Páginas vistas en total

jueves, 27 de mayo de 2021

La fragua literaria leonesa: Bruno Marcos

 

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Bruno Marcos: "Sorprende ver que la España actual se parece mucho al periodo de la Restauración”

El polifacético Bruno Marcos, autor de 'Golfemia', entre otros libros, desea acabar, durante los próximos meses, la revisión de la novela 'Dakovika', una historia lírica y esperpéntica en la que unos insólitos personajes luchan contra el paso del tiempo mientras buscan libros viejos y les pasan cosas terribles. Asimismo, publicará las tres partes conjuntamente después de aparecer las dos primeras en la editorial secreta Manual de Ultramarinos

El escritor Bruno Marcos
El escritor Bruno Marcos
Manuel Cuenya | 27/05/2021 - 09:59h.

"...Había salido a encontrar  mis sueños fantaseando con una vida literaria bohemia en la que descubriría el amor y había hallado la realidad en cuerpo y alma, no sólo la patética picaresca, la golfería, la Golfemia como una caricatura de los bellos ideales sino el fracaso, el dolor y la crueldad. Lo que existía era la vida, compleja, deslumbrante y doliente..."

(Bruno Marcos, 'Golfemia')

Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, Bruno Marcos, aparte de su faceta como artista plástico incluso como comisario de diversas exposiciones y otrora miembro del comité asesor del MUSAC, ha publicado varios libros, entre ellos algún poemario como el 'Libro de las Enumeraciones' (1996), algún ensayo de estética como 'Muerte del arte' (1997), o bien algún libro de viajes como 'Últimos pasajes a la diferencia (2016).

Ha participado asimismo en algunos libros colectivos como 'Cronófagos' o 'Cuentos de la nueva normalidad', entre otros. Y es autor del reciente 'Golfemia' (2021), que ha sido editado por Eolas, comandada por el editor y librero Héctor Escobar, que, según Bruno, está demostrando, desde la iniciativa privada, que la cultura está viva, "poniendo en circulación a nivel nacional obras muy diferentes con gran calidad y difundiendo entusiasmo".

Se alegra uno de que existan editoriales como Eolas, que apuesten por los autores, por las autoras, de la provincia leonesa. Y Bruno Marcos, que ha recibido premios como el de Letras Jóvenes de Castilla y León, entre otros, haya podido editar su reciente novela a través de este sello leonés. Un curioso título, su novela, que hace referencia a la golfería y la bohemia. "Sí, fue un término, producto de unir las dos palabras, que se hizo popular a principios del siglo XX para identificar a aquellos artistas y escritores que, empujados por la pobreza, la incomprensión y el fracaso, malvivían en los bajos fondos de la cultura. Su obra iba desapareciendo y la vida disipada, el alcoholismo y dar 'sablazos' era su día a día", comenta Bruno, que se remonta a Valle-Inclán y su monumental obra de teatro 'Luces de bohemia' para hacernos partícipes de su título.

"Curiosamente en una de las escenas de la novela, basada en el relato que hace Ernesto Bark de una cena de artistas, Alejandro Sawa, el gran bohemio que inspiró a Valle-Inclán su Max Estrella de 'Luces de Bohemia', pide que se invite sólo a quienes tengan un nombre y se distinga entre Bohemia y Golfemia, aunque muchos le tacharon a él precisamente de ser el gran golfemio", nos aclara el creador de la novela 'La fiesta del fin del mundo' (2004).

"Golfemia fue un término, producto de unir las dos palabras, que se hizo popular a principios del siglo XX para identificar a aquellos artistas y escritores que, empujados por la pobreza, la incomprensión y el fracaso, malvivían en los bajos fondos de la cultura"

Confiesa que 'Luces de Bohemia' es una obra que lleva fascinándole desde la adolescencia hasta el punto de leerla todos los años. Y es que esta obra es realmente ingeniosa, actual, como cuando se publicó hace un siglo. Un análisis extraordinario de nuestra España donde no se premia el talento sino el robar y ser sinvergüenza. "Sorprende ver que la España actual se parece mucho al periodo de la Restauración del que nunca hablamos. 'Luces...' se empieza a publicar en 1920 por entregas en la prensa. Valle en un momento dado se debió dar cuenta de que la estética del esperpento que estaba inventando no era tanto una novedad estilística cuanto el descubrimiento de que la novela picaresca, las pinturas negras, o los disparates de Goya, además de historia son una metodología vigente, aplicable también hoy en día", matiza él, que reconoce haber visto la adaptación fílmica innumerables veces y hace un par de años fue a ver la representación al teatro María Guerrero de Madrid en la que hicieron el esfuerzo de que salieran todos los personajes, que son muchos, "tantos que durante algún tiempo se habló de que era irrepresentable", señala Bruno acerca de la obra esperpéntica del gran Valle, cuya lectura, en su opinión, ha ido cambiando con los años, "dando más importancia a un aspecto que a otro: la vida de los poetas del pasado, la crítica social, el esperpento, el humor, España...; pero siempre todo ello, en todas las épocas de mi vida, galvanizado por el embrujador patetismo del fracaso. Creo que el fracaso es la última carta que le queda a un artista". En este sentido, podría decirse que el artista, si es genuino, debería estar del lado de los desheredados de la sociedad, situado en estas lindes. Cuenta que en los bohemios el fracaso, que tomaba los atributos de una obra de arte en sí misma, es desinteresado, inútil como un poema, "se aleja definitivamente de las cosas que producen dinero y se purifica", tal vez por eso "el fracaso tiene atracción porque, aunque sea doloroso, es una emoción intensa", advierte el creador de 'Golfemia', que es una obra de ficción aunque llena de datos históricos reales, "desde anécdotas de la vida bohemia que aparecen en memorias o biografías de los grandes escritores del 98 y del 27 —que aquí son personajes secundarios— hasta transcripciones periodísticas de atentados como el del anarquista Mateo Morral al cortejo nupcial de Alfonso XIII".

(Puedes seguir leyendo esta fragua en este enlace de ileon.com: https://www.ileon.com/cultura/118873/bruno-marcos-sorprende-ver-que-la-espana-actual-se-parece-mucho-al-periodo-de-la-restauracion)

viernes, 21 de mayo de 2021

La cura de Battiato

Me encanta La cura de Battiato, siento devoción por esta canción, tanto por su letra como por la música. 

Me sobrecoge cada vez que la escucho. Y ahora lo hago con nostalgia. Una nostalgia devoradora porque se nos ha ido el gurú, el poeta y cantautor siciliano, a quien al menos pude escuchar en vivo y en directo en una ocasión. 


Battiato, con sus maravillosas letras, llenas de reflexión y amor al ser humano, con sus ritmos zíngaros, con su puesta en escena, siempre permanecerá en nuestro subconsciente (pues su música ha calado hondo en nuestras entrañas) y también en nuestro consciente.

https://www.youtube.com/watch?v=nl7RqSN_waQ

Estoy escuchando, como decía, La cura, su cura, y me emociona como si fuera la primera vez que la escuchara, por eso sé y sobre todo siento que es mágica, que él es (sigue vivo en espíritu) pura magia. "Te llevaré sobre todo el silencio y la paciencia". Sí, volvamos al silencio, al equilibrio. Seamos pacientes. "Recorreremos juntos las vías, los caminos, que nos llevan a la esencia". Quedemos con las esencias. Y deshagámonos de lo prescindible. Prosigamos recorriendo las sendas que nos conducen a lo que realmente nos importa y nos procura serenidad. Y amor. "El perfume o el aroma del amor nos embriagará, embriagará nuestros cuerpos". Embriaguémonos de amor, de amor y de tiempo. "La bonanza de agosto no calmará nuestros sentidos". Agosto nos espera con su rostro cálido, porque el verano es tal vez la estación más lírica del año. "Tejeré tu cabello como la urdimbre de un canto". Tejeremos las ilusiones. Y le cantaremos a la luna llena como los lobos aúllan con pasión en las noches estivales. "Conozco las leyes del mundo, y te ofreceré un obsequio". Te regalaré mi alma para que hagas con ella lo que tú sientas. "Superaré las corrientes gravitacionales". Superaremos cualquier obstáculo que se interponga entre nosotros. Sin cortapisas. Con el pensamiento y el sentimiento puestos en el horizonte de nuestros afectos. "El espacio y la luz para que no envejezcas". Siempre luz en este espacio universal cuasi infinito, que nos invita a repensarlo una y otra vez. Espacio, tiempo y luz. Para nosotros. "Te salvaré de toda melancolía". Nos salvaremos. Aunque la melancolía nos sirva como manantial de inspiración. "Porque eres un ser especial y yo cuidaré de ti... Yo sí, cuidaré de ti". Nos cuidaremos, siempre y en todo momento. Siento que tú eres un ser especial. Y así lo sentí la primera vez que te vi y te reconocí. 

Sigamos creando belleza y luz en este espacio y tiempo que nos ha tocado vivir. Va para ti y por ti, mi querida Lidia. 



jueves, 20 de mayo de 2021

La fragua literaria leonesa: Mareva Mayo


LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Mareva Mayo: “Pretender y codiciar la verdad, o creerse dueña de ella, lleva al fascismo, al crimen y a la estupidez”

La poeta y narradora Mareva Mayo, que es una de las voces más singulares del panorama literario leonés y autora de 'El velamen del desvelo', entre otros, dice que nunca tiene proyectos, aunque ella no deja de componer con la palabra como un modo de estar y ser en el mundo, convencida de que debemos recuperar lo que nos han robado... para nuestra vida.

Mareva Mayo La fragua literaria leonesa
Mareva Mayo.
Manuel Cuenya | 20/05/2021 - 10:00h.

Tuve la ocasión de conocer a Mareva Mayo hace unos diez años, en un curso de escritura de extensión universitaria que impartiera en la Universidad de León (ULE). Y me pareció, a tenor de lo que escribía, una chica con una escritura muy singular, con un sello personal inconfundible, con una voz narrativa, también poética, realmente transgresora. Y así se lo transmití. Eso recuerdo. Y, después de tantos años (como aquella película dedicada a los Panero, filmada por Ricardo Franco) veo que Mareva ha hecho realidad aquella su vena poética, plasmándola en papeles varios, pues ya ha publicado algún que otro volumen. Y eso me da una gran alegría. La verdad es que hace tiempo que imparto estos cursos de escritura, que tanta satisfacción me procuran, tanto en el Centro de Idiomas de la ULE como en el campus universitario de Ponferrada.

Mareva Mayo se sitúa del lado de quienes a menudo no tienen voz ni voto, que, por lo más, es tarea en la que deberían posicionarse las escritoras y escribidores del Planeta Tierra, reivindicando, como hace ella, a brujas y maquis, zapatistas y desahuciados, presos políticos, inmigrantes y locos condenados al ostracismo, al horror, por vivir una realidad diferente, acaso por decir verdades como puños, como hiciera por ejemplo el todoterreno de las artes y las letras, el insigne Antonin Artaud, cuyo teatro y aun su poesía (sin olvidarnos de su cine) siguen dándonos calambrazos de emoción, de reflexión, en este mundo terrible, que a buen seguro hemos construido con manos de asesino, como también y tan bien nos recordara el coloso Umbral en su 'Mortal y rosa', que sigue siendo un estupendo libro de cabecera o de mesita de noche, para agarrarlo y subrayarlo en noches de blanco satén, como cuando uno se arranca, "pues, de la selva pantanosa de los sueños".

Cuenta la autora de 'El velamen del desvelo' que es hermoso que, entre tiempos tan convulsos y desolados y precarios ante la existencia, donde es tan difícil echar raíz y simiente en un suelo privado o tener un hogar y un camino y una tribu, asediados por la frialdad  y soledades de los mercados... se apueste por lo etéreo y mágico de los libros, los cuales nos traen, en su opinión, nuevos mundos al mundo y recuperan las realidades robadas por los voceros de la realidad una y grande, "y arbolan esas preguntas indispensables que mañana tirarán los muros que hoy creemos que son caminos...". Es hermoso siempre que se abra paso a los libros –apostilla Mareva–, a todos los sueños, pluralidades rizomáticas e inencerrables, cicatrices, derivas, mordiscos, barricadas, encuentros y ausencias, naufragios y orillas que pueden entrar hasta cabalgar a la luna y ser la propia muerte en los libros. "Y en manos de Eloísa Otero, que toda ella es poesía, siempre estarán más vivos los vivos y las palabras", añade Mareva Mayo, convencida de que su reciente libro 'El velamen del desvelo' es cubismo... de lo que escribe, "un esqueleto de entre mis peces entre las corrientes que buscan lo sólido de la mar,  la carne, el humo, el hueco, la muerte o la vida... y los anzuelos y el barco es de Eloísa".

(Puedes seguir leyendo esta fragua en este enlace de ileon.com: https://www.ileon.com/cultura/la_fragua_literaria_leonesa/118663/mareva-mayo-pretender-y-codiciar-la-verdad-o-creerse-duena-de-ella-lleva-al-fascismo-al-crimen-y-a-la-estupidez)