Páginas vistas en total

martes, 30 de marzo de 2010

Estimulantes vegetales del SNC, té, café, mate, etc.

Los estimulantes, también llamados psicoestimulantes o psicotónicos, son sustancias que refuerzan la vigilia, el estado de alerta y la atención al estar asociados a determinados neurotransmisores como la Noradrenalina y la Dopamina.

Los estimulantes vegetales, como su nombre indica, se encuentran en especies vegetales, algunas de las cuales cuentan con alcaloides (nitrogenados), y a partir de éstos surgen los estimulantes químicos o sintéticos.

Diversas plantas tienen el potencial de desencadenar efectos estimulantes, liberando, normalmente alcaloides, con potencial psicoactivo.

Los estimulantes vegetales más conocidos son el café (surgido hacia el siglo X en la península arábiga), el té, la yerba mate, el cacao, el guaraná, el betel (semilla de un tipo de palmera que se da en India o Indonesia), el cat, la cola y la coca. Salvo el cat y la coca, los demás tienen como principio activo alguna metilxantina (cafeína, teofilina, teobromina), variando la concentración según los casos.

La cafeína, por ejemplo, aumenta los niveles de Noradrenalina y Dopamina, lo que explica buena buena parte de sus efectos favorables sobre la concentración. Se trata de un alcaloide del grupo de las xantinas, que actúa como droga psicoactiva y estimulante del SNC, y se emplea para reducir la fatiga física y ponerse en alerta mental.
La cafeína también forma parte de la guaranina (que está en el guaraná), mateína (en el mate), y teína (en el té), las cuales contienen además algunos alcaloides adicionales como los estimulantes cardíacos teofilina y teobromina.La cafeína, que tiene propiedades diuréticas al menos en dosis suficientes, también se encuentra en el cacao, algunas bebidas no alcohólicas (las gaseosas como refrescos de cola, originariamente preparados a partir de la nuez de cola) y bebidas energéticas como Red Bull.
La cafeína produce un síndrome de abstinencia en menos tiempo que el opio, la heroína o los barbitúricos. El consumo de cafeína, en cantidades muy grandes, puede provocar una intoxicación, aparte de insomnio, nerviosismo, excitación, aumento de la diuresis y problemas gastrointestinales. Los síntomas de la intoxicación con cafeína son similares a los del pánico y de ansiedad generalizada.
El mate es una infusión típica de Argentina y Uruguay, que contiene cafeína, aunque en una concentración algo menor que la del café.

El guaraná proviene de una trepadora amazónica (Paulina Cupana), cuyas semillas poseen una concentración de cafeína unas cuatro veces mayor que la del café. Es asimismo un ingrediente primario en las bebidas energéticas.
Por su parte, la nuez de cola, que es el estimulante africano por excelencia, tiene una potencia equivalente a la del café, y la misma proporción de cafeína que el té.

El cacao, por su parte, contiene tanta cafeína como teobromina y fue empleado como estimulante por los aztecas; sin embargo, los chocolates actuales no son tan estimulantes.

El cat es la planta con mayor poder estimulante conocido; porque sus alcaloides (la catina y la catinona) poseen afinidades con las anfetaminas.

Por su parte, la planta de coca, originaria de los Andes amazónicos, es un estimulante menos activo que el cat, aunque posee varios alcaloides, entre otros la cocaína. Los indígenas andinos, sobre todo, tienen por costumbre mascar hojas de coca por sus propiedades nutritivas y para aguantar determinados trabajos.

El (probablemente de etimología china, Chá) es otra fuente común de cafeína, incluso contiene más cafeína que el propio café, aunque el té se prepara normalmente en una infusión mucho más diluida. El té proviene principalmente de China -donde se considera medicinal-, India, Sri Lanka, Taiwán, Japón, Nepal... Hay muchas variedades: té blanco, té de invierno, té negro; té rojo o el té verde (que se considera como el más beneficioso para la salud humana).

El chocolate, derivado del cacao, contiene una pequeña cantidad de cafeína. El tenue efecto estimulante del chocolate podría deberse a la combinación de teofilina y teobromina tanto como a la cafeína.

Un apartado especial requiere la Nicotina, por ser otro estimulante del SNC, además de un potente veneno y uno de los principales factores de adicción al tabaco, causa de tantas y tantas enfermedades. Se trata de un alcaloide que se halla en la planta del tabaco (Nicotiana tabacum), con alta concentración en sus hojas. La nicotina se vincula a los receptores nicotínicos del neurotransmisor acetilcolina. Imita a la acetilcolina, y se encarga de que las neuronas liberen abundante dopamina.

En dosis bajas, la nicotina pone en alerta y vigilancia al individuo, y en dosis elevadas produce un efecto reforzador o de recompensa sobre el sistema límbico, mediado por la vía neuronal del placer.
Son bien conocidos los trastornos cardiovasculares, debidos a la nicotina, que incluyen vasoconstricción periférica, taquicardia e hipertensión.

1 comentario:

  1. "El mate es una infusión típica de Argentina y Uruguay, que contiene cafeína, aunque en una concentración algo menor que la del café". Te faltó mencionar a Paraguay... Muy importante considerando que el nombre científico de la yerba mate es ilex paraguariensis.

    ResponderEliminar