Páginas vistas en total

viernes, 3 de febrero de 2017

La Colmena de León

Nunca cuelgo de mi blog publirreportajes que hago para el periódico el Buscador, que por lo demás han sido muchísimos. Valga este reciente como prueba. Además, me gustó entrevistar a su responsable Juanjo. 

La picadura de las abejas, gana seguidores.


Hace año y medio que Juan José Díez abrió su centro, especializado en apiterapia, en la Avenida Padre Isla, 11, de la capital de León, próximo a la céntrica plaza de Santo Domingo. Y desde entonces viene realizando tratamientos personalizados, con gran éxito, a pacientes con diversas dolencias o patologías, entre ellos al deportista de élite Fernando Fernández Valladares, que ha logrado en dos ocasiones ser el campeón tanto de Europa como del Mundo de Duatlón en su categoría, el cual está muy satisfecho con la apiterapia que le aplica Juan José Díez, uno de los 40 titulados que existen en España, y el único que trabaja con este tratamiento en la provincia de León. Un tratamiento efectuado con abejas procedentes de colmenas propias ubicadas en las montañas de León.

El deportista de élite Fernando Fernández Valladares, que ha logrado en dos ocasiones ser el campeón tanto de Europa como del Mundo de Duatlón en su categoría, está muy satisfecho con la apiterapia que le aplica Juan José Díez (en la imagen), uno de los 40 titulados que existen en España, y el único que trabaja con este tratamiento en la provincia de León.
En realidad, esta técnica se aplica desde tiempos inmemoriales, aunque no haya tenido gran repercusión en nuestra sociedad.
La Colmena de León, como así se llama este centro, utiliza todos los recursos de una colmena como el polen, propoleo, jalea real, apitoxina (veneno de abeja), sustancias que ayudan a mejorar nuestra salud y aun sirven para embellecernos.
En todo caso, es imprescindible hacerse una prueba de alergia previa a la terapia en cualquier laboratorio, con el fin de descartar que no seamos alérgicos (sólo un 1% es alérgico) porque, si uno lo fuera, la reacción a la apiterapia tendría consecuencias muy graves.
Por otra parte, cabe señalar que la primera consulta informativa es de carácter gratuito, fundamental tanto para hacer la valoración de la patología así como para ver la duración del tratamiento. Y también es conveniente decir que la apiterapia (a través de las picaduras de abejas) se realiza previa anestesia con hielo mediante pinchazos de apenas dos segundos. Y que sólo un 10% del veneno de la abeja es inoculado en el organismo. En las sesiones se pueden aplicar de 2 a 15 abejas, dependiendo de la patología a tratar. 

Desde el punto de vista científico, el veneno de abeja (apitoxina) funciona como antiinflamatorio, analgésico e inmunorregulador. Y tiene efectos químicos muy potentes: antitumoral, antibacteriano, antifúngico. Incluso puede llegar a resultar más potente que la penicilina contra ciertas bacterias. El veneno de abeja puede ser, en definitiva, muy beneficioso para toda la población.




La apitoxina desde la ciencia
Desde el punto de vista científico, el veneno de abeja (apitoxina) funciona como antiinflamatorio, analgésico e inmunorregulador. Y tiene efectos químicos muy potentes: antitumoral, antibacteriano, antifúngico. Incluso puede llegar a resultar más potente que la penicilina contra ciertas bacterias. El veneno de abeja puede ser, en definitiva, muy beneficioso para toda la población.
La apitoxina dilata los vasos capilares, ejerce como hipotensor y anestésico local, anticoagulante, mejora el metabolismo del sistema nervioso central y periférico, mejora la conducción de la fibra nerviosa y disminuye la desmielinización de la vaina de la mielina, aumenta la eliminación de toxinas acumuladas, inhibe el edema, estimula el sistema inmunológico, disminuye el ritmo cardiaco y la presión arterial.
Tratamientos de apiestética mediante el veneno de abeja (el nuevo botox), capaz de estimular la función de colágenos, reducir las líneas de expresión y arrugas, además de ser empleado como tratamiento para varices.

Entre las patologías tratadas en la apiterapia están las siguientes: Tendinopatías, codo de tenista, bursitis, dolor crónico muscular, lumbago, esguinces crónicos, fibromialgia (en lo referente al sistema osteomuscular); protusiones, hernias discales, ciática, síndrome del túnel carpiano, radiculopatías (sistema nervioso periférico); artritis, artrosis, artritis postraumática, artritis gotosa, artritis reumatoide, espondilosis anquilosante, osteoartrosis (en el apartado de reumatología), esclerosis múltiple, Parkinson, polineuritis (en neurología);psoriasis en dermatología; estrés, depresión y ansiedad en psicología.
La terapia ha de ser realizada siempre por un profesional cualificado. Como es el caso de Juan José Díez, quien también hace tratamientos de apiestética mediante el veneno de abejas (el nuevo botox), capaz de estimular la función de colágenos, reducir las líneas de expresión y arrugas, además de ser empleado como tratamiento para varices.
Si aún no conoces este centro, y te apetece recibir consulta, pásate por La Colmena de León, que su responsable te atenderá con excelente sentido profesional.

La Colmena de León 
Av. Padre Isla, 11 – León
Móvil: 658 809 390
www.apiterapialeon.com
En facebook
e-mail: apiterapialeon@yahoo.es
Horario: De lunes a viernes, de 10:00 h a 20:30 h.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada