí para arropar el acto en compañía del propio autor, por supuesto, y de la periodista, profesora y narradora Noemí Sabugal, a la que he podido entrevistar en más de una ocasión, la más reciente con motivo de su último libro hasta ahora, Una chica sin suerte, dedicado a Big Mamahttps://www.ileon.com/cultura/084661/noemi-sabugal-el-periodismo-es-una-buena-escuela-de-escritura-porque-obliga-a-la-concision-comprobacion-de-datos-y-cierta-limpieza-estilistica
Lo primero que salta a la vista, después de la lectura de Terceras personas, es que su creador es un amante del micorrelato, un género en sí mismo, con su economía narrativa, su precisión verbal, pero también con su intertextualidad, su humor y parodia, sus elipsis, su final sorpresivo, entre algunas otras características.
Y Fermín R. Trabado es un heredero directo de nuestro entrañable amigo Fermín López Costero (tristemente fallecido, demasiado joven, aunque a buen seguro nos estará sonriendo desde la otra orilla al tiempo que nos hace gestos narrativos con la precisión de un orfebre del lenguaje). 
Heredero (también Noemí Sabugal mencionó este término en la presentación) de su tocayo Fermín. Y a su vez de la retranca galaico-berciana de un grande del cuento, oral y escrito, como lo fuera el genial Antonio Pereira, que hablaba como escribía. Con agilidad mental y excelente retranquina. 
Sólo hay que leer Turrón del duro, de Fermín R. Trabado: 
"-Hala, coméi, coméi, que luego se pone duro!". 
Coméi y bebéi, rapaces, se decía con frecuencia en mi pueblo del útero. ¿Coméi con tilde o sin tilde, Fermín? ¿En galego o en asturllionés? 
Turrón del duro cual si estuviéramos leyendo por ejemplo Las peras de Dios, de Pereira. 

En su libro de micorrelatos, Terceras personas (en referencia asimismo a que los cuentos están escritos en tercera persona), el profesor y dramaturgo Fermín nos ofrece 99 historias en las que hay referencias a múltiples escritores (se nota que es profe de Lengua y Literatura, en el Instituto Álvaro Yañez de Bembibre, "que se ha chutado literatura en vena", señala el prologuista del libro, Miguel Varela) y cuentos clásicos, como el de Caperucita, al que él le ha dado una vuelta de tuerca. Un giro sorprendente. Algo que se me antoja un buen ejercicio de estilo. Y me hace recordar, cómo no, los ejercicios de estilo del polifacético Queneau, que es un auténtico manual de escritura creativa. Cómo escribir un único relato de 99 formas diferentes: en estilo macarra, pasota, paleto, subjetivo, olfativo, táctil... 
Y por supuesto Fermín hace referencia a algunos de los grandes microrrelatistas y fabulistas contemporáneos como el leonés Aparicio con su micro-micro "Luis XIV. Yo.", que introduce su cuento 'Microcuántica', en el que nos muestra algunas de las características de un microrrelato como la condensación narrativa o la elipsis. O bien referencias explícitas al guatemalteco-mexicano Monterroso, conocido por su dinosaurio: "Cuando se despertó, el dinosaurio todavía estaba allí". Cuento que, hasta hace algún tiempo, fuera el más breve de la historia de la literatura, ahora superado por el de Aparicio, o incluso por uno que se le ocurriera al radiofonista Fermín R. Trabado titulado 'Amnesia', seguido de un folio en blanco, a partir de otro titulo: 'Fantasma', seguido también de un folio en blanco. Algo que en verdad resulta ingenioso. Y entronca por vía directa con el arte posmoderno. 

Cabe recordar (lo escribo en mi reciente Del agua y del tiempo') que el micro del dinosaurio de Tito Monterroso es una clara intertextualidad (incluso un plagio creativo, que también) del inicio cautivador de La metamorfosis de Kafka: "Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto".

Si es que la literatura está amasada con las harinas que otros hábiles panaderos han moldeado, amasado con sus manos. 
Un excelente ejemplo de intertextualidad (o mejor dicho metaliteratura) es su microrrelato 'Los inicios', donde hace referencias explícitas al Quijote, al Gabo de Crónica de una muerte anunciada, la Vetusta o Regenta de Clarín,  La metamorfosis de Kafka y el dinosaurio de Monterroso. 

Fermín R. Trabado, del que su prologuista Miguel Varela dijera que en su libro hay crónicas ficcionadas y ciencia ficción distópica (está presente también el gran Cunqueiro, sus crónicas del Sochantre y otras, Cunqueiro junto con Torrente y Valle Inclán como inventores claros del realismo mágico, lo tengo escrito y publicado desde hace tiempo) nos ofrece también micros como 'Efectos colaterales', en el que no lograremos zafarnos, como seres humanos, de la esclavitud, ni siquiera en el 2045. 

Orwell y Huxley, por ejemplo, fueron unos visionarios acerca del mundo que estamos viviendo. Y del que vendrá a buen seguro. Si es que no estalla antes por los aires. 

Enhorabuena a Fermín por esta criatura, que escribiera a partir de un congreso del cuento al que asistiera en Villafranca del Bierzo en 2017. 
Monasterio de Vega de Espinareda

Por cierto, Villafranca y la puerta del Perdón también figuran en alguno de sus micros, acaso como reclamo para nuestra singular comarca, por parte de este berciano de Sésamo (ábrete, Sésamo, que cuenta con unas magníficas pinturas rupestres). Y residente en su juventud en Vega de Espinareda, lugar emblemático por su monasterio, donde estudiara el escritor villafranquino Gil y Carrasco. Y por su colegio diocesano, al que fueran a parar muchos rapaces (algunos amigos) en otros tiempos. Escenario incluso de Entre ánimas en pena (relato incluido en mi Trasmundo).
Lo dicho, reitero mi felicitación. Y a por (como se dice en el fútbol) el siguiente libro, que tú ya has anunciado que podría ser Primeras personas, o al menos, que todo el volumen estuviera escrito en primera persona, lo que le daría sin duda otra dimensión. 
https://www.lanuevacronica.com/historias-cortas-de-terceras-personas

Palabras y belleza, por Ruy Vega



Querido amigo Ruy Vega, logras emocionarme con tu carta en La Nueva Crónica de hoy domingo 23 de junio acerca de mi libro 'Del agua y del tiempo', que ya es tuyo, porque así lo siento. 
https://www.lanuevacronica.com/el-escritor-construido-con-palabras-y-belleza (Os invito a leer esta bellísima y emocionante carta).

Agradezco infinito tus palabras, la belleza de tu texto, que también son palabras dirigidas a tu padre, ese padre que nos une y nos ayuda a mantenernos en pie, firmes (la vida firmeza aunque existan adversidades), porque a tu padre le hubiera gustado leerte/leerme, lo mismo que a mi padre le hubiera entusiasmado leernos. Se sentiría la mar de ancho. "Pero qué chulo", diría él a buen seguro. "Y qué orgulloso me siento". Y aunque no estén ya físicamente con nosotros, ni tu padre ni el mío, nos siguen alumbrando con su farol, con su espíritu grande. Y velan por nosotros. Eso seguro. Al menos, así lo siento. 

Querido amigo Ruy Vega, lo que has escrito lo guardaré como un gran tesoro, que lo es, y lo leeré cada vez que me sienta triste, en bajo estado anímico. Y recordaré que un día, un día que Dios (o sea, tu padre y mi padre, que eran dioses humanos) estuvo sano y alegre, tu escribiste esto con tanto afecto, con tanta belleza, que inevitablemente acaba emocionando, con la emoción de la bondad que se percibe en tu escrito, hecho con una exquisita sensibilidad y entrega. 
Te lo agradeceré siempre. 

Hoy me siento feliz y agradecido. Y emocionado. Por ese afecto y amistad que se muestra en tu carta a ninguna parte en La Nueva Crónica, en realidad una carta que ha llegado al útero de Gistredo para quedarse para siempre. 
Con todo mi cariño y amistad, recibe un abrazo entrañable.
Y otro abrazo afectuoso para nuestra amiga periodista Mar Iglesias, que también nos brinda su cariño.  

La fragua literaria leonnesa: Sara Velasco

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Sara Velasco: "Llevo el polvo de carbón tatuado en mi subsuelo celular"

La médico, psicoanalista, novelista y ensayista Sara Velasco, autora de 'Carbón', cuenta ya con tres manuscritos terminados, a la espera de publicarlos. Y está también acabando otra novela.

Sara Velasco
Manuel Cuenya | 20/06/2019 - 18:55h.

"1971
Tengo la certeza de que no somos pompas de jabón. El motivo de vivir no puede ser pasarlo bien. Ha de ser dejar huella.
Mi madre se ha quedado muy delgada, viste de negro por completo. Tampoco habla apenas, pero una tarde le cuento mis sospechas de que la contaminación de la Térmica –la carbonilla de la combustión del carbón y las ondas electromagnéticas del parque de transformación- haya tenido que ver con nuestras muertes. Mi madre parece haberlo pensado también y, tras un prolongado silencio mirando hacia el suelo, creo que revisa su vida pasada, dice:
-Fuimos muy felices allí, en la Térmica, pero a ellos dos les costó la vida".
(Sara Velasco, 'Carbón')
Autora de 'Carbón' (Papeles Mínimos, 2018), entre otros libros, Sara Velasco es "médica desde hace 42 años. Eso no se cura nunca. Y psicoanalista desde hace 24 años. Tampoco se cura nunca", afirma ella.
'Carbón' es en esencia una autobiografía novelada, o una novela autografiada, contada en primera persona, en presente, con un lenguaje sencillo y certero, invitándonos a reflexionar acerca de la vida, del despertar a la vida, con el rostro infame de la crueldad, en el contexto del desarrollismo franquista de los años 60 y comienzos de los 70. Con una Ponferrada grisácea y contaminada. "La vida camina de puntillas sobre un campo minado". Esta es una de las citas con las que introduce su libro.
Recordemos lo que dijera el gran escritor Julio Llamazares al inicio de sus 'Escenas de cine mudo', donde aborda el tema de la minería en Olleros de Sabero, "toda novela es autobiográfica y toda autobiografía es ficción".
Cuenta Sara Velasco que lloró mucho al escribir 'Carbón', porque sin duda le ha removido tantas y tantas vivencias de su etapa infantil. Con la muerte de su hermana y su padre a resultas de un mismo cáncer, a buen seguro relacionado con la contaminación que produjera la central térmica. "No lo releo porque lloro más... Críticos que no conozco han dicho cosas muy hermosas sobre 'Carbón', además de que levanta cierta polémica", señala. "Sigo estando comprometida con el fin del carbón y de que los oligopolios sigan envenenando el aire con el consentimiento de todos", añade.
Se trata, en palabras del escritor y periodista Valentín Carrera, de un libro "demoledor y conmovedor, escrito en prosa tersa, límpida, bellísima, sin artificios". Que ha despertado el interés y la atención en personas como Tatiana Nuño, responsable de cambio climático y energía de Greenpeace, que le llevó a realizar el documental 'El lado oscuro del Carbón', en el que participa Sara Velasco.
"Fue muy importante para mí ver las reacciones más bien intensas que provocaba lo que decía cuando fui con Greenpeace a presentar el documental a los territorios mineros. Estuve en León y en Zaragoza. Causa efectos, sí", apunta Sara, que se siente satisfecha con la edición que ha hecho Imanol Bértolo a través de la editorial Papeles Mínimos.
"Es un diseño dramático, tan bueno, original, con sobrecubierta... me gusta mucho. Ha interpretado el libro de una forma tan bonita...", matiza Sara, quien se define como 'termicana' porque nació al pie de la central térmica de carbón, Compostilla I, en Ponferrada. "Llevo el polvo de carbón tatuado en mi subsuelo celular. Desde pequeñas, mi hermana y yo decíamos que éramos termicanas. Ser termicana es el hilo de unión con mi padre y con mi hermana".
En realidad, Sara Velasco es ponferradina aunque también medio gallega y medio manchega. "Me da la sensación de tener sangre celta y árabe mezclada. Siempre me ha parecido que así no era tan corriente".
Se fue de la térmica y de Ponferrada siendo muy chiquita, lo que le ha predispuesto a marcharse de cualquier sitio donde estuviera viviendo. "Yo no soy de aquí", es algo que le sigue rondando.  Pues en la actualidad vive en la sierra de Madrid (desde hace un año y unos meses). Pero pronto se irá a vivir a otro sitio. "No lo hago a propósito. Sale así. Irme de un sitio a otro".
"Lo que pretendo del que me lee, me tiene que pasar a mí cuando escribo. Por ejemplo, si estoy escribiendo algo y me aburro, eso lo elimino. Si me aburro yo, más se aburrirá el lector, incluso la lectora"
Recientemente, regresó a Ponferrada para presentar su libro 'Carbón', después de tantos años, y se dio cuenta de que El Bierzo es una tierra distinta al resto. Que le gustaría volver a vivir en la comarca berciana. "Es el único sitio de donde sí soy. Pero casi seguro que no podré volver. Mi vida de allí, ya no está. Sólo está en mis libros. Mi Ponferrada ya está sólo en mis libros. Yo padezco lo que Valentín Carrera ha llamado 'mal de ausencias'. Ha sido siempre doloroso pensar en El Bierzo, por las cosas de la vida, lo cual me ha mantenido a cierta distancia. Soy una ausente forzosa", aclara esta 'médica de las letras', que usa las palabras no sólo con fines narrativos sino como instrumento terapéutico.
(Puedes seguir leyendo esta fragua en ileon.com: 
https://www.ileon.com/cultura/098830/sara-velasco-llevo-el-polvo-de-carbon-tatuado-en-mi-subsuelo-celular)

miércoles, 19 de junio de 2019

La lírica de la vida y la muerte

Mi agradecimiento a Joaquín Revuelta, redactor de Cultura de La Nueva Crónica, por esta hermosa reseña de mi reciente obra Del agua y del tiempo https://www.lanuevacronica.com/la-lirica-de-la-vida-y-la-muerte, que me está dando realmente muchas satisfacciones. Y que hoy mismo, miércoles 19 de junio, a punto de estrenar el verano, un verano que también espero lírico (con mi próximo viaje a la Italia del norte), presentaré (presentaremos, porque me arroparán magníficos profesionales y estupendas personas) en la sala Región del ILC, donde también presentara hace ya tiempo, ante un público numeroso y entregado, mis Mapas afectivos.  
Con Ruy Vega en el museo de la radio de Ponferrada


Lírica de la vida y la muerte o Lírica del Eros y el Tánatos también hubiera sido un buen título para este libro, que cuenta asimismo (no me cansaré de decirlo) del respaldo de La Nueva Crónica (en especial de su director David Rubio, que hoy estará en la presentación en León, y con quien coincidiera la pasada Navidad en la ciudad de Marrakech, por la que siento mucho afecto. Y también de la redactora, la periodista Mar Iglesias). 
Y por supuesto de la filóloga y amiga, amiga entrañable, Álida Ares, quien me ha invitado a su morada en Italia para que conozca el Trentino. Y vea los escenarios de los que habla el gran escritor italiano Mauro Corona en Fantasmas de piedra. Que la propia Álida tradujo al castellano. Una obra muy linda. Qué gran labor la tuya, querida Álida. 

También mi agradecimiento a la amiga y poeta Marga Merino por las palabras entrañables que me obsequia en la contraportada del libro.
Marga vive desde hace años en USA, pero mantengo habitualmente trato con ella vía whatsApp y por correo electrónico. Incluso me avisó de que el periodista Eduardo Aguirre me citaba en su reciente columna de Diario de León titulada Dos libros y una propinahttps://www.diariodeleon.es/noticias/opinion/dos-libros-propina_1343377.html  (Mi gratitud también para ti, amigo Eduardo). 
Público asistente a la presentación en Ponferrada
A Marga Merino la conocí a finales de los 90 en Bembibre con motivo de un premio que uno recibiera siendo ella miembro del jurado del certamen literario del Botillo.  
Hoy mismo Marga, que compuso un bellísimo poema a raíz de mis Mapas afectivos (del cual daré cuenta en próximos días) me enviaba buenas vibras para la presentación de hoy. 
Con Ruy Vega y Mari Cruz G. Rodera en museo de la radio

No quiero olvidarme del escritor Ruy Vega, quien me presentara recientemente en el museo de la radio de Ponferrada, Mari Cruz García Rodera (fundadora de la Risoterapia en España), que nos echó un capote también en la presentación. 
Y agradecer a la poeta y narradora y compositora Marta Muñiz (que sé que hará una análisis brillante del libro) en compañía de la actriz mexicana Ángeles Rodríoguez, que declamará algún fragmento o algún texto o poema. 
Y a Roberto Soto, el responsable de bibliotecas de la Diputación, por su generosidad. Y estar siempre ahí. 
Os dejo este enlace publicado hoy mismo en la Nueva Crónica, escrito por el periodista Joaquín Revuelta.
Y también os dejo este enlace de Diario de León (periódico en el que tantas colaboraciones hiciera, incluida la publicación de La fragua de Furil, qué tiempos aquellos, en la que se recogen algunas columnas o textos significativos de mi etapa como colaborador del mismo).  

Gracias también a Diario de León por reseñarme. https://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/cuenya-presenta-ilc-libro-del-agua-tiempo_1343491.html
Al día siguiente, jueves 20 de junio, la pintora Cristina Masa Solís inaugura expo en el Palacio Don Gutierre de León. A las 20 horas. Y uno se siente feliz por haber participado con sus textos. Palabras para bellas y sugerentes imágenes. 
Les espero a todos y a todas, tanto en uno como en otro eventos, hoy en el Instituto Leonés de Cultura de la ciudad de León. A las ocho de la tarde (20 horas). Mientras tanto procuren ser felices. 
Salud. 

lunes, 17 de junio de 2019

Del agua y del tiempo en León

El próximo miércoles 19 de junio presentaremos en la Sala Región del Instituto Leonés de Cultura el libro Del agua y del tiempo. Que me está procurando bellas emociones porque sus lectores y lectoras me están haciendo llegar las suyas. Sus impresiones y vibraciones. 
Con Laura Sánchez en Onda Bierzo

Recientemente, una lectora de Salamanca, María Bernal, me dice que se lo ha leído de un tirón (se lee fácil, creo, y rápido), que le ha gustado mucho porque hay muchas cosas sensibles y hondas. 
Gracias, María. Un honor para mí, tú que eres gran lectora. Y además tu hija, Paula Andrea, es poeta (apadrinada por los grandes escritores Julio Llamazares y Antonio Colinas). 
Te agradezco mucho tu hospitalidad. Inolvidable la velada con Julio Llamazares y demás personas (entre ellas, tu marido Ramón y Gus) en tu casa a finales del pasado año. 

El propio escritor Ruy Vega, en la reciente presentación que hiciéramos en el Museo de la Radio de Ponferrada, dijo que es un "libro cojonudo". Entendamos "cojonudo" por bueno. En todo caso, Ruy Vega es amigo. Y un chico muy agradecido. 
Por su parte, la poeta y narradora Marta Muñiz, que me acompañará en la mesa de presentación el próximo miércoles 19, dice que es un canto poético a mis raíces y a la vida. 
Marta también es amiga, con lo cual, qué va a decir, ¿verdad? Bueno, a uno le hace ilusión que a la gente le guste Del agua y del tiempohttps://www.lanuevacronica.com/cuenya-bautiza-al-lado-de-lnc-del-agua-y-del-tiempo

En todo caso, este librín me está dando grandes satisfacciones. Y espero que continúe en racha. https://www.leoncultural.com/evento/del-agua-y-del-tiempo-de-manuel-cuenya-presentacion-en-la-sala-region-del-instituto-leones-de-cultura/

Incluso una alumna de la Universidad de la Experiencia se deshizo en elogios hacia el libro. En realidad, varios alumnos y alumnas (Fernando, a ti también te gustó mucho, me consta. Imposible mencionar a todo el mundo, porque siempre me olvidaría de alguien). 
Con Arturo Martínez en 8magazineLeón

Al parecer, también ha gustado entre mi alumnado de escritura creativa, tanto de León como de Ponferrada. 

Vaya manera de darme autobombo, como si no tuviera abuela, que no tengo, pues Felisa y Simona murieron hace años. Y ni siquiera las traté. A Felisa ni la conocí. Vivía en la Ciudad Condal. https://www.diariodeleon.es/noticias/bierzo/manuel-cuenya-presenta-nuevo-libro-del-agua-y-tiempo_1340696.html

Hoy me siento con la moral elevada, con la autoestima por las nubes. Qué no todo va a ser muerte. Aunque Del agua y del tiempo también contenga buenas dosis de muerte. Qué "naide" se asuste. 
Con María de Miguel en 8MagazineBierzo

Además, varios medios se han hecho eco (eco, eco...) del mismo, entre ellos (espero no olvidarme tampoco de ninguno, que al menos tenga registrado en la memoria), el Diario de León (donde tantas colaboraciones hiciera otrora, hasta dos columnas semanales llegué a publicar en el mismo, aparte de reportajes, entrevistas...), El Buscador (otro periódico en el que hiciera montones de reportajes), Tamtampress de mi estimada Elo Otero: https://tamtampress.es/2019/06/03/del-agua-y-el-tiempo-el-nuevo-libro-de-manuel-cuenya-se-presenta-en-ponferrada-y-leon/La Nueva Crónica (que es como la casa de uno, o la casa del ser). Gracias sobre todo a David Rubio y a Mar Iglesias por vuestro apoyo y la difusión que le estáis dando al libro. El periodista y escritor David Rubio, además de Director de La Nueva Crónica, también me acompañará en la presentación en León.


Otros diarios que han hecho mención a Del agua y del tiempo son el Bierzo Digitalileon.com (que es en verdad la casa o la fragua donde se forjan cada semana las palabras que tejen los escritores/as de la provincia leonesa).
https://www.ileon.com/cultura/098225/manuel-cuenya-presenta-su-nuevo-libro-del-agua-y-del-tiempo-en-el-museo-de-la-radio-de-ponferrada
Y aun otros medios de prensa digital. Como Bierzo Diario: https://www.bierzodiario.es/?p=2502

Asimismo, destacar las entrevistas en radio, como la que me hiciera el periodista y escritor Fernando Tascón en su Radio Ser Bierzo, la de la periodista Laura Sánchez en Onda Bierzo. https://www.ivoox.com/magazine-onda-bierzo-sabado-laura-sanchez-8-junio-audios-mp3_rf_36833060_1.html (a partir del minuto 8,45).O bien la de Paco Otero y Patricia Rodríguez para EsRadioBierzo. 
https://vimeo.com/340753189

Con Ruy Vega

Y en cuanto a televisiones, la de Raúl C. para Bierzotv, la de Arturo Martínez en el 8magazineLeón o la de María de Miguel (qué grande eres, María) en 8magazineBierzo. 

Os dejo por aquí algunas fotinas ilustrativas y algunos enlaces. Por si os apetece echarles un "oclayo". https://www.youtube.com/watch?v=enb2Kw4Ho38

Mientras tanto, esperamos con ilusión la presentación en la capital provincial, con el apoyo también de Roberto Soto, jefe de bibliotecas de la Diputación de León, y Angeles Rodríguez Actriz que tiene previsto leer y/o recitar algunos  fragmentos del libro en una tarde que deseamos hermosa para quienes decidan asistir. Os recibiremos con los brazos abiertos. Y el alma de par y en par. 

Cristina Masa Solís o el arte que brota de la Naturaleza


JUEVES 20 DE JUNIO

El Palacio Don Gutierre acoge la muestra de cuadros de Cristina Masa

Cristina Masa hará la inauguración de una exposición con sus cuadros en el Palacio Don Gutierre. Será el jueves 20 de junio a las 20 horas.

Cristina Masa
Cristina Masa
Manuel Cuenya | 16/06/2019 - 17:05h.
El 20 de junio tendremos la ocasión de asistir a la exposición que nos ofrecerá la pintora Cristina Masa Solís en el histórico Palacio Don Gutierre de la capital leonesa a partir de las 20 horas. 
Me alegra haber podido colaborar con Cristina, poniendo textos a sus cuadros. 
Os dejo esta reseña de la artista, publicada en ileon.com


Cristina Masa Solís es una pintora magnífica, una gran artista. A quien tengo el gusto de conocer desde hace algún tiempo. Y cuyos cuadros me han cautivado.

Nacida en Asturias, aunque residente en León desde hace años, lleva la pintura, el arte en las venas, pues su madre era artista. Y ella, además de heredar su sangre, se ha formado como pintora, impartiendo clases de pintura con una extraordinaria vocación. Y una dedicación plena.
(Puedes seguir leyendo en este enlace: 
https://www.ileon.com/cultura/098661/el-palacio-don-gutierre-acoge-la-muestra-de-cuadros-de-cristina-masa)

jueves, 13 de junio de 2019

A Luisa la de Álvaro Furil

Este es un humilde homenaje a una mujer que fuera vecina de Noceda del Bierzo. En concreto de la calle de La Parada, la calle de mis sueños e ilusiones. Y también la calle de las pérdidas. Y de las ausencias. Y acaba de fallecer en la ciudad de León, donde vivía desde hace tiempo. 
Cada vez queda menos gente en la calle, cada vez queda menos población en el pueblo del útero de Gistredo. Y a este paso pasito descompuestitos y sin personas nos vamos a quedar. 
Luisa la de Álvaro, foto cedida por su hija Ángela

El paso inexorable del tiempo fusila las ilusiones. Y en el horizonte sólo se atisba muerte. Qué pena. 
Cada vez que se nos muere alguien en el pueblo, siento como si me arrancaran algo de mí mismo, máxime cuando se trata, en este caso, de una señora que era vecina y también familiar, de la saga de los furiles. Familia, para más señas, de mi madre. 
Además, Luisa la hija de Álvaro, de Álvaro Furil, el herrero de Noceda (padre que fuera de Pepe Furil, quien heredara la profesión de su progenitor), fue una mujer con quien tuve trato. Y ella me tenía en estima. 
Calle La Parada. Cuadro de Ángela Cobos. 
Nunca podré olvidar aquel tiempo en que me fui a la France para cursar estudios en la Universidad. Y luego trabajar como profe de español. Como lector en la ciudad de Dijon, donde se produce mostaza a carretadas y donde patinan los pingüinos en el helado lago Kir (es un decir, lo de los pingüinos, pero el frío en invierno es congelador). Y en ese mediado de tiempo me fui a probar fortuna a la ciudad de París, la ville de la lumière, la ciudad del amor, la linda ciudad francesa, que no reluce en su interior como algunos turistas creen. Pues la lindeza o lindura acaso resida en ese París/Pari de cartón piedra, con sus monumentos históricos y sus jardines de tullerías, sus jardines versallecos y de Luxemburgo. Y sus bosques de Boulogne. Porque el París de Barbès, de Belleville y hasta del faubourg de Saint-Denis es otro París, acaso más vivo y putañero, tal vez más cabrón y pendejil. 
Luisa la de Álvaro, al menos durante unos días, me acogió en su casa, en la casa en la que trabajara como emigrante durante tantos años. Como mucha otra gente de Noceda, del Bierzo... Y eso se lo agradezco en el alma. Y siempre se lo agradeceré. Un gesto hermoso. 
De bien nacidos es el ser agradecidos, reza el refrán. Y uno desea hacer caso al dicho. 
Noceda del Bierzo. Cuadro de Ángela Cobos (la hija de Luisa la de Álvaro Furil)
Luisa, la hija de Álvaro Furil, y la madre de Ángela (Mari), que es una buena pintora (no en balde ha vivido/vive en el barrio bohemio de Pigalle, o por esa zona) nos ha dejado. Pero su recuerdo siempre permanecerá con nosotros.  
Y el término Furil (incluida su fragua) nos seguirán ayudando a componer con la palabra, la palabra escrita. 
Va por ti, querida Luisa, la fragua de Furil. Y aun la fragua literaria leonesa. 

La fragua literaria leonesa: Andrea Valbuena


LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Andrea Valbuena: "La poesía es un proceso de reflexión, sobre todo lo que me rodea y sobre mí misma"

La poeta Andrea Valbuena, autora de 'Si el silencio tomara la palabra' (Valparaíso Ediciones, 2018), está en estos momentos trabajando en su próximo poemario. Y preparando más viajes junto a la poeta Elvira Sastre, con la que acaba de volver de una gira por Argentina que les ha dado muchas alegrías.

Andrea Valbuena
Manuel Cuenya | 12/06/2019 - 10:26h.
"De la tierra embrutecida,
de los campos de girasoles,
de las zarzas y sus moras,
del castillo en la colina;
brota la poesía.
...
De arrancarle las palabras a la herida,
de remar a contracorriente,
del miedo al enemigo,
de la cicatriz y esa ausencia,
del pecho que le queda;
brota la poesía..."
(Andrea Valbuena, 'En esta nueva batalla', incluido en 'Si el silencio tomara la batalla')
Admiradora de las poetas Elvira Sastre y Raquel Lanseros, entre otras y otros, Aldrea Valbuena es una joven promesa de la nueva poesía española.
Escribe Raquel Lanseros, en la contraportada de 'Si el silencio tomara la palabra', el reciente poemario de Andrea Valbuena, que "es una poeta que no necesita levantar la voz para convencer. Sus versos –nacidos para ser susurrados como cercanías cálidas- se arremolinan alrededor del fuego del silencio, revelador de las verdades más hondas... Poeta de muchas lecturas, Andrea pasea por las palabras de los poetas para depositarlas suavemente en nuestro presente, con un discurso cargado de ternura y convicción, de preguntas y de búsqueda". Algo de lo que Andrea Valbuena se siente muy orgullosa.
"Admiro mucho la obra de Raquel Lanseros y a ella misma, así que estas palabras me abrumaron la primera vez que las leí de la misma manera que lo hacen ahora. Aprendo mucho de cada coma que escribe y me parece increíble que mis versos le merecieran esa opinión".
Aunque nacida en Barcelona, porque sus padres vivían allí en 1992, toda su familia (padres, tíos, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos) procede de la provincia de León, en concreto de los pueblos de San Pedro de Valderaduey y Cea, que son su único hogar permanente, "aquél en el que puedo recordarme, desde el principio de mi memoria, al menos un verano al año", rememora ella, que también ha vivido en Burgos, Madrid y Segovia.
En realidad, nunca ha desarrollado un sentido de pertenencia hacia ninguna de las ciudades en las que ha vivido. Y siempre se ha sentido forastera y un poco de ninguna parte. Con el tiempo ha descubierto que el único lugar al que pertenece sin reservas es su pueblo, o mejor dicho sus pueblos: San Pedro de Valderaduey y Cea.
"La historia familiar reafirma esta idea. Todo esto influye en mi manera de mirar y estar en el mundo porque siempre he tenido presente esa herencia en la sangre de mis padres, e incluso las maneras y el acento de León, con el que tanto me gustaba volver a Barcelona cada septiembre", afirma la autora de poemarios como 'Una tormenta tropical lleva mi nombre' (2012) o 'Las vidas que me habitan', que fueron autoediciones. Hasta que consiguiera en 2016 el Primer Premio Valparaíso de poesía con 'Mágoa', lo que le permitió publicar, a través de Valparaíso Ediciones, su libro más reciente titulado 'Si el silencio tomara la palabra' (2018), en el que figuran bellos poemas como 'A tres centímetros del suelo', que es un homenaje al padre o bien 'El Majuelo', basado en una anécdota familiar que  descubriera mientras recogía la poda del majuelo de su abuela en el páramo de Cea.
"Cuando se encuentren en tu boca el queso y la uva, / recuerda que ese beso es mío. / Recuerda que un día quise pintarte el cielo aún más azul / y regalarte toda la vida de la tierra. / Aunque no pude escalar las nubes / aquí abajo supe cuidar nuestro suelo. / Planté la semilla de un deseo / y crecí con ella cada vez que sonreíste..."
(Andrea Valbuena, 'El majuelo', incluido en 'Si el silencio tomara la batalla')
"Uno de mis primos (somos diez) se quejaba de la cantidad de trabajo que daba esa tierra para luego perder las uvas porque eran muchas y nunca terminábamos comiéndolas (argumentos con los que yo comulgaba), pero entonces mi tía Toñi nos dijo que si no lo hacíamos por nosotros lo hiciésemos por mi abuela, porque esa tierra se la había comprado mi abuelo Valentín a ella para que nunca le faltasen uvas en su vida, porque le encanta comerlas con queso. Se me pusieron los pelos de punta. Para el resto era una historia más y muchos ya la conocían. Pero a mí me cambió por completo y me inspiro ese poema. Me pareció la constatación de un amor puro y de verdad que, si bien yo había crecido con él y había sido testigo del mismo, quizá no lo entendí del todo hasta que escribí ese poema y supe de esa historia. Para mí es uno de los más importantes del libro y el que más alegrías me ha dado, porque hay mucha gente con historias parecidas que se identifica con él", se expresa con sinceridad y añoranza esta Graduada en Estudios Ingleses por la Universidad Complutense de Madrid, cuyos dos primeros libros, "bonitos recuerdos de adolescencia", estaban dedicados casi completamente a su familia.
"Andrea Valbuena es una poeta que no necesita levantar la voz para convencer. Sus versos –nacidos para ser susurrados como cercanías cálidas- se arremolinan alrededor del fuego del silencio, revelador de las verdades más hondas..."
Un modo sin duda magnífico la autoedición para darse a conocer. Una aventura que le supuso, a su juicio, un empujón de seguridad y confianza, "que se vio acunado por las redes sociales", apostilla Andrea, cuya vocación por la poesía surgió en el instituto, sobre todo cuando descubrió la poesía de la Generación del 27. Y en concreto al poeta Cernuda.


(Puedes seguir leyendo esta fragua en ileon.com: https://www.ileon.com/cultura/098489/andrea-valbuena-la-poesia-es-un-proceso-de-reflexion-sobre-todo-lo-que-me-rodea-y-sobre-mi-misma)