Páginas vistas en total

jueves, 11 de noviembre de 2021

La fragua literaria leonesa: Marta Prieto García

 

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Marta Prieto: "‘La Ilustrísima’ retrata una sociedad heredera de un franquismo provinciano bastante patético"

A la novelista Marta Prieto García, autora de 'La Ilustrísima', le gusta escribir historias que suelen estar relacionadas con la impunidad de los corruptos en España, la manipulación de los medios por el poder económico, la desmemoria, los abusos de poder en cualquier ámbito. Y en esos temas desea enrolarse en una próxima aventura literaria.

Marta Prieto García escritora
Marta Prieto García es escritora.
Manuel Cuenya | 11/11/2021 - 09:30h.

Autora de 'La Ilustrísima', Marta Prieto García nos ofrece esta historia basada en el asesinato de Isabel Carrasco, ocurrido el 12 de mayo de 2014 en la ciudad de León. En aquella época Isabel Carrasco era la presidenta de la Diputación de León.

La protagonista de esta novela es Rosario Llamazares, que vendría a ser el trasunto de Isabel Carrasco, aunque aparecen otros muchos personajes que resultan reconocibles, si bien escondidos bajo la ficción, en una ciudad que podría ser cualquier ciudad del mundo, con su corrupción, su podredumbre, sus traiciones y sus odios. Nos la presenta como una crónica de una muerte anunciada porque, ya desde el inicio, conocemos el desenlace de la misma.

"Elegí el nombre de Rosario Llamazares porque me parecía que le pegaba al personaje", señala su creadora, que plasma y desenmascara una sociedad, sobre todo una clase política decadente."Una sociedad heredera de un franquismo provinciano bastante patético e incapaz de dar al cien por cien el salto hacia la democracia", apostilla Marta, "una sociedad que revela un estancamiento que acaba engullendo a todos en las actitudes más miserables... Todos y cada uno de los personajes y tramas se construyen sin caer en la trampa de favorecer a unos y otros... dando a entender que la miseria y la degradación moral alcanza a todos y llega a todas partes", nos muestra, cuya narración se le antoja limpia, sin engaños, pretendiendo abrirle los ojos al lector sin empujarlo a ello, porque el lector ya lo hará por sí mismo, según ella, que optó por un narrador en tercera persona del singular, en concreto por un narrador omnisciente, aunque le resultara complicado en un inicio, puesto que ella estaba acostumbrada a escribir en primera persona del singular.

En lo que se refiere a la estructura de esta novela, que está divida en tres partes, cree que logra un buen ritmo, porque avanza sin pausa, pero sin prisa, "y el lector va, de a poco, construyendo en su cabeza ese entramado de corrupciones mediocres, de historias realmente patéticas".

En palabras del escritor y crítico literario Alfonso García: https://www.ileon.com/cultura/048060/alfonso-garcia-nunca-se-puede-olvidar-que-somos-lo-que-hemos-sido, se trata de una novela brillante, atrevida, de consistencia literaria, que dará que hablar. Y en opinión de su autora, la novela, en la que existen guiños al lector, además de intertextualidad y metaliteratura (sorprende gratamente la referencia a 'La lluvia amarilla' de Julio Llamazares), está configurada para que en un plano superficial entretenga a un cierto tipo de lector, y al mismo tiempo puede brindar significado a la persona preparada para experimentarlo.

"'La Voz Dormida', de Dulce Chacón, es de lectura obligatoria en los institutos de Extremadura y debería serlo también en el resto de España. Narra el sufrimiento y la agonía de un grupo de mujeres republicanas en la cárcel de Ventas en los años inmediatamente posteriores a la guerra"

Homenaje a La lluvia amarilla

"Aprovechando el apellido de Llamazares me fue útil para construir la trama y también el personaje de Longino (un tipo medio analfabeto). Y así, de paso, le hacía un homenaje a 'La lluvia amarilla', una de mis novelas favoritas. Siempre digo que Julio Llamazares aunque solo hubiera escrito esa novela ya habría hecho un gran aporte a la Literatura. También hay otros 'guiños' al lector: la uruguaya con la que se 'hermanó' Silverio Antoñanzas se llamaba Magalí Guerra, igual que el personaje de la novela de Pedro Mairal, 'La Uruguaya', otra novela que me encanta".

(Puedes seguir leyendo esta fragua en ileon.com, en este enlace: 

https://www.ileon.com/cultura/la_fragua_literaria_leonesa/123614/marta-prieto-la-ilustrisima-retrata-una-sociedad-heredera-de-un-franquismo-provinciano-bastante-patetico)


No hay comentarios:

Publicar un comentario