Páginas vistas en total

jueves, 28 de enero de 2021

La fragua literaria leonesa: Ana Flecha

 

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Ana Flecha: “Gran parte de lo que soy, de mi forma de expresarme y ver el mundo tiene mucho que ver con León y su alfoz”

Licenciada en Traducción e Interpretación, además de narradora, la joven Ana Flecha es autora de libros como 'Dos novelitas nórdicas' y 'La niña búho y el fantástico viaje en balde'. En la actualidad, está traduciendo un par de libros. Y espera reeditar, en la colección Mrs. Danvers, 'Piso compartido', una novela corta que publicara en 2018.

Ana Flecha escritora La fragua literaria leonesa
Ana Flecha.
Manuel Cuenya | 28/01/2021 - 09:10h.

Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Salamanca, Ana Flecha Marco es asimismo autora de 'Dos novelitas nórdicas' (Mr. Griffin, colección Mrs. Danvers, 2020) y 'La niña búho y el fantástico viaje en balde' (Eolas & Menoslobos, 2020).

"'Dos novelitas nórdicas' es el relato de la supervivencia de la memoria individual y colectiva en una isla amenazada por el aumento del nivel del mar debido al Cambio Climático... una novela sobre la desaparición y la huella, sobre los anhelos y miedos que guardamos en relación a nuestra propia extinción como individuos y como colectividad", escribe la poeta y narradora Susana Barragués: https://www.ileon.com/cultura/069676/susana-barragues-la-poesia-es-el-ultimo-recurso-para-romper-las-estructuras-automaticas-del-pensamiento-y-dar-alas-a-la-imaginacion

Para su creadora el año pasado, que probablemente haya sido el peor año de la historia reciente para publicar un libro, según ella, ha logrado que se editen no sólo estas obras, sino traducir libros. Con lo cual ha sido un año fructífero desde el punto de vista de la creación.

"El primero son dos novelas cortas, como indica el título, y ambas tienen Noruega como escenario. El segundo es un álbum ilustrado que tenía en un cajón y que Eolas y Menoslobos se han atrevido a editar. Es un poco de risa y bastante de aventuras. Mr. Griffin y Eolas editan con esmero y entusiasmo y eso se nota en la calidad de lo que publican", señala su propia creadora, feliz con los resultados tanto de un libro como de otro.

Cabe recordar que el responsable de la editorial leonesa Mr. Griffin es el poeta Yago Ferreiro: https://www.ileon.com/cultura/039920/el-invento-del-cinematografo-es-el-que-mas-ha-cambiado-la-forma-de-pensar-y-de-imaginar-el-mundo-hasta-la-llegada-de-internet

Por su parte, la editorial Eolas corre a cargo del polifacético Héctor Escobar, bien conocido en los ámbitos culturales y artísticos de León.

Tanto Ferreiro como Escobar apostaron por la joven y talentosa Ana Flecha, que estudió Traducción e Interpretación porque quería ser traductora e hizo un máster en Edición porque quería hacer libros.

Ana Flecha es una de tantas personas, dedicadas al mundo de la cultura, que decidió, siendo una adolescente irse fuera de España, tal vez en busca de un mejor porvenir.

(Puedes seguir leyendo esta fragua en ileon.com, en este enlace: 

https://www.ileon.com/cultura/la_fragua_literaria_leonesa/115450/ana-flecha-gran-parte-de-lo-que-soy-de-mi-forma-de-expresarme-y-ver-el-mundo-tiene-mucho-que-ver-con-leon-y-su-alfoz)

miércoles, 27 de enero de 2021

Adiós al maestro Moreno-Ruiz

 Una inmensa tristeza provoca saber que el gran Moreno-Ruiz nos dejara recientemente. El saber produce dolor, bien lo sabemos (valga la redundancia). Estamos condenados a sufrir. Aunque la vida no sea sólo un valle de lágrimas y rosas espinadas/espinosas (esas rosas de sanatorio, en su homenaje, o de tanatorio) sino un valle de alegrías, al menos si a uno no le toca una vida jodida. Que ya es buen síntoma. Pues uno es su voluntad pero también sus circunstancias. Y el azar también manda y preside nuestras vidas. No lo podemos obviar. 

La vida es un puro milagro, que no lo digo en términos religiosos, sino que, a determinadas edades, amanecer cada día es un lujo, que sí deberíamos permitirnos. Y ahora más que nunca, habida cuenta de la incertidumbre que nos acompaña en todo momento.

Moreno-Ruiz en Bembibre

Estamos al vaivén de un puñetero virus. Que espero que pronto podamos erradicar, o al menos que nos deje vivir en paz, sin tantas ataduras y restricciones, que así, tal y como vivimos ahorita, la vida deja de ser un valle de felicidades para transformarse en un valle de sollozos y añoranzas por un paraíso perdido, por un edén que tal vez nunca fue tal, pero que lo soñamos con intensidad. En colorines. 

Pues eso, que el amigo periodista y escritor José Luis, que en tiempos acaso gloriosos, presentara Rosa de Sanatorio en Radio 3 (RNE), ha fallecido, dejándonos un tanto huérfanos, porque era, fue un maestro, al menos para mí, una persona que caló hondo por sus enseñanzas, al que seguía con reverencia, pues, siendo uno un jovencito universitario, escuchaba su programa de radio, su emisión musical y literaria a altas horas de la madrugada, que me permitía aprender más que asistiendo a mis clases en la facultad, en este caso en la Universidad de Oviedo. Tampoco quiero olvidarme de mi maestro Gustavo Bueno y algunos profesores magníficos como Manuel Fernández Lorenzo o Marino Pérez Álvarez. 

Entonces, escuchaba mucho Radio 3, entre otros programas Diálogos 3, que presentara Ramón Trecet y Caminando sobre la luna, que llevaba con estupendo tino Luz Elez: http://cuenya.blogspot.com/2009/10/caminando-sobre-la-luna.html Y por supuesto no me perdía las rosas de sanatorio de Moreno-Ruiz, con aquella mítica lectura introductoria del poema yodofórmico de Don Ramón María del Valle-Inclán, enorme escritor, que me sigue fascinando con sus luces de bohemia y aun otras luces de corte galaico-universal. 

José Luis Moreno-Ruiz, que era sin duda un librepensador, me cautivó con su verbo, con su magnífica voz radiofónica, con su inteligencia y su habilidad para componer textos que siempre metían el dedo en la llaga. Su programa Rosa de Sanatorio también me entusiasmaba no sólo por sus textos y los de otros autores, como Buñuel,  Dalí (quien era asimismo, además de genial pintor, un buen literato), el poeta César Vallejo, entre otros muchos, sino por la música que allí se podía escuchar, desde clásicos como J. S. Bach a músicos minimalistas como Philip Glass o Carles Santos, pasando por Klaus Nomi. Inolvidables. Entrañable su Rosa de Sanatorio bajo la sensación del cloroformo. Surrealismo lírico de alto voltaje. 

El propio Moreno-Ruiz, que reivindicaba su origen judío, hizo sus pinitos con la música, llegando a componer algunos discos, colaborando también con el músico Javier Corcobado (a quien tuve la ocasión de ver/escuchar en concierto en el Albéitar de León). 

Agradezco a José Luis sus enseñanzas, incluso sus consejos, como aquellos que me diera radiofónicamente a propósito de un texto que le enviara para un concurso titulado En memoria del ingenioso Don Quijote de La Mancha, del que doy cuenta en este mismo blog: https://cuenya.blogspot.com/2013/10/en-memoria-del-ingenioso-don-quijote-de.html 

Agradezco que tuviera la gentileza de presentarme (en compañía del artista Ángel Petisme, el periodista Juanma Colinas y Chema Hidalgo, uno de los impulsores de la casa leonesa de Madrid) precisamente en la casa leonesa de Madrid, con motivo de mi libro de viajes Mapas afectivos. Incluso que viniera a la presentación de La fragua de Furil, también en la casa leonesa de Madrid. https://cuenya.blogspot.com/2017/03/mapas-afectivos-en-madrid-por-juanma.html

Y aceptara gustoso el venir a Bembibre como invitado de las Tardes literarias que uno presentara hace unos años. Por cierto, a José Luis le gustó Bembibre. Y hasta me llegó a decir que en algún momento le gustaría quedarse a vivir en la villa del Benevivere. Qué cosas, él que sí tenía relación con el Bierzo, aunque su experiencia otrora de continuos y ruinosos viajes a Ponferrada, como él mismo me contara, no le agradara en absoluto. Pero esto quizá convendría pasarlo por alto. 

A José Luis Moreno-Ruiz, además de cursar estudios de medicina le entusiasman las letras, los libros (librero que llegó a ser en su ciudad natal de Santander), la música, los viajes, las traducciones (manejaba el idioma inglés con soltura), llegué a conocerlo en Madrid, cuando él ya trabajaba como redactor en la revista Interviú, donde componía potentes reportajes. Lo conocí justo después de mi etapa mexicana en una época en la que me dio por experimentar el día a día de la capital del Reino durante un tiempecito. Y en los madriles me contó que él también había vivido en el país azteca, con lo cual nos unía ese gusto por un país tan atómico como lo es México lindo. 

¡Qué las diosas te acompañen en la eternidad, querido amigo José Luis!

Vaya aquí este enlace de uno de sus programas. 

https://www.rtve.es/alacarta/audios/30-aniversario/30-aniversario-rosa-sanatorio-01-07-09/535700/

viernes, 22 de enero de 2021

Sahagún terracampino (Campos de historia)

 Aunque uno haya nacido en el Bierzo Alto, al abrigo de la Sierra de Gistredo, o sea, que soy montañés, siento admiración por esos paisajes propios de la meseta, en este caso de Tierra de Campos, tal vez una  gran desconocida, habida cuenta de que es un territorio harto extenso, perteneciente a varias provincias, como son Palencia, Valladolid, Zamora y también León. 


Esa Ti
erra mal bautizada de la que nos hablara el gran Torbado en su magnífico libro, sobre todo para quienes sentimos pasión por los viajes y por ende por la literatura de viajes. 

El asunto es que en mi más reciente viaje a Sahagún -hace bien poco- re-descubrí una villa con mucho encanto. Tal vez, casi seguro, tuviera que ver con la compañía. Pues si uno viaja con alguien por quien siente gran cariño, el estado anímico, el modo de sentir la realidad es más amable, sin duda.


Y, a pesar del frío polar, Sahagún se mostró radiante, bajo una luz pictórica. Con una puesta de sol estupenda en el viaje ya de regreso hacia la ciudad de León.

Lástima que en enero, con pocas horas de luz solar y una bajísima temperatura, no permita paseos largos y tendidos, que es como uno puede adentrarse en las entrañas, en este caso de Sahagún, tierra de peregrinos. 


No obstante, me quedo con su luz, sus casas tradicionales a poste y carrera y sus monumentos de estilo mudéjar (me entusiasma el mudéjar, acaso por su impronta musulmana). El arte mudéjar como una variante del Románico.  

Sahagún es asimismo la cuna de ilustres como el extraordinario actor Carmelo Gómez (con quien tuve la ocasión de conversar en algún momento, al que le han dedicado el Auditorio, donde llegamos a representar, a través de la Universidad de la Experiencia, alguna escena de una obra de teatro) o Jesús Maraña, director de infolibre (me cae bien este periodista), entre otros. 


Lo que no recordaba es que también fuera el lugar de nacimiento de Fray Bernardino, toda una personalidad en el Nuevo Mundo. Estudiante que fuera en la Universidad de Salamanca. Y gran conocedor de la cultura mexicana. Del náhuatl. Escribió una monumental obra titulada: Historia general de las nuevas cosas de la Nueva España. Por azar me topo con su escultura. Un paisanín más, me digo, hasta que reparo en que se trata de Fray Bernardino. 

Fray Bernardino

Una vez más, viajar es una auténtica escuela de aprendizaje. Porque, a partir de lo que uno ve, siente, puede bucear en los secretos del conocimiento. Pero lo más importante es que viajar procura estimulación, vida. La vida en sí misma es un viaje. Así que, en la medida de nuestras posibilidades, de nuestro tiempo, proseguiremos viajando. 

Ah, la comida muy rica, incluidos los torreznos, que son especialidad de la tierra. Y por supuesto los cafés con crema de orujo. 

Hasta la próxima. 

jueves, 21 de enero de 2021

La fragua literaria leonesa: Belén Ordóñez Badiola

 

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Belén Ordóñez Badiola: “Con la escritura puede suceder lo que yo quiero que suceda”

La polifacética Belén Ordóñez, autora de 'Relatos entre notas' (Eolas, 2020), desearía, si la pandemia nos deja, estrenar el próximo verano una composición y un mural de tema musical. Asimismo, está repasando la obra de Ángel Barja para un concierto de piano en abril, y escribiendo una novela, en sus escasos ratos libres.

Belén Ordóñez.
Belén Ordóñez.
Manuel Cuenya | 21/01/2021 - 10:25h.

Compositora, profesora, artista plástica y narradora, la polifacética Belén Ordoñez ha publicado su ópera prima en el ámbito de la literatura, 'Relatos entre notas (Para músicos y otras especies)', bajo el sello editorial leonés Eolas, que es para ella un lugar en el que nada malo puede pasar, "solo cosas buenas... que hace que te sientas como en casa desde el primer momento", porque "todo fluye con la tranquilidad de las cosas bien hechas".

Un libro apadrinado por los escritores Alfonso García, que escribe el prólogo, y Avelino Fierro, al que corresponde el texto que figura en la contraportada. Asimismo la fotografía de la cubierta pertenece a la artista Carmen Coque.

https://www.ileon.com/cultura/048060/alfonso-garcia-nunca-se-puede-olvidar-que-somos-lo-que-hemos-sido

https://www.ileon.com/cultura/053736/avelino-fierro-la-lectura-es-esencial-para-vivir

"Detrás de cada texto hay una profunda sensibilidad de la autora, que nos ofrece una serie de relatos independientes que, sin embargo, conforman una única pieza, como una sinfonía llena de matices, de movimientos y contrastes. Lo apreciará con nitidez el lector, transportado a vibraciones diversas según estados de ánimo", escribe Alfonso García a propósito de 'Relatos entre notas', que es una obra compuesta por cuarenta textos en los que se mezcla música y literatura, con algunos finales abiertos para que sea el propio lector quien los concluya, según Belén Ordóñez, que se muestra ilusionada con lo que ha escrito en su primer libro, que es en esencia una proyección de sí misma, de su manera de ser y estar en el mundo, de su forma de sentir.

(Puedes seguir leyendo esta fragua en este enlace de ileon: https://www.ileon.com/cultura/la_fragua_literaria_leonesa/115275/belen-ordonez-badiola-con-la-escritura-puede-suceder-lo-que-yo-quiero-que-suceda)