Páginas vistas en total

miércoles, 10 de junio de 2020

La fragua literaria leonesa: Vicente Rodríguez Manchado

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Vicente Rodríguez Manchado: “León, desde muy atrás, ha sido un foco que ha irradiado amor por la palabra”

El poeta Vicente Rodríguez Manchado, autor de poemarios como 'Bajo otra luz, la última' o 'Sólo por habitarte', está trabajando en estos momentos en dos poemarios.

Vicente Rodríguez Manchado recital
Vicente Rodríguez Manchado, en un recital en Salamanca. Foto: Cuenya.
Manuel Cuenya | 10/06/2020 - 10:36h.
Si bien mucha gente, incluidos algunos poetas y narradores, reniega de las redes sociales, que sin duda son un arma de doble filo, entablé contacto con el poeta Vicente Rodríguez Manchado hace años a través del Facebook. Y, a partir de ese momento, aunque nos hayamos visto en contadas ocasiones, hemos establecido una buena relación de camaradería.
Recuerdo cómo en una de mis visitas a Salamanca, ciudad en la que vive, ejerció como un excelente cicerone y me re-descubrió la capital charra, al menos una parte de la ciudad, adentrándome en lugares como la terraza de El Quijote, un sitio en calma, en el que es posible conversar sin ruidos. O bien en el casino (maravilloso espacio) o bien en el jardín y el museo dedicado al gran artista, ya fallecido, Venancio Blanco.
Agradezco por supuesto su hospitalidad, su cercanía, su verbo, tan lleno de sabiduría, de poesía, porque él es un poeta con mayúsculas. Creo que Manchado sería poeta incluso aunque no hubiera publicado ni un solo libro. Y él no sólo ha publicado varios libros, entre otros 'Bajo otra luz, la última' o 'Sólo por habitarte', sino que ha sido premiado en diversas ocasiones.
Recuerda con entusiasmo el Premio Nacional de poesía Conrado Blanco que le concedieran en el 2014 en el Certamen Poesía para Vencejos (organizado por Felipe Pérez Pollán: https://www.ileon.com/cultura/la_fragua_literaria_leonesa/108729/felipe-perez-pollan-poesia-para-vencejos-representa-todo-para-mi), por su poema 'Nadie te espera en la ciudad'.
"Un trabajo interesante que rememora la figura de Claudio Rodríguez en un ambiente propicio cerca del Duero –en palabras del poeta Adolfo Ares–. El poeta transmite su pasión y se hace fluir junto a ese río, que ha sido el de tantos poetas. Hay soledad y hay noches de emociones contenidas... porque el ser humano aparece en cualquiera de los versos, en un camino nuevo de un autor que sabe hacer discurrir el río a través de la poesía".
Cuenta Vicente que los premios literarios son un estímulo, que a uno lo dan a conocer y, además, te permiten conocer a otras personas que también aman la poesía.
Su poemario 'Sólo por habitarte' fue galardonado con el Primer Premio en el XIX Certamen de Poesía Pepa Cantarero (Baños de la Encina, Jaén, Octubre de 2015). "Un aldabonazo... un verdadero acicate en los años venideros... Representa el trazado de lo que yo llamo 'el bajo continuo del oficio de poeta' (con un guiño a Cesare Pavese y su 'Oficio de vivir')", precisa Vicente, que obtuvo en 2016 el Primer Premio en el XXXII Certamen Juan Bernier de Poesía del Ateneo de Córdoba con su poemario 'Bajo otra luz, la última', lo que ha significado, a su juicio, el asentamiento interior, la convicción de seguir la ruta emprendida, sin inquietarse por el paisaje. "Y en esa línea sigo, con algún que otro 'apagón' por motivos de salud, habida cuenta de que en el año 2000, "siempre en otoño/invierno", fue ingresado en el Hospital Clínico. Y lo que en principio fue diagnosticado como un tipo de leucemia, finalmente quedó en una anemia hemolítica autoinmune: "mi organismo destruía plaquetas, y, para cuando ingresé, en el recuento ¡salieron seis mil, cuando el mínimo del rango son ciento cincuenta mil plaquetas! Fue una convalecencia de casi siete meses: allí, en la habitación del hospital, nunca dejé de leer y escribir. Y, ya en casa, tampoco. En ese aspecto, puedo decir que fue algo terapéutico. Y cuando en 2006, ingresado de nuevo en el Hospital, me fue diagnosticado un Lupus Eritematoso Sistémico, que, en mi caso, me afecta a la sangre, se repitió mi respuesta. La poesía, la lectura, en general, fue una tabla de salvación, pero, sobre todo, lo fue la escritura. Así, en esta segunda convalecencia, me encontré con una producción muy amplia que necesitaba una criba. Y ahí aparece ya el concepto de 'lavoro', tan 'pavesiano' y querido para mí. Comienzo entonces a ordenar los materiales, a participar en concursos...", expone este creador, que tiene gran parecido físico con Unamuno. Y para quien la poesía es revelación. Revelación y emoción como el poema que le dedica a su madre afectada de Alzheimer, que ha fallecido recientemente, según me comunica el poeta salmantino-leonés Chema García.

(Puedes seguir leyendo esta fragua en ileon.com: https://www.ileon.com/cultura/108946/vicente-rodriguez-manchado-leon-desde-muy-atras-ha-sido-un-foco-que-ha-irradiado-amor-por-la-palabra)

No hay comentarios:

Publicar un comentario