Páginas vistas en total

lunes, 6 de julio de 2020

De San Andrés de Teixido a San Andrés de Mixquic en México

La cuna del realismo mágico, como he apuntado en más de una ocasión, es Galicia, miña terra, nuestra hermana de alma y corpo, nuestro universo de meigas, meigallos, trasgos y pantasmas, espacio alumbrado por el candil de los sueños y las pesadillas donde los vivos hablan con los muertos con genuina naturalidad, sin aspavientos, sin artificios ni retóricas vanas, porque vida y muerte forman parte de una misma moneda de cambio. 

Vida y muerte son lesbianas, según el cantante y poeta Javier Corcobado, al que tuviera la ocasión de ver/escuchar en concierto en una ocasión en el Albéitar de León, tal y como queda reflejado en este mismo blog. https://cuenya.blogspot.com/2011/01/es-la-muerte-el-frio-mas-profundo-hasta.html
Quizá decir esto no resulta políticamente correcto, o sí (ahora que todo es política y socialmente incorrecto, acaso porque hemos creado una sociedad estúpida, incapaz de pensar y discernir con claridad), pero como creo que Corcobado es contrario a toda corrección, pues él lo dice y se queda tan ancho. Algo que me parece magnífico. 
Si sale cara, sigues en la senda, mas si sale cruz, te vas al hoyo (el vivo al bollo y el muerto al hoyo), que ya llegó tu hora, la hora fatídica del más allá en este más acá de polvo eres, polvo haces (a veces, nomás) y en polvo te tornarás. Ese dicho bíblico que tiene continuidad en estos versos de Quevedo de su poema Amor constante, más allá de la muerte, que dicen así: serán ceniza, más tendrá sentido;/ polvo serán, mas polvo enamorado. 

Todo lo que de la tierra surge a la tierra volverá, porque tú/yo no eres más que materia que ni se crea ni se destruye, sólo se transforma en energía, por eso los espíritus, que son puritita energía, perviven con nosotros, entre nosotros. Y por eso podemos hablar con los muertos de tú a tú o de yo a yo, tuteando o yoyeando, que sería como decir chocheando. Por eso pululan por doquier los adivinos, mentalistas, espiritistas... y demás fenómenos, que se encargan de hacer vuelos astrales y leernos nuestro futuro mortal y rosa por las estepas desoladoras del ostracismo. O tal que así. 

Valga este preámbulo para situarnos en el origen del realismo mágico, que bien podría ser la aldea de San Andrés de Teixido, que, como bien reza el refrán, "a San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo". Así que, antes de espicharla, vayamos a este pueblo que se mira en los acantilados espejos del ultramar/ultramundo devolviéndonos una imagen de quienes fuimos, quienes somos y quienes seremos. Los muertos que seremos algún día. 

Pasado, presente y futuro en un mismo plano de realidad o surrealidad brotada de una leyenda revivida a través de la Santa Compaña o la procesión de ánimas, de ánimas en pena... como Fiz de Cotovelo (la hueste o güeste, que decimos en León, memorable la que viví el pasado año en Villalfeide). 
https://cuenya.blogspot.com/2019/10/noche-de-animas-en-villalfeide.html
Tiene uno la impresión, al visitar San Andrés de Teixido, como si de repente se hubiera uno desplazado, acaso en algún viaje astral, a México, tal vez a San Andrés Míxquic, donde se celebra el Día de muertos por todo lo alto, con toda la parafernalia de ofrendas a la memoria de los difuntos, entre las que se hallan las famosas calaveras de azúcar y los panes de muerto, que tendrían su equivalente en los sanandresiños o figuras hechas con miga de pan. https://cuenya.blogspot.com/2011/11/culto-los-muertitos-en-mexico.html
El culto a los muertos en México resulta sobrecogedor. De Galicia a México el viaje a través de los tiempos se me antoja realmente estimulante. 

El propio Gabo, que se sumó al llamado Realismo Mágico (junto a sus colegas Rulfo o Carlos Fuentes, entre otros) reconoció su deuda con Galicia. 
"Mis abuelos eran descendientes de gallegos, y muchas de las cosas sobrenaturales que me contaban provenían de Galicia", recordó el creador de Cien años de soledad, novela que publicó gracias al gallego coruñés Francisco Porrúa, nacionalizado argentino, https://cuenya.blogspot.com/2009/11/francisco-porrua.html 
https://www.lanuevacronica.com/porrua-el-legendario-editor en la que el premio Nobel cuenta historias extraordinarias, mágicas, como si fuera algo cotidiano que formara parte de la vida ordinaria. 
Como esas historias que le contara su "abuela gallega" Tranquilina Iguarán.  

1 comentario:

  1. Todas las culturas tienen detrás una historia que, por simple que nos parezca, es la herencia de nuestros ancestros que debemos respetar y conservar. El hombre solo es heredero del pasado, si es merecedor del futuro.

    ResponderEliminar