Páginas vistas en total

miércoles, 24 de junio de 2020

La fragua literaria leonesa: Manu Velasco

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Manu Velasco: “Escribiendo ‘Soñando personas’ he encontrado mi voz, he descubierto mi verdad”

El maestro, bloguero y narrador toreniense Manu Velasco, autor de 'Soñando personas', está en estos momentos, aparte de la promoción de su reciente libro, con un proyecto dirigido, en principio, a un público infantil, pero también a un público adulto por el mensaje que transmite.

Manu Velasco 'Soñando personas'
Manu Velasco, con su libro 'Soñando personas'
Manuel Cuenya | 24/06/2020 - 10:41h.
... Si ahora mismo me fuera,
echaría de menos:
la voz de mi madre,
los abrazos de mis hijas,
las palabras de mis amigos,
la mirada de mi padre,
las caricias y sonrisas de mi mujer.
Si ahora mismo me fuera,
echaría de menos:
el sonido del viento meciendo los árboles
el olor de la lluvia al atardecer
el agua recorriendo mi cuerpo
el preciso instante que te eriza la piel
el sol y la luna saliendo una y otra vez...
(Manu Velasco, 'Hoy he pensado...', incluido en 'Soñando personas')
Reconocido maestro y experto bloguero en educación, Manu Velasco ha recibido varios premios, entre ellos el galardón al mejor blog E-Learning en España y Latinoamérica en 2017 por su labor y contribución en el ámbito de la Educación.
Es Miembro del grupo de Innovación e Investigación Educativa Actitudes y Embajador del talento de la Fundación Promete.
"Leer y escribir nos permite descubrir todo lo que nos rodea y expresar lo que somos y lo que sentimos. Es vital comprometerse activamente con la educación lectora y con la educación escritora", explica este maestro con los pies en la tierra y la cabeza en las estrellas, como él mismo dice, convencido de que es muy importante despertar en los más pequeños (y en los no tan pequeños), el deseo de escribir, promoviendo siempre una escritura personal y creativa. Y para ello debemos crear un ambiente de libertad mágico, según él, que favorezca la comunicación y la expresión.
Originario del Bierzo Alto, en concreto de Toreno, Manu Velasco acaba de publicar 'Soñando personas' (Ediciones Mensajero, 2020), un libro vitalista que nos ayuda a reflexionar y entender el mundo en que vivimos. Y por supuesto nos ayuda a entendernos a nosotros como seres humanos.
"Un libro sobre lo que somos, lo que sentimos y lo que vivimos como personas. Unas veces en versos y otras en pequeños recuerdos y reflexiones... que invita a repensar las vidas y el mundo que habitamos para mejorarlo. Un libro para creer en la magia de las personas", señala su autor, que nos propone un viaje a nuestro interior.
"Nuestra historia comienza cuando somos capaces de sentir lo que está ocurriendo en nuestro interior... Escribiendo este libro he encontrado mi voz, he descubierto mi verdad", nos cuenta Manu Velasco, que desnuda su alma para abrigar la nuestra, la de sus lectores, para acariciar nuestro corazón, para pellizcarnos dentro.
"Todo lo que escribo lo he vivido... Te encontrarás con una lectura sencilla y directa como yo, una lectura comestible", añade. Ya sabemos, sobre todo desde que leyéramos al genio Salvador Dalí, que la belleza será comestible o no será. Y el volumen de Manu es belleza comestible.
"Mi pueblo me enseñó las cosas más importantes de la vida y me permitió llenar mi infancia de castillos en el aire, de cabañas en los árboles y de juegos en la calle. Castillos, cabañas y juegos a los que siempre vuelvo cuando no me encuentro. Siempre estaré eternamente agradecido a mi pueblo y a sus gentes"
A lo largo de 17 capítulos nos adentra, siempre con sencillez y a la vez creatividad, con brevedad y a la vez profundidad, en la hondura de sus sentimientos y experiencias como profesional de la docencia, como educador, "¿quién no lo es de una u otra forma?", se plantea Manu Velasco, que escribe para abrazar las palabras, a través de las cuales podemos descubrir y comprender el mundo que nos rodea. También el Cortázar en su monumental 'Rayuela' nos dice que le gusta acostarse con las palabras. Abrazar, acariciar, hacer el amor con las palabras, para sentirnos como seres humanos, para sentir el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario