Páginas vistas en total

jueves, 1 de abril de 2010

Psicodélicos menores (Cannabis y derivados: Marihuana y hachís) o depresores del SNC?

Existen ciertas dudas acerca de si el Cannabis y sus derivados (Marihuana y hachís) pueden ser considerados depresores del SNC, como el alcohol, aunque éstos suelen teer consecuencias menos graves que la llamada "droga" cotidiana, o bien los podemos meter en el saco de los psicodélicos menores o drogas visionarias de moderada o leve actuación. En cualquier caso, los cannabinoides ejercen ambas funciones, y la psicodélica depende sobre todo de la proporción existente entre los principios activos de éstos, véase THC o grifa (psicoactivo), CBN (relajante) y CBD (que contrarrestra los efectos de los anteriores). Por ejemplo, cuando la marihuna se seca al sol, el THC se degrada y entonces sus efectos son más calmantes que eufóricos.
La Cannabis sativa o cáñamo cultivado ("fuente de felicidad y de vida") es una especie de herbácea, originaria de la cordillera del Himalaya, con múltiples variedades e híbridos, con propiedades psicoativas. Puede tener tanto una aplicación textil, y aun alimentaria (en forma de tartas y bollos), y por supuesto se emplea como droga, bajo los nombres de marihuana o maría, que es el cogollo o hachís, que es la resina.
La Cannabis tiene varias aplicaciones médicas, tanto para combatir el asma como el insomnio, dolores neuromusculares y hasta en efermos de cáncer que reciben quimio. Desde tiempos ha ha servido para hacer entrar en trance a fakires, chamanes, derviches... Qué maravilla la danza de los derviches giróvagos girando como peonzas bajo un estado de pura psicodélica mística.

El hachís (cuyo término proviene del árabe
) es una sustancia psicoactiva, de aspecto sólido y marronácea, derivada del cannabis, que se suele fumar en forma de "porro" o kif, o bien en pipas de agua, también conocidas en el mundo árabe como narguiles o cachimbas. Se da sobre todo en el Rif marroquí, y aun en otros países como Afganistán, India, etc. Sólo Marruecos abastece a toda Europa.
Si bien el hachís no genera dependencia física en dosis moderadas, sí crea dependencia psicológica y síndrome de abstinencia, que incluye cuadros de ansiedad, alucinaciones, vómitos, temblores e insomnio en consumidores crónicos. Sus efectos, harto subjetivos, varían dependiendo de las expectativas del consumidor, de la concentración del principio activo y del ambiente en que esta sustancia sea consumida. Se trata, como dije, de una droga depresora del SNC, aunque también puede ser euforizante y visionaria.
La marihuana, por su parte, alivia la tensión y produce una sensación de bienestar. Sus efectos son controvertidos, y van desde la desinhibición, con la consiguiente hilaridad, hasta el sielncio y amodorramiento. Los consumidores crónicos pueden experiementar síntomas como alucinaciones y delirios, propios de psicosis y esquizofrenias. Provoca apatía, pasotismo, pérdida de memoria, etc. Y puede ser un estimulante del apetito, que ayuda en casos de anorexia, y a su vez un relajante.
En Países como Holanda o Canadá, por ejemplo, se permite la venta de Cannabis
y derivados en los conocidos coffeeshops, que son toda una institución, y donde por cierto no se vende alcohol, vaya paradója. En Amsterdam hay un Museo de la Marihuana, en el Barrio Rojo, para más señas.
.

1 comentario:

  1. Haha interesante! pero es una droga depresora, quiere decir que puede provocar cuadros de depresión? ahaha perdón por la preguntilla.

    ResponderEliminar