Páginas vistas en total

jueves, 30 de septiembre de 2021

Desde las entrañas por Yolanda de la Puente

 

Jueves 30 de septiembre

Manuel Cuenya presenta este jueves en León su último libro, 'Desde las entrañas'

El acto tendrá lugar en la Sala Región del Instituto Leonés de Cultura a las 19.45 horas.

imagen
Manuel Cuenya.
ileon.com  | 30/09/2021 - 11:59h.

El autor Manuel Cuenya presenta este jueves 30 de septiembre su libro 'Desde las entrañas'. La cita será a las 19.45 horas en la Sala Región del Instituto Leonés de Cultura. Cuenya, que cada semana ofrece en ILEÓN el perfil de un escritor de la provincia en la sección La fragua literaria leonesa, estará acompañado en la presentación por David Rubio y Ramiro Pinto.

'Desde las entrañas' es una narración en primera persona con referencias a obras literarias y cinematográficas, dos hábitats naturales para Manuel Cuenya, autor de otras obras como 'Mapas afectivos' o 'Del agua y del tiempo', las dos últimas publicadas por este profesor de la antigua Escuela de Cine de Ponferrada que actualmente coordina el Programa Interuniversitario de la Experiencia en el Campus del Bierzo.

La escritora Yolanda de la Puente, protagonista precisamente la pasada semana de La fragua literaria leonesa, ofrece una sinopsis de 'Desde las entrañas', en un texto recogido a continuación:

 Manuel Cuenya consigue con su última obra 'Desde las entrañas' sumergir al lector en una enseñanza de vida y de saber. Es toda una exégesis filosófica de este tiempo de pandemia. A veces narrado desde la ironía, otras desde la propia introspección del autor, pero siempre desde la comparativa de nuestra sociedad actual con un pasado reciente que se nos antoja muy lejano, pero no lo es tanto. Para ello Cuenya nos ofrece una amplia panorámica de sus ideas a través de una extensa y variada selección de obras seminales tanto del cine como de la literatura. Leer a Manuel Cuenya es comprender los vínculos entre la historia y la cultura. La narración de la obra en primera persona, además de un lenguaje contundente y preciso provoca una comunión inminente entre autor y lector. La empatía se respira en cada frase, en cada párrafo, en cada página.

 Desde las entrañas' no es solo un viaje de ida y vuelta en el pensamiento humanístico, es mucho más  Es un relato Homérico en forma de diario que recoge nuestra lucha contra un gigante invisible, sin armas para la guerra. Una odisea para ser leída por generaciones venideras. Quizá este libro sea motivo de lectura obligatoria dentro de treinta años en las escuelas, para que nuestros nietos aprendan, como lo hacen, ahora, nuestros hijos con Orwell. Como el propio Cuenya nos menciona en una analogía con 'El corazón de las tinieblas'. Esta época ha sido una travesía con desembocadura en el infierno, nuestro 'Apocalypse Now'.

El hombre solo puede soportar la realidad en pequeñas dosis, decía T.S.Eliot y este libro refleja de una forma brillante cuanto necesitamos las mentiras para sobrevivir.

https://www.ileon.com/cultura/122443/manuel-cuenya-presenta-este-jueves-en-leon-su-ultimo-libro-desde-las-entranas 


Del apocalipsis inicial al miedo y la incertidumbre, por Joaquín Revuelta

 Joaquín Revuelta | 30/09/2021AA

Imprimir
Del apocalipsis inicial al miedo y la incertidumbre
LITERATURA ‘Desde las entrañas’ es el título del último libro del escritor berciano Manuel Cuenya, que a modo de diario sobre el confinamiento de la primavera de 2020, se presenta este jueves en la sala Región del ILC, donde el autor estará acompañado por David Rubio y Ramiro Pinto

 
'Desde las entrañas’, la más reciente publicación del escritor berciano Manuel Cuenya que forma parte de la Colección ‘Los libros de La Nueva Crónica’ y cuya aparición tuvo lugar en marzo de 2021, se presenta este jueves a las 19:45 horas en la sala Región del ILC con la presencia del autor, que estará acompañado en esta ocasión por David Rubio, periodista, escritor y director de La Nueva Crónica, y por Ramiro Pinto, activista, escritor y principal impulsor de El Ágora de la Poesía, que recientemente cumplió sus cien ediciones.  ‘Desde las entrañas’ es el tercer libro de los que integran el proyecto editorial de este periódico que lleva la firma del escritor de Noceda del Bierzo tras ‘Mapas afectivos’ (2018) y ‘Del agua y del tiempo’ (2019), siendo Cuenya igualmente el coordinador de ‘El manantial de las palabras’, publicación aparecida en junio de 2020 en colaboración con la Universidad de León y que reúne una serie de relatos de los alumnos participantes en los cursos de escritura creativa que Cuenya viene impartiendo desde hace años en el Centro de Idiomas de la ULE en la capital y en el Campus de Ponferrada, relatos que en su mayoría han sido publicados por La Nueva Crónica en la sección de cultura durante los meses de verano.

Portada de la publicación. | LA NUEVA CRÓNICA
Como su propio título ya sugiere, ‘Desde las entrañas’ es uno de los libros más personales de Manuel Cuenya, una suerte de diario del autor realizado durante el largo confinamiento sufrido por la población durante la primavera del 2020. «Todo surge como una necesidad vital de tratar de entender qué está ocurriendo en el mundo, qué está pasando con esa pandemia, al tiempo que me sirve también como pretexto para reflexionar sobre aquellas cuestiones que a mí me parecen esenciales acerca de la condición humana», señala Cuenya, para quien esa estructura de diario se adaptaba mejor que ningún otro formato a su pretensión de reflejar día a día no tanto lo que estaba sucediendo, lo que uno estaba viviendo, como lo que uno estaba sintiendo. «Esa es la clave del libro», reconoce el autor, que recuerda los primeros días del confinamiento como una situación que iba de la sorpresa al susto y del miedo aterrador a la rabia, donde se preguntaba, al igual que la mayoría de los ciudadanos, ¿por que nos está ocurriendo esto?, ¿qué está pasando? «Después, a medida que va transcurriendo el tiempo, me voy sintiendo mejor y creo que eso se refleja también en el libro», reconoce Cuenya, lo que se traduce en una mayor presencia del humor, «un elemento esencial para sobrevivir en este mundo tal y como está concebido», sostiene un escritor que ya dejó constancia de la importancia que para él tienen los afectos, «que creo que es lo esencial», reflexionando igualmente sobre las máscaras o el autoengaño. «De entrada parto de una especie de apocalipsis, del coronavirus con su trompeta apocalíptica, para ir incorporando a medida que va pasando el tiempo otras claves como son el miedo o la incertidumbre al no saber en qué va a parar esta situación», explica Cuenya.

Para el autor de Noceda del Bierzo, el proceso creativo resultó no solo interesante sino que se erigió en «una especie de salvavidas, de terapia, de catarsis, de poder plasmar y a la vez intentar entender qué está ocurriendo», sostiene Cuenya, que dedica el libro a sus padres y a su entorno más próximo, consciente tal vez de la importancia de la familia en situaciones como la vivida, aunque la convivencia en aquellos primeros días no resultara fácil y diera lugar a no poca tensión y crispación en muchos hogares españoles, en parte producidas por un exceso de (des)información procedente de las redes sociales.

https://www.lanuevacronica.com/del-apocalipsis-inicial-al-miedo-y-la-incertidumbre

lunes, 27 de septiembre de 2021

La Universidad de la Experiencia es terapéutica

Muchas gracias, Diana, por esta entrevista acerca de la Universidad de la Experiencia en Ponferrada. 

Manuel Cuenya: "La Universidad de la Experiencia es un plan terapéutico harto beneficioso"

EDUCACIÓN Manuel Cuenya, coordinador del proyecto educativo para personas mayores en el Campus de Ponferrada, destaca la importancia de la iniciativa en un envejecimiento activo

La Universidad de León apura los últimos días de septiembre para acoger alumnos del Programa de la Universidad de la Experiencia en el Campus de Ponferrada, un proyecto dirigido a personas mayores, financiado por la Junta de Castilla y León enmarcada en los programas de envejecimiento activo, que pretende dar a las personas mayores la posibilidad de acceder a la cultura y la ciencia como una fórmula de crecimiento personal y como vehículo de expresión de experiencias y conocimientos, además de promover el intercambio de relaciones, tanto entre los propios mayores como entre éstos y otros grupos de edad, creando un marco de interrelación social en el espacio universitario
Los alumnos podrán matricularse esta semana, desde el martes día 28 hasta el jueves día 30, que culmina el plazo de inscripciones, de 10:30 horas a 13:30 en el despacho 110 del edificio central. También está a disposición el teléfono de información 987 44 20 10 y el correo tpcmcg@unileon.es.

En el campus de Ponferrada, Manuel Cuenya es desde hace años el coordinador del programa y hace un repaso por los puntos más destacados de esta iniciativa.

- ¿Qué trayectoria tiene este programa de la Universidad de la Experiencia?

- El programa interuniversitario de la Experiencia en la sede del campus de Ponferrada lleva ya 20 años de andadura, con lo cual se trata de un programa consolidado. Si bien es cierto, la pandemia ha roto el magnífico ritmo de crecimiento de alumnado que estaba experimentando en estos últimos años, con un total de 261 antes de que nos llegara la pandemia. En todo caso, hemos logrado mantenerlo durante este tiempo de crisis vírica. Y a partir de ahora esperamos que, poco a poco, vuelva a su ser primero.

- ¿Se retoma con alguna novedad o sigue el mismo planteamiento tras la crisis de la pandemia?

- Incluso durante la pandemia logramos mantener el programa, aunque es cierto que no impartimos actividades complementarias como coro y teatro, precisamente porque entendemos que podrían poner en riesgo la salud de los posibles alumnos. Estamos con ganas de retomar estas actividades en cuanto podamos.

- ¿Cuál es el perfil de alumno actual ¿Éste ha cambiado desde los inicios, ha evolucionado o se mantiene igual?

- El perfil es heterogéneo, porque el rango de edad es desde los 55 a los ochenta y pico años. Y también en cuanto a formación, etcétera, de modo que tenemos alumnos y alumnas  que fueron profesores, médicos, enfermeras, entre otros, hasta otro tipo de perfiles con escasa formación académica. Lo importante son las ganas por aprender y superarse. Si hemos notado que, a resultas de la pandemia, ahora el alumnado es más joven que en otros tiempos, debido, sin duda, a que la gente más mayor tiene más miedo al contagio vírico.

- ¿Qué estructura formativa y asignaturas plantea la Universidad de la Experiencia?

-El programa consiste en tres cursos, cada cual con sus materias obligatorias, además de itinerarios o materias optativas. Además, quienes ya han cursado el ciclo entero tienen la posibilidad de reengancharse al programa como alumnos diplomados. En cuanto a las materias optativas, este curso ofertamos las siguientes: Artes escénicas y cinematográficas, ciencias de la salud, Patrimonio cultural del Bierzo y León. Respecto a las materias obligatorias, en primero cursan Historia y Psicología, en segundo cuentan con Ciencia y tecnología y Arte, y en tercer curso estudian Literatura y Derecho.

- Descríbame la importancia que puede tener para un alumno del programa, retomar el contacto con la formación, a nivel de salud mental, anímica, vida activa...

- Pues este programa es muy saludable, tanto desde el punto de vista físico como desde el psíquico, porque les ayuda a salir de sus casas, a estar en contacto con otras personas, a relacionarse, a establecer incluso vínculos afectivos, a estar activos, con la mente atenta, abierta a la estimulación que procuran las diferentes clases. Es en definitiva un programa terapéutico, harto beneficioso para la salud física y psicológica, que toda es una.

- Como profesor, ¿percibe al alumnado de la Universidad de la Experiencia como un alumno mucho más agradecido que los estudiantes jóvenes?

- Mi experiencia al respecto es la de alguien que siente satisfacción enseñando a la vez que aprendiendo de los mayores, en un proceso interactivo realmente interesante. Por lo general, el alumnado es agradecido y también afectuoso.


 https://www.lanuevacronica.com/manuel-cuenya-la-universidad-de-la-experiencia-es-un-plan-terapeutico-harto-beneficioso

jueves, 23 de septiembre de 2021

La fragua literaria leonesa: Yolanda de la Puente

 

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Yolanda Puente: "Si la escritura fuera petróleo seríamos los midas del mundo"

La novelista Yolanda de la Puente, autora de 'Última estación', está en estos momentos con dos novelas, con una segunda parte de 'Última Estación' y aun otra en la que realizará una crítica social ácida a la que intentará dar un toque de humor.

 

 Yolanda Puente

 

Manuel Cuenya | 23/09/2021 - 10:07h.

Yolanda de la Puente Merchán es una narradora leonesa que ha publicado, hace tan solo unos meses, su obra 'Última Estación' (Quaestio, 2021). Se trata de su segunda novela sobre el terrible accidente acaecido en la localidad de Torre del Bierzo cuando un tren correo de Madrid a La Coruña, una locomotora en maniobras y un tren de mercancías chocaron dentro del túnel número 20.

La idea de escribir esta novela le surgió a su autora a partir del visionado del cortometraje 'Túnel número 20' dirigido por Ramón de Fontecha, que obtuvo el Goya al mejor cortometraje documental en 2002.

"Es una historia real novelada... de sueños rotos, de evolución", aclara ella, que ha querido rendirle tributo a todos los fallecidos durante aquel trágico 3 de enero de 1944. Una realidad que el gobierno de la época quiso ocultar a través de la censura.

Cuenta Yolanda que es muy importante el papel que desempeña la berciana María Encina en la trama, cuyas emociones se canalizan y convergen en el Madrid de la postguerra, en "una España de miseria y negrura donde los niños morían de hambre".

"Caminar producía en ella un efecto relajante. Siempre lo veía todo más claro después de una larga caminata. Según su experiencia, el truco consistía en no caer en la desesperación, en saber adaptarse. La flexibilidad, cualidad difícil de encontrar en el ser humano, y en la que se había convertido en toda una experta, reside en dejar atrás todo lo que nos empeñamos en mantener a pesar de no estar reservado para nosotros"

(Yolanda de la Puente, 'Última estación') 

 

(Os dejo el enlace donde puedes leer toda esta fragua en ileon.com:  https://www.ileon.com/cultura/122221/yolanda-puente-si-la-escritura-fuera-petroleo-seriamos-los-midas-del-mundo)

sábado, 18 de septiembre de 2021

Vigo, ciudad literaria con rumbo a las Américas

 Vigo es Castro y Mar, gran ciudad portuaria y gran pueblo, ciudad moderna y cosmopolita con un gran sabor hispanoamericano, con el encanto de sus muchas playas y sus alrededores paradisíacos, como son las islas Cíes o la isla de Ons, situada en la entrada de la ría de Pontevedra. Incluso Cangas de Morrazo, que también tiene mucho encanto.

Me entusiasma treparme al Monte del Castro de Vigo, que es, por lo demás, el origen de la ciudad. Me gustan los lugares elevados desde los que se puede contemplar toda su ría, el Océano Atlántico. Me entusiasman los miradores. Y el Monte del Castro es un genuino mirador a toda la ciudad y aun a la belleza de las islas Cíes que, con sus mágicas puestas de sol, resultan como de otro mundo. Desde este Castro, oxigenante, puedo atisbar el mundo a través de los ojos marinos de un instante único, irrepetible.

Desde Monte del Castro

Una belleza siempre apetitosa, comestible, acaso eterna, en la captación de estas imágenes. Con su luz de poniente. Con su amorosa luz de poniente.

Vigo es en sí misma una ciudad literaria, impregnada con la impronta que dejaran grandes escritores como Cunqueiro, inventor, o al menos uno de los precursores del realismo mágico, con Merlín y familia, o Torrente Ballester, como continuador de este realismo en su Saga/fuga.

La estancia de estos magníficos fabuladores en esta capital gallega nos la recuerdan por cierto unas placas. Cunqueiro, además, cuenta con una calle y un hospital, el hospital de las letras, me atrevería a decir.


Vigo es asimismo la ciudad en que viviera, siendo un rapaz, el Nobel Cela, al que leía mucho en mis tiempos mozos. Y me dejara una gran huella, sobre todo con sus libros de viajes, su Pascual Duarte, Mazurca para dos muertos o el propio Cristo versus Arizona. Por citar algunos de sus libros.
Vigo es un estupendo Faro, en el que también plasmara su inspiración José Luis Alvite, cuyos textos se me antojaban brutales y hermosos a partes iguales, como la vida misma, o sea.
Llegué a tener algún contacto vía correo o messenger con Alvite, pero desgraciadamente murió aún joven. Me fascinaba leer sus textos, que aparecían también en Diario de León, en una época en la que uno era colaborador habitual de este periódico leonés.
Vigo es también un buen lugar para embarcarse rumbo a las Américas en busca de algún sueño. "Y puerta de salida de muchos españoles que buscaban en el continente americano una vida mejor que la que la por nuestras tierras tenían", matiza Fernando Fernández.

Vigo, en concreto su puerto, me hace recordar con mucho cariño a mi padre, que un buen día, allá por los 50 del pasado siglo, se embarcó en la aventura de cruzar el Atlántico en busca de un porvenir, realizando una travesía de cerca de un mes hasta llegar a la costa del Brasil. Una aventura que me sigue haciendo soñar, fantasear, y al tiempo me adentra en un espacio de melancolía. No lo puedo evitar, porque mi padre, que siempre será un faro que alumbre mi camino, esta senda de la vida, tan breve y efímera, era sin duda, lo sigue siendo, una de las personas más importantes en mi vida. Y gracias a él (también a mi madre, a mi familia) he podido volar como un pájaro. Y sentir la libertad.
Julio Verne

Además de los grandes escritores españoles, que antes mencionaba, se dice que también Julio Verne estuvo hasta en dos ocasiones en Vigo. Y en su libro 20000 leguas de viaje submarino aparece esta ciudad portuaria. En todo caso, el autor francés, que tantos libros de aventuras y de viajes escribiera, goza de un monumento en el puerto.
Por otro lado, visitar las islas Cíes es como adentrarse en el Caribe galego, con la sensación de quien se asomara a la ventana de los ensueños, con los colores de una realidad sugerente, que hechiza al visitante.
Islas Cíes

El paraíso isleño de las Cíes penetra con toda su sensorialidad a través del agua, de la arena blanca, de su vegetación exuberante.
Viajar, sobre todo viajar a un espacio de tal belleza, fortalece el alma. Y permite al viajero seguir ilusionado, como si fuera la primera que se acercara a esta tierra, a este mar. El mar universal, en definitiva, "donde todos los mares del mundo confluyen en el trasiego de barcos entrando y saliendo del puerto". Pues el viajero ha podido visitar en más de una ocasión la ciudad de Vigo y aun este mundo edénico.
Calle de las ostras

Recorro lugares de siempre, como el Monte del Castro. Y por supuesto el Vigo Marítimo, que tanto me gusta. Y la ciudad vieja con su plaza da Pedra, su mercado da Pedra, la calle de las ostras, y su hostal da Pedra, que resultó ser un magnífico alojamiento. Gracias, Teresa, gracias, Carmen. Y aun otras plazas y rincones como la de la Constitución. Con su antiguo barrio de pescadores. Su gastronomía, como todo el mudo sabe, es deliciosa.

Vigo, como tantas grandes ciudades, en su sentido amplio de la palabra, no se agota ni en una ni en más visitas. Y además en esta ocasión me obsequió con un recital homenaje sobre la figura de Lorca, al que tuve la ocasión de asistir, sintiéndome como en casa. Pues la fusión Lorca-Vigo me pareció extraordinaria, a sabiendas de que el genio Lorca llegó a componer hasta seis poemas gallegos. Gracias, Alicia y demás compañeros, como Elloboestaaqui, entre otros, por vuestra acogida.
Y aunque en esta ocasión no me acercara a Castrelos, en el recuerdo me quedará aquel concierto que diera en agosto de 2009 el poeta y cantautor canadiense Leonard Cohen, quien nos emociona con ese pequeño vals vienés que escribiera Federico García Lorca.

jueves, 16 de septiembre de 2021

La fragua literaria leonesa: Patricia Valley

 Después de un periodo de descanso, digamos periodístico, retomo las fraguas literarias en el diario digital ileon.com, que incluyo en este mismo espacio bloguero. En este caso le corresponde a la joven y polifacética Patricia Valley. Vaya aquí.

La fragua literaria leonesa

Patricia Valley: “León es un lugar donde la gente siempre tiene tiempo para preguntarte y escuchar cómo estás”

La joven y polifacética Patricia Valley, autora de 'Glory Box', está en estos momentos tratando de poner en orden algunos de sus escritos y viendo un poco a dónde le llevarán.

Patricia Valley escritora La fragua literaria leonesa
Patricia Valley es escritora.
Manuel Cuenya | 16/09/2021 - 09:40h.

La joven Patricia Valley (Patricia Valle de la Fuente) es una chica con talento a la que le gustan muchas cosas, según ella, por eso es actriz en cine y televisión, modelo, compositora de música y narradora.

No se considera prodigiosa en absoluto, antes "una persona con déficit de atención", señala con humor, lo que le ocurre es que necesita comunicarse de distintas maneras, "lo cual no quiere decir que las haga bien todas", precisa.

Se lamenta en todo caso de que, el no dedicarse a algo durante todo el tiempo, "hace que sea muy complicado tener oficio y llegar a la excelencia... Simplemente hago las cosas que hago, de la mejor manera posible, porque me hacen feliz y las necesito, no desde una competición", aclara Patricia, que estudió Periodismo en Salamanca, acaso creyendo que le serviría más de lo que en realidad le ha servido. Si bien ha sido colaboradora y creadora del contenido en el Magazine digital 'Pearls for the Swine', colaboradora ocasional en la guía gastronómica 'Plate Selector' o en '25 gramos'.

"Al final, fui una de esas personas, como tantas de mi generación, que estaba completamente perdida y que había bebido de esa idea de las generaciones anteriores, en la que una carrera universitaria era una garantía de futuro y paralelamente existían las vocaciones, que no tenían por qué estar relacionadas. Por supuesto, aprendí cosas, pero no volvería a estudiar esa carrera", rememora la autora de 'Glory Box', que es su ópera prima, cuyo título está inspirado en otro de un tema de Portishead https://www.youtube.com/watch?v=4qQyUi4zfDs, lo que le pareció perfecto para expresar lo que justamente significa: "caja de gloria", "ya que la historia se da a través de llamadas telefónicas entre los dos personajes desde sus respectivas casas", una historia en estilo dialogado que nos recuerda a una breve obra de teatro, en el que dos personas recuperan una antigua relación a través de conversación a través del móvil.

Cuenta que le costó abandonar la autoexigencia y el perfeccionismo extremo, que, en el fondo y en su opinión, no es otra cosa que un miedo terrible a exponerse desde un lugar más íntimo y honesto.

Sea como fuere, a Patricia le gusta componer con la palabra desde pequeña, mucho antes de saber si estudiaría Periodismo o qué era esta profesión. Incluso llegó a comenzar la carrera de psicología para darse cuenta de que lo que realmente le interesaba y le interesa es el arte, la interpretación, la música, la escritura.

(Puedes seguir leyendo esta fragua en este enlace de ileon.com:  https://www.ileon.com/cultura/la_fragua_literaria_leonesa/121929/patricia-valley-leon-es-un-lugar-donde-la-gente-siempre-tiene-tiempo-para-preguntarte-y-escuchar-como-estas)

martes, 7 de septiembre de 2021

El hilo de oro en la obra de Julio Llamazares

 El pasado viernes 3 de septiembre acudía, encantado, a la presentación de El hilo de oro en la obra de Julio Llamazares, volumen cuya autora es la amiga profesora y escritora Álida Ares, lo cual me alegra, porque además el libro es sobre la obra de otro amigo común y enorme escritor, uno de los mejores sin duda de nuestra geografía. 

La presentación tuvo lugar en la UNED de Ponferrada a las 11h, lo que viene a ser, según nos contara Julio Llamazares con excelente sentido del humor, una hora para jubilados. Una hora complicada sin duda para asistir al acto. No obstante, el salón de la UNED acogió a más de una cincuentena de personas, lo que no está nada mal. 

Se nota que el autor de La lluvia amarilla (cumbre de la literatura española, a mi entender) despierta conciencias y atrae como un imán al público. Y Álida, que es berciana de Villadepalos, también logró el entusiasmo de su gente. 

Álida Ares

Un acto organizado por el IEB (Instituto de Estudios Bercianos) bajo la tutela de la nueva presidenta Patricia Pérez Bruzos.

En la presentación, además de Álida Ares y Julio Llamazares, como almas del libro, también intervinieron el director de la UNED Jorge Vega, con quien también me unen lazos de amistad y clases; Ernesto Martín Peris como prologuista del libro, y la propia Patricia Pérez Bruzos, que se mostró muy amable y buena conversadora en la comida que tuvimos después de la presentación, en compañía de varias personas, básicamente del IEB, además de las almas máter del evento. 

El libro El hilo de oro en la obra de Julio Llamazares, que toma el título, según su creadora Álida Ares, de un artículo que publicara Llamazares en el diario El País, nos muestra análisis filológicos, lingüísticos, de cuatro obras del autor de Escenas de cine mudo.

Julio Llamazares y Álida Ares

En este caso la profesora y filóloga Álida Ares, que ha impartido clases de español en la universidad italiana de Trento y también en la Universidad de la Experiencia de Ponferrada (de ahí surge en gran parte su libro), analiza Distintas formas de mirar el agua (género, estructura, temática, paisaje), La lluvia amarilla (estructura y contenido, características expresivas, retóricas y pragmáticas, traducciones, repercusión en Italia), Las rosas de piedra y Las rosas del sur como un único libro de viajes (las catedrales y su función...), llegando a hacer un análisis comparado, con similitudes y diferencias, entre La ruta del Quijote de Azorín y El viaje de Don Quijote de Llamazares.

Patricia Pérez y Ernesto Martín Peris
Un volumen que a Julio le ha parecido, naturalmente, magnífico, aunque él insistiera en que no es un teórico de la literatura, que ni siquiera sabe (dicho otra vez con buen sentido del humor)  lo que es una aliteración, si bien le encanta la literatura y por supuesto le entusiasma escribir, que es lo que hace desde que tiene uso de razón, desde que uno de sus profes le dijera que hacía buenas redacciones en la escuela. La escritura entendida, en su opinión, como algo que a los lectores les produce calambrazos, porque, en definitiva, la literatura, el arte en general, debe emocionar. Y eso es lo que opina el gran Julio. Emocionar e invitar a la reflexión, eso creo. Y Llamazares lo logra en cada uno de sus libros a través de una escritura sencilla pero muy profunda y emocionante. 

En todo caso, estuvo brillante como siempre en su intervención, con sus anécdotas sobre el escritor italiano Mauro Corona (todo un personaje, autor de Fantasmas de piedra -traducido por Álida-, que tanto tiene en común ese su libro con La Lluvia amarilla), sus reflexiones, su forma de decir, provocando incluso risas. 

Qué sano es reírse, sobre todo de uno mismo. Incluso llegó a contar alguna anécdota realmente graciosa, que en el fondo da mucho que pensar (ya me la había contado en alguna ocasión anterior) como cuando a su sobrino le pidieron en el colegio un comentario sobre su novela Luna de lobos, que él califica como un western (tanto es así que Julio Sánchez Valdés, quien fuera profesor de la ex Escuela de cine de Ponferrada, llegó a adaptarla al cine) y su sobrino se encontró con que le resultaba complicado hacer ese comentario, tal vez porque el autor de la novela Luna de lobos era su tío. 

Llamazares y Ares

Total, que al final, después de darle vueltas al asunto, le pidió ayuda a su tío Julio y él mismo le hizo el comentario, con tan mala pata que la profesora del sobrino a duras penas le puso un cinco pelado de nota. Ver para creer. Si es que algo falla en la enseñanza. 

Entonces, se me ocurrió decirle a Julio que tendría que haber ido a ver a la profe de su sobrino y espetarle que él mismo había hecho el comentario. A ver qué cara se le ponía a la susodicha. 

Un placer grande escuchar hablar a Julio. Y estar en esta presentación de mi amiga Álida en un salón en el que casi todas eran caras conocidas, amigos y amigas como Santiago Asenjo, Fernando Fernández, Nuria Rubial (la profesora de Toreno, que imparte clases de Literatura en el Instituto de Boñar, la cual ideó la ruta del Porma a partir de Distintas formas de mirar el agua y Retrato de un bañista de Llamazares), la escritora Noemí Sabugal, o el propio profesor y escritor Jordi Canals, el compañero de viaje de Álida (al que agradezco mucho que me obsequiara con su libro de las Tres Venecias, que leeré encantado), entre otros muchos como las personas del IEB: Marino, Ana, Tito, Mar... Lamento no hacer referencia puntual a cada uno de los asistentes, que eran bastantes, como ya había dicho. 

Jorge Vega, director de la UNED

La charla, después de la presentación, continuó al amor de unas cervezas y luego al calor, algo sofocante, aunque estuviéramos en terraza, de una comida sabrosa, cuyo sabor sobre todo provino de la compañía de los asistentes a la misma, entre ellos, los anfitriones, por supuesto. Y hasta hubo visita al castillo de Ponferrada, gracias al bueno de Javier Bueso, director de museos y profesor de Arte del programa de la Experiencia en Ponferrada. Y la posterior velada con la familia de Álida, que siempre es muy hospitalaria con sus amigos. Así que mil gracias por todo, querida amiga. Y mi agradecimiento por tu libro, por todas tus aportaciones, por todas tus clases, por haberme invitado también, antes de la pandemia, a tu casa, a vuestra casa de Italia en Levico Terme. Mi gratitud y cariño para vosotros, Álida y Jordi, que sois estupendas personas. Y, como siempre, un placer reencontrarme con Julio Llamazares, que algún día espero que vayas a Noceda del Bierzo, al útero de Gistredo. 

Hasta siempre.