Páginas vistas en total

viernes, 26 de marzo de 2021

La fragua literaria leonesa: Ramón Díez

 

A FRAGUA LITERARIA LEONESA

Ramón Díez: “Normalmente, nunca toca nada; pero cuando toca es una fiesta de desesperación”

El polifacético Ramón Díez, autor de 'La muerte distinta', entre otros libros, reconoce que siempre tiene demasiadas ganas en acabar un proyecto para empezar algo nuevo, porque es algo que disfruta a la vez que lo altera.

Ramón Díez Poeta Escritor Músico Fotógrafo
Ramón Díez.
Manuel Cuenya | 25/03/2021 - 13:45h.

La primera mujer no quiere recuerdos. Se va de la ciudad. Cruza el país en diagonal y llega al mar. Allí se queda. Conoce a nuevas personas. La fuga funciona hasta que echa a todos de su nueva vida. Cuando despide al último, pierde la cabeza. Y huye al revés, buscando los recuerdos que quería olvidar, que ya no recuerda.

Su marido, ahora, es un árbol.

(Ramón Díez, La huida, perteneciente a su libro La muerte distinta)

Músico, fotógrafo, narrador, poeta, Ramón Díez ha publicado recientemente La muerte distinta (Amazon, 2021), que es un ensayo fotolibro, que aúna imágenes y textos breves, escritos en presente, con la fuerza y la expresividad de las imágenes impactantes, acerca un mundo un tanto terrible, en el que "no sabes lo que te va a tocar", escribe él mismo. "Normalmente, nunca toca nada. Pero cuando toca, es una fiesta de desesperación", nos alerta Díez a la vez que nos comunica que "las bacterias llevan batas blancas... El suero se acaba. La morfina se acaba", apostilla el polifacético Ramón Díez, que nos habla de su libro 'La muerte distinta' como la historia de dos mujeres, en las que ambas mueren, aunque de forma distinta (de ahí suponemos el título), porque una sigue viva; "simplemente su cabeza ya no es suya". Qué terrible morirse en vida. Algo tan habitual por lo demás en nuestra sociedad. En las diversas sociedad, tal vez, casi seguro. Se trata de un 'fotolibro', "donde se supone que las fotografías deben tener una presencia importante en un papel de calidad. Por eso, un 'fotoebook'. Un experimento", recuerda Ramón, que nunca se ha sentido de una ciudad en concreto. Tampoco de un país en particular, aunque sea consciente de que nació en León, como mera coincidencia, y además le gusta esta ciudad, donde tiene buenos amigos, buenos recuerdos... "No me gusta 'ser' de un sitio. 'Tener' un hogar, una casa. La casa es la cabeza. Y si la cabeza está tranquila, puede estar en Groenlandia o en Chile; o en León", apunta Ramón, que le da más importancia a lo que ha vivido en distintos lugares y con distintas personas. A lo que ha aprendido, y sigue aprendiendo, que se lo debe, en su opinión, al hecho de moverse, de viajar, de conocer. Y es que uno aprende moviéndose por el mundo, viajando, adentrándose en los lugares y en la mente de las personas.

(Puedes seguir leyendo esta fragua en ileon.com, en este enlace: https://www.ileon.com/cultura/117031/ramon-diez-normalmente-nunca-toca-nada-pero-cuando-toca-es-una-fiesta-de-desesperacion)

No hay comentarios:

Publicar un comentario