Páginas vistas en total

martes, 30 de marzo de 2010

Derivados del opio

Entre los derivados del opio están la morfina (que es como un opio concentrado), la heroína, la codeína, metadona, etc.

La Morfina, que debe su nombre en honor a Morfeo, el dios griego del sueño, es un potente alcaloide del opio, usado como analgésico para aliviar el dolor/sufrimiento. Se trata de un polvo blanco, cristalino, inodoro y soluble en agua, empleado en el tratamiento del infarto agudo de miocardio, en el postquirúrgico, y fundamentalmente en el cáncer.

La morfina está contraindicada en casos de Depresión respiratoria aguda; pancreatitis aguda o en fallos renales.

Sus derivados químicos son la
Heroína; Naloxona y Naltrexona (éstos dos últimos empleados para el tratamiento de la intoxicación aguda por opiáceos), etc.
La Heroína es una droga altamente adictiva e ilegal en la mayor parte de los países. En los ochenta del pasado siglo fue letal para muchos, sobre todo en nuestro país, y aun en nuestra comarca del Bierzo. Se trata de un opiáceo, también depresor del SNC, como todos los derivados del opio, cuyo efecto es muy rápido, aunque es menos depresora que la morfina.

La heroína, que ya se conoce desde finales del siglo XIX, se prepara a partir de la
morfina. De ahí que también se le llame diacetilmorfina. Se vende en forma de polvo blanco o marrón, y aun como sustancia negra pegajosa (goma o alquitrán negro). El gigante farmacéutico Bayer registró la marca comercial Heroin (Heroína) por sus cualidades heroícas, para combatir la tos y la tuberculosis, y luego la tuvo que retirar por presiones ejercidas por los defensores del opio. Cuando está sin refinar, la heroína se conoce como “azúcar moreno” y, ya refinada, como “caballo”.
Puede adulterarse -y suele hacerse- con
quinina, lactosa, azúcar, así como con otros fármacos depresores del SNC, tales como los barbitúricos y sedantes, incluso se contamina con estricnina y aun otros matarratas, que resultan letales en dosis altas. Cuando se mezcla con cocaína, y aun con anfetas, se conoce como Speedball.

La Heroína crea una gran dependencia física y psicológica, quizá sea la droga que más "mono" da, con moqueo, lagrimeo, calambres y dolores musculares, síntomas similares a una gripe, que se acompañande una gran ansiedad y diarrea, entre otros, hasta llegar a convulsiones y alucinaciones.
Se puede fumar en forma de chino -aspirando el humo al ser calentada sobre papel de aluminio, y cuyo efecto es casi inmediato-, aunque también se esnifa y se inyecta. Por esta vía, y debido a las agujas compartidas entre algunos consumidores, muchos han contraído el VIH, algunas hepatitis así como otras enfermedades infecciosas.
Entre sus efectos están la sedación, euforia, analgesia, depresión respiratoria (causa principal de la muerte por sobredosis), náuseas y vómitos, efectos gastrointestinales, cardiovasculares, renales, urinarios.
Impactante me resultó la película de Preminger, El hombre del brazo de oro, en la que veíamos a Frank Sinatra intentanto superar, convulsionado, el "mono" por la heroína. Algo parecido a lo que le ocurre a un personaje en Trainspotting.
La Metadona es un opioide sintético, conocida en sus inicios como "dolofina", y ofrecida a los médicos del ejército alemán, durante la Segunda Guerra Mundial, como analgésico, sedane y remedio contra a tos. "Una droga contrarrevolucionaria" capaz de curar a los heroinómanos. Es una sustancia más potente que la morfina, con propiedades similares y cuyos efectos secundarios también se asemejan a los de ésta última, entre ellos el estreñimiento, contracción de pupila, bradicardia, aumento de la temperatura corporal y depresión generalizada, a sabe, circulatoria, respiratoria y digestiva.

En la actualidad, la metadona se suministra, líquida y aun en pastillas, para desintoxicar a los farmacodependientes de opiáceos, como la
heroína.

La Codeína o
metilmorfina es otro alcaloide del opio, con sabor amargo, quizá el más vendido por la industria frmacéutica, y descubierto casi a mediados del siglo XIX como resultado de metilizar o metabolizar la morfina.
Se suele tomar en jarabe -casi todos contienen codeína-, para aliviar la tos, o bien inyectada, con efectos analgésicos excelentes en casos de dolores moderados. Y sobre todo tiene mucho menor riesgo que la morfina de provocar dependencia o efectos tóxicos. De efectos parecidos a la codeína es la Buprenorfina, incluso la Pentazocina. También cabe mencionar la Tebaína (que se usa para crear otros derivados sintéticos del opio, como la naloxona); la Papaverina (cuyo efecto es relajante); Noscapina, Narcotina, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario