Páginas vistas en total

jueves, 4 de junio de 2020

El manantial de las palabras

El virus también nos impidió presentar en el pasado mes de marzo, como estaba previsto, la antología titulada El manantial de las palabras, que recoge una serie de relatos de mi alumnado de los cursos de extensión universitaria que imparto desde hace años tanto en el campus de Ponferrada como en el Centro de Idiomas de la ULE de León. 

Cursos de escritura que se remontan ya a principios de los 2000, con la apertura de la titulación de Cinematografía en el campus de Ponferrada, donde impartía, entre otras, una materia orientada a la escritura en la especialidad de guion.
Por tanto, son ya casi veinte años dedicado, en cuerpo y alma, a la enseñanza, no sólo de esta materia sino de tantas otras. En realidad son muchos más años, pues con veintipocos ya impartía clases como profesor lector de español en la France. Y aun antes de acabar mi carrera daba clases particulares durante los veranos. 
Me da pena pensar que este fin de semana tendría que haberme ido, con mi alumnado, a un certamen de teatro de mayores que estaba previsto que se celebrara en la bella Ciudad Rodrigo. Pero el virus nos chafó el invento, como suele decirse en lenguaje castizo. Tantos proyectos aparcados, como la representación de nuestra obra de teatro, Inmigrantes, tanto en Ciudad Rodrigo como en Ponferrada... alguna otra representación del monólogo Serena, que interpretó de un modo magistral, emocionante la actriz Ángeles Rodríguez... presentaciones de libros. En Toreno, en Albares de la Ribera y aun en Madrid estaba prevista la presentación de mi libro Del agua y del tiempo. 
Sea como fuere, en espera de que acabe escampando el temporal vírico, ahora, este próximo domingo, saldrá a la venta en kioscos de la provincia de León este volumen, que ha editado el periódico La Nueva Crónica en colaboración con la Universidad de León, a quienes les agradezco su dedicación, y en concreto deseo hacer una mención expresa a David Rubio, periodista, escritor y director de La Nueva Crónica así como al profesor y director del Servicio de Publicaciones de la ULE José Manuel Trabado. 
Y por supuesto mi gratitud al veterano periodista Joaquín Revuelta por la entrevista que nos dedica hoy mismo. 
https://www.lanuevacronica.com/manuel-cuenya-es-conveniente-saber-a-donde-se-quiere-llegar

Vaya aquí la presentación que hago de El manantial de las palabras, recogida en La Nueva Crónica.

Me ilusiona presentar esta ‘Antología de relatos’, que ahora el periódico La Nueva Crónica y la Universidad de León han decidido publicar.

La ilusión, ay, es lo último que se pierde. Me siento ilusionado como si fuera la primera vez que presentara una Antología de relatos, en este caso de mi alumnado de los cursos de escritura que vengo impartiendo durante años tanto en las aulas del campus de Ponferrada como en el Centro de Idiomas de la ULE.

«Me trajo la ilusión», se dice en ‘Pedro Páramo’ de Rulfo, que es sin duda uno de los autores fundamentales de la literatura universal. Y al que le rendimos culto en nuestros cursos de escritura, leyendo e intentando ensayar relatos que tengan la inspiración/transpiración del genio mexicano.

(Puedes continuar la lectura en este enlace:https://www.lanuevacronica.com/el-manantial-de-las-palabras)

1 comentario:

  1. Un título muy bonito, El manantial de las palabras, para una obra o libro como es el que has creado y publicado como antología de relatos de tus alumnos. Un acto de generosidad y solidaridad que ellos, estoy seguro, lo agradecerán mucho ya que no es fácil publicar algo y más siendo un alumno. Una iniciativa muy interesante que crea ilusión y esperanza para que muchos se inicien en esta aventura de escritores. Me alegro mucho, Manuel, que hayas tenido este detalle porque eso es crear escuela y futuro. Ánimo y a seguir por este camino de sueños y esperanza. Benjamín Arias

    ResponderEliminar