Vistas de página en total

jueves, 20 de enero de 2022

La fragua literaria leonesa: Rafael Parrado

 

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Rafael Parrado: “El estoicismo es un buen acicate para vivir y para conseguir soluciones equilibradas y coherentes”

El narrador, bloguero y fotógrafo Rafael Parrado, coautor de 'Cuaderno bicéfalo' y autor de 'Espuelas para un viaje en corto', tiene entre manos algún que otro proyecto que no quiere desvelar.

Rafael Parrado escritor fotógrafo
Rafael Parrado.
Manuel Cuenya | 20/01/2022 - 10:35h.

Coautor de 'Cuaderno bicéfalo', que publicara con la narradora Nuria Viuda, y autor de 'Espuelas para un viaje en corto', que está intentando que vea la luz, Rafael Parrado es, aparte de narrador y entusiasta de los ensayos, fotógrafo.

Cuenta que 'Espuelas para un viaje en corto' son en realidad tres tratados https://issuu.com/enma122/docs/espuelas__para__un__viaje__en_corto

creados a partir de un blog que tiene, que podría ser asimismo el germen de otros posibles libros como 'Crónicas de los mundos inverosímiles', el cual comenzó después de la crisis de 2008 como respuesta -aclara él- al 11M, la injusticia y el desvelo social que se produjo en la conciencia social de una gran mayoría decepcionada con el poder.

"Los desahucios como uno de los grandes abusos a la ciudadanía española y emigrante, porque muchas personas no solo perdieron su piso sino que quedaron arruinadas, porque tuvieron que pagar dos veces el valor de uno", señala Parrado, que, junto con su amiga Ana de Andrés -cantante y colaboradora de algunas canciones con míticos grupos de León-, trabajaron duro para seleccionar pequeños textos reflexivos, "para leer y pensar", creando tres pequeños libros.

"Es como un viaje de iniciación hacia ese mundo paralelo, el viaje del héroe a través de los infiernos, para regresar a la realidad, pero conquistando esa parte oculta, descifrando el código escondido de la aventura personal y desvelando los entresijos del escenario", matiza Rafael, satisfecho con la coautoría de 'Cuaderno bicéfalo', un poemario conectado en fondo y forma con la poesía mística, desde una perspectiva absolutamente libre y contemporánea. "Un libro digno de ser leído en el panorama de los libros actuales", según Ramiro Pinto: Ramiro Pinto: "León es tierra de poesía y de hogaza, chorizo y cecina" - ILEÓN.COM. Un texto simbólico, a juicio de Parrado, a través del inconsciente y consciente que habita en nosotros: "El Ello, el Yo y el Súper Yo se convierten en esa personalidad múltiple que está perdida en sus propios infiernos y acaba regresando de ese viaje interior en relación con la realidad... En el fondo es una búsqueda de la esencia que está en todo ser, como sabemos a través de los místicos como San Juan de la Cruz o la propia Santa Teresa", puntualiza este autor al que le entusiasma Séneca y el estoicismo. "Para mí el estoicismo es un buen acicate para vivir realidades complicadas y al mismo tiempo para conseguir soluciones equilibradas y coherentes, incluso justas en determinados momentos, así como pulsiones de la vida cotidiana... Sirve asimismo para saber relacionarte con el entorno emocional que nos rodea".

(Puedes seguir leyendo este enlace en ileon.com: https://www.ileon.com/cultura/la_fragua_literaria_leonesa/125516/rafael-parrado-el-estoicismo-es-un-buen-acicate-para-vivir-y-para-conseguir-soluciones-equilibradas-y-coherentes)

lunes, 17 de enero de 2022

La fragua literaria leonesa: Blas Fernández Tomé

 

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Blas Fernández Tomé: "León, donde puedes encontrar pasiones en las pequeñas cosas, impulsos de vida y vitalidad"

El narrador Blas Fernández Tomé, autor de 'En busca de 'otra' Marlene Dietrich. Un recorrido por 'otra' África', está convencido de que seguirá escribiendo sobre alguno de sus viajes por su adorada África.

Blas Fernández Tomé
Blas Fernández Tomé
Manuel Cuenya | 13/01/2022 - 13:33h.

Autor de 'En busca de 'otra' Marlene Dietrich. Un recorrido por 'otra' (Círculo Rojo, 2021África'), Blas Fernández Tomé es un apasionado de los viajes y de la literatura de viajes. Cuenta que en su casa tiene cientos de volúmenes, de guías de muchas partes del mundo. Y que lee todo lo relacionado con viajes con ganas.

"He leído todo de Javier Reverte... He leído todo de Kapuszinski, al que descubrí, no en 'Ébano', su superlibro famoso, sino en 'Viajes con Herodoto'. He leído a Paul Theroux, a Kaplan, a Manu Leguineche, a Evelyn Waugh, a.... a... Todo lo que leo me viene bien. ¿Literatura actual de viajes de españoles? En mi cabeza están Xavier Aldecoa, Paco Nadal, Xavier Moret, o Alberto Rojas, con su 'África', que me gustó mucho", apunta Blas, que comenzó a escribir un 'blog' allá por el año 2007 porque necesitaba poner a la cabecera del 'blog' un nombre que tuviera que ver con los viajes, pues quería 'postear' sobre ello.

"¿Qué pongo? En aquel momento pensé que era un insatisfecho de los viajes, insatisfecho por no poder viajar todo lo que a mí me gustaba, pues tenía obligaciones laborales, que me daban ganas de mandar al limbo, pero no. No podía. Siempre seré un 'viajero insatisfecho' me decía para mí, y así puse a mi 'blog': V(B)iajero Insatisfecho. Hasta hoy, que ya lo he incorporado a mi vida como un 'alias'... Ahora mismo, el libro que está en mi mesilla de noche es 'A pie y en bicicleta por el continente negro', de Kazimierz Nowak. Un viejo libro de primeros del siglo XX. Ahora, es el que más huella está dejando (y, además, lo recomiendo); en otros momentos, han sido otros, desde Kafka a Umberto Eco, desde Milan Kundera a Vargas Llosa. Transito también por Javier Marías y por Arturo Pérez-Reverte... Y tengo en mis estanterías, también, los siete u ocho primeros premios de Novela Corta 'Tierras de León'", señala este narrador leonés, que vive en Madrid, el cual sigue yendo a visitar "sus  silbares montiscos", además de pasear por el campo y coger setas cuando la época es buena.

"Por mi zona hay 'silbares' (serbales, o serbal del cazador), no muchos, pero da la sensación que es un árbol en peligro de extinción. En mis idas, los visito, los tengo a todos fotografiados y a alguno he regado y cuidado con mimo. Para mí eso es León, donde puedes encontrar pasiones en las pequeñas cosas, impulsos de vida y vitalidad. Y León ha sido el germen, sin duda, de mi pasión viajera, mochilera. Creo que mi adaptabilidad al mundo mochilero en los viajes es producto de mi infancia, hasta cierto punto dura, como para todos los de mi generación, época y entorno. El viaje de los mochileros también es duro y casi vocacional. No todo mundo estaría dispuesto a coger una mochila y a lanzarse solitario a recorrer Tanzania, o Malawi o Madagascar. Yo lo hago casi todos los años", comenta Blas, que recuerda aquellas viñetas de 'Tiburcio y Cogollo', que leyera varias veces en su tierna infancia, "que ahora, gracias a mi amigo Andrés Martínez Trapiello (primo del 'otro Andrés Trapiello'), sobrino del autor de la historieta, tengo en mi librería encuadernados y conservados con cariño, pues les había perdido el rastro. Aquella pareja incitaba al vagabundeo por el mundo, a descubrir volcanes, a subir montañas o a adentrarte en peligrosos túneles", precisa Blas, quien recibió el Primer Premio de Relato corto Monasterio de Escalada, que, en sus propias palabras, fue el embrión de su libro: "un encuentro ficticio con Marlene Dietrich en el Monasterio de mi pueblo, de mi infancia".

(Puedes seguir leyendo esta fragua en este enlace de ileon.com: 

https://www.ileon.com/cultura/125329/blas-fernandez-tome-leon-donde-puedes-encontrar-pasiones-en-las-pequenas-cosas-impulsos-de-vida-y-vitalidad)

miércoles, 12 de enero de 2022

La fragua literaria leonesa: José Antonio González Rodríguez

 

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

José Antonio González: “Noceda del Bierzo ha sido y es lugar al que el tiempo me transporta a mis orígenes”

El narrador nocedense José Antonio González Rodríguez, que emigrara a Argentina siendo un chavalín, es autor de 'Testimonios' y 'Frutos de otoño', y ahora le gustaría concretar una idea sobre líderes sociales en Latinoamérica, de los que en general solo se nombran cuando sus voces incomodan o cuando son víctimas de algún atentado.

José Antonio González Rodríguez escritor Noceda del Bierzo
José Antonio González Rodríguez.
Manuel Cuenya | 30/12/2021 - 11:55h.

Resulta ilusionante que un paisano haya publicado dos libros. Este es el caso del narrador nocedense José Antonio González Rodríguez, que emigrara a Argentina siendo un chavalín, allá por los años sesenta del pasado siglo.

"Cerca de cumplir los once años me tocó partir del pueblo junto a mi madre y tres hermanos menores, dejando en él a los abuelos maternos José y Asunción, tíos, primos y a todos mis amigos.  Exceptuando a los abuelos, al resto nunca más volví a ver", rememora José Antonio, que tiene la morriña de quien tuvo que dejar su pueblo, en este caso Noceda del Bierzo, para embarcarse rumbo a las Américas.

Lo que en un inicio le pareció una aventura emocionante, lo de viajar en barco al encuentro de su padre, que ya residía en Argentina antes de que él arribara al destino, en concreto desde un año antes, se convirtió con el transcurrir de los años, según José Antonio, en una carga emocional, "donde la culpa, cierto abandono y el desarraigo fueron mellando aquella inocencia infantil", precisa él, para quien su pueblo natal, Noceda del Bierzo, era España, habida cuenta de que sólo conocía su pueblo y en este cabían  todos sus afectos, sus pertenencias, y cada ausencia que sentía por haberse alejado.

"Muchas veces las cartas que enviaba hablaban de esos sentimientos, y hoy siento que es una pena no haberlas recuperado, porque seguramente formarían parte de mis inicios literarios", afirma José Antonio, que con casi veinte años sintió que escribir era algo más que un pasatiempo. Y entonces la escritura se convirtió en la necesidad, la necesidad de contar algo, de dejar constancia de hechos que le motivaban, "casi siempre nacidos de la realidad propia o colectiva".

Rememora que el reencuentro con sus abuelos en Buenos Aires fue decisivo porque, en su opinión, daba continuidad a aquellas historias que de pequeño oía con tanto interés, especialmente por parte de su abuelo José, "hombre de ideas progresistas para la época, que tuvo la desgracia de convertirse en alcalde del pueblo cuatro meses antes del levantamiento de Franco contra la República", apostilla, consciente de las penurias que tuvo que sufrir su abuelo por tocarle vivir aquella terrible época, encima siendo alcalde republicano, al que le prometió escribir su biografía. Y, aunque no ha llegado a hacerlo en formato libro, sí ha podido escribir diversos relatos sobre su historia que hoy le llenan de orgullo cuando lee su nombre en publicaciones donde lo nombran como el último alcalde republicano de Noceda del Bierzo.

"La provincia de León, y Noceda del Bierzo en particular, han sido y son lugares a los que el tiempo me transporta a mis orígenes, mi infancia, permanentemente", evoca José Antonio, para quien la poeta y maestra nocedense Felisa Rodríguez y el escritor romántico Gil y Carrasco, con su Señor de Bembibre, fueron durante años sus referentes en lo referente al Bierzo.

"Afortunadamente la tecnología provee medios que permiten conocer a distancia a escritores y sus obras. De todos modos mis preferencias van dirigidas a quienes se ocupan de la historia y las personas o hechos poco y nada reconocidos por la narrativa oficial", puntualiza este colaborador de la revista cultural La Curuja, que él considera, desde sus inicios, algo más que una revista.

"Cerca de cumplir los once años me tocó partir del pueblo junto a mi madre y tres hermanos menores, dejando en él a los abuelos maternos José y Asunción, tíos, primos y a todos mis amigos.  Exceptuando a los abuelos, al resto nunca más volví a ver"

La revista La Curuja como paloma mensajera

"Podría definirla como una paloma mensajera que sobrevuela montañas, ciudades y océanos uniendo un colectivo disperso por el planeta que la aguarda con la ansiedad que se espera a un ser querido. Fue mi primer contacto extra familiar que me permitió llegar a viejos amigos y conocer otros. Revivir a través de sus textos, experiencias, vocablos, costumbres que la memoria va dejando en el camino del tiempo. Y ha sido también testigo y reflejo de mis atrevimientos con las letras", señala agradecido y entusiasta con los diversos encuentros literarios que se organizan en la provincia de León, porque "siempre son enriquecedores y permiten abrir ventanas nuevas para quienes los transitan", detalla este devoto de escritores como Eduardo Galeano y sus 'Venas abiertas de América Latina'. Asimismo, disfruta con la lectura de filósofos de la talla de Zygmunt Bauman, Noam Chomsky o Adela Cortina. O bien con las novelas de Isabel Allende.

(Puedes seguir leyendo este enlace en ileon.com: https://www.ileon.com/cultura/la_fragua_literaria_leonesa/124969/jose-antonio-gonzalez-noceda-del-bierzo-ha-sido-y-es-lugar-al-que-el-tiempo-me-transporta-a-mis-origenes)

lunes, 10 de enero de 2022

la fragua literaria leonesa: Javier Pérez en ileon.com

 

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Javier Pérez: "León es mi patria mitológica, o cultural"

El escritor Javier Pérez, colaborador de Opinión de ILEÓN y autor de libros como 'Catálogo informal de todos los papas', entre otros, está ahora escribiendo una novela sobre una partida de ajedrez entre el pasado y el futuro.

Javier Pérez
Javier Pérez
Manuel Cuenya | 23/12/2021 - 13:16h.

Autor del reciente 'Catálogo informal de todos los papas' (Algaida, 2021), Javier Pérez comenzó con trece años a escribir en un periódico de la Bañeza que se llamaba Bedunia, "que muchos aún recordarán, porque era un periódico francamente bueno para los medios de que disponía", recuerda él, que contó con el apoyo de Olegario, de Polo y Santiago Fuertes, "uno de esos golpes de fortuna que uno nunca termina de agradecer".

Después de hacer sus pinitos en este periódico se puso a escribir relatos cortos y, con dieciocho años, escribió su primera novela, "que guardo, o escondo más bien, todavía en un cajón", matiza este novelista, el cual, aunque nacido en Zamora y con familia zamorana, ha vivido casi siempre en la provincia de León, primero en la Cepeda, en Villameca, luego en La Bañeza y después en la ciudad de León, aunque algunas veces haya regresado a su origen zamorano.

"León es mi patria mitológica, o cultural, como se le quiera llamar", agrega Javier, que reconoce que la mayor aportación de León a su obra es el carácter, "ese apego a lo real que tenemos en esta tierra, una realidad que puede al mismo tiempo ser mágica de niebla o melancólica de musgo, pero que sigue aferrada al suelo".

Cree que León es una tierra donde el concepto de tiempo tiene un carácter peculiar, "y eso hace que, desde fuera se nos considere a veces una especie rara. Ese manejo del tiempo, de lo que es posible y lo simplemente improbable, creo que es la mayor y la mejor parte de lo que debo a León como autor".

En este sentido, se siente deudor de la huella literaria que le ha dejado Luis Mateo Díez con su maravillosa literatura costumbrista de lo mágico, con obras como 'La Fuente de la Edad' o 'El expediente del náufrago', "una novela que merecería estar entre las mejores del siglo XX español. Esa obra leonesa, con voz propia... es la que más despierta mi interés", afirma Javier, que reivindica asimismo la figura de José María Menéndez, quien le enseñó, a su juicio, dos tercios de lo que sabe de técnica narrativa, estilo y ritmo.

(Puedes seguir leyendo esta fragua en ileon.com, en este enlace: https://www.ileon.com/cultura/124804/javier-perez-leon-es-mi-patria-mitologica-o-cultural)