Páginas vistas en total

miércoles, 29 de julio de 2020

Provincia de León, gran desconocida

Hoces de Vegacervera
Me da la impresión de que León y su provincia son grandes desconocidas, las bellas desconocidas, incluso para los leoneses, así como para las personas que viven fuera de la misma. Y no digamos en otros países. A lo sumo, alguna gente de otros países identifican León con Lyon. O eso me dicen por donde quiera que vaya. Indicativo de que León no ha sabido proyectarse en el exterior, no ha sabido mostrar su imagen fuera. Ni siquiera dentro, me atrevería a decir, porque hay mucha gente que cree que Picos de Europa, que también conforman la provincia leonesa, pertenecen sólo a Asturias y Cantabria. 
Es algo que me resulta inaudito. Y no lo digo con afán chovinista, pues como leonés, berciano, español y europeo (o ciudadano del mundo, aunque esto parece que quedara cursilón) siento, estoy convencido de que todas las tierras del mundo tienen su encanto. Sólo es cuestión de abrirse, de poner los cinco sentidos en marcha y dejarse llevar. 
León, a pesar de ser Reino y cuna del parlamentarismo, no figura en los mapas mundiales. 
A menudo uno desconoce el entorno en el que vive. Y hasta tiende a viajar por otros lugares, aunque no conozca en absoluto su tierra. Una aberración. Eso me parece. 
Conoce tu aldea y quizá puedas conocer el mundo. 
Dime con quien andas y por donde andas y te diré quien eres. 
Posada de Valdeón

En realidad, conocer, lo que se dice conocer, se conocen muy pocas cosas. Sólo sé que no sé nada. Y cuantas más cosas cree uno saber, descubre en verdad que no conoce nada o casi nada. Se tardaría toda una vida (y aun más) en recorrer y conocer sólo la provincia de León. Si es que somos tan limitados. Otra cosa es poder visitarla. Pero visitar no es conocer. Pues en una visita uno se queda sólo con impresiones. Y a veces ni eso. Sobre todo si la visita es apresurada. 
Me gustaría vivir mil y una vidas para poder conocer algo. Y dedicar tiempo a sumergirme en los cenotes sagrados de la realidad. El tiempo, siempre el tiempo. Sin tiempo no hay nada. Se necesitan ganas y tiempo. 
Picos desde Valdeón, Santa Marina

León es una provincia grande y variopinta, con sus muchas e interesantes comarcas, entre ellas el Bierzo, mi tierra de nacimiento, pero también siento afecto por muchas otras comarcas como Fornela, Los Ancares, Babia, La Omaña, La Maragatería, Tierra de Campos (la tierra mal bautizada de Jesús Torbado), La Cabrera (inolvidable el viaje de Ramón Carnicer), la Ribera del Órbigo, Valdelugueros o Valdeón (donde he estado hace muy poco), entre otras muchas. 
Memorables se me antojan asimismo lugares como las Hoces de Vegacervera (me encanta también la cecina de chivo) o las cuevas de Valporquero, adonde viajara siendo un rapacín (en aquella mi primera visita), que me dejó literalmente boquiabierto. Una maravilla. 
Embalse del Porma

También recientemente he estado en lugares como el embalse del Porma, que construyera el ingeniero y escritor Juan Benet (al que confieso que casi no he leído). 
Benet, que estuvo casado con la gran poeta Blanca Andreu (una mujer encantadora, a la que tuve el gusto de conocer, incluso escribir sobre ella) también construyó el embalse de Barcena, en el Bierzo. 
El Porma es un embalse que sepultara pueblos como Vegamián, la cuna del gran escritor y viajero Julio Llamazares. Embalse que vemos desecado, por lo demás, en la mítica película El Filandón, del director de Albares de la Ribera Chema Sarmiento, sobre quien he escrito en varias ocasiones y con quien he tenido el gusto de compartir algunos momentos inolvidables tanto en el Bierzo como en París, donde vive desde hace años. 
Puerto de Tarna

A propósito de la película El Filandón, ésta también nos muestra lugares emblemáticos de la provincia leonesa como la Campa de Santiago (Colinas del Campo de Martín Moro Toledano, donde se reúnen en torno al fuego sagrado los escritores Merino, Pereira, Mateo Díez y Pedro Trapiello, además del santero) o Burbia, entre otros (aparte de Albares de la Ribera, la tierra natal del director, o la propia ciudad de León, con su catedral).
Lago Isoba

Cabe señalar que en la campa de Santiago (desde donde uno puede treparse al legendario Pico Catoute o bien acercarse a Fasgar, ya en la Omaña) nace el río Boeza. Recientemente he estado en Boñar (los nicanores están riquísimos; de este pueblo se supone que era el padre de mi padre, que creo se dedicaba a la ferrería), en Puebla de Lillo, que es zona de lagos, como el Isoba. Y en el puerto de Tarna (un guiño para Rodri y Diego, que forman un grupo musical de excepción, magnífico).
Puebla de Lillo
Lugares todos ellos con mucho encanto. Y por supuesto he puesto los pies en Valdeón, donde estuve por primera vez hace más de treinta años con un grupo de amigo de mi pueblo para hacer la ruta del Cares, desde Posada de Valdeón a Caín, aunque no recuerdo que llegáramos a Caín. Y luego nos fuimos de farra al descenso del Sella en Arriondas. Y Ribadesella.  
Caín

Qué bella tierra Valdeón, ese León que se abraza montañoso a Cantabria (Fuente Dé está a tiro de piedra) y Asturias (Poncebos también está a la vuelta de la esquina, sólo hay que seguir ruta a través del río Cares por un sendero/desfiladero que es todo un sueño). 
El viaje continúa por Posada de Valdeón, Santa Marina de Valdeón y Caín (aquí comienza ruta, de la que hablaré en otra entrada).  

3 comentarios:

  1. A veces lo más cercano es lo más desconocido. Y lo menos valorado... Es de agradecer que alguien, como tú ahora, lo ponga en valor.

    ResponderEliminar
  2. "LEÓN,LA BELLA DESCONOCIDA", era lo que se podía leer en unas pegatinas, que en los años `70, se podían ver en el interior de los cristales de los automóviles. La provincia de León, es la provincia de los contrastes y de la diversidad. No todo es montaña, tampoco ribera, ni monte, ni verde frondoso, ni la parda llanura.....Tampoco hay una casa tipo para toda la provincia, ni los materiales utilizados, adobe, tapial, piedra tallada, piedra pizarrosa irregular, canto rodado, ladrillo macizo, teito, pizarra labrada o irregular, teja roja.....Todo un museo al aire libre.

    ResponderEliminar
  3. Es muy triste e indignante que con tantos años ya de democracia los políticos de nuestra comunidad autónoma y ayuntamientos no se hayan preocupado trabajanndo con imaginación, eficacia determinación por poner a su tierra el mapa de España y Europa ya que en historia, cultura y belleza le sobra en comparación con otros lugares que son más conocidos, como bien dices Manuel, que cuando se habla de León nadie sabe dónde está en el mapa. Siendo el Parlamento del reino de León el más antiguo de Europa, antes que el de los Lores ingleses, reconocido por la ONU.
    Qué triste tener esta clase política que no trabaja por el bien de la comunidad y su economía empresarial, laboral, industrial, turística, cultural, histórica, medioambiental y así tantas y tantas riquezas desperdiciadas y despreciadas, olvidando y arruinando el porvenir de sus gentes, y sobre todon de la juventud que da vergüenza que ya no haya jóvenes porque se tienen que ir ya que no tienen trabajo y futuro ni pueden hacer proyecto alguno.
    Qué rabia me da ver a mi tierra y mi gente tan rica y trabajadora humillada con una renta percapita muy baja y llena de mayores que tanto ha luchado y trabajado.

    ResponderEliminar