Páginas vistas en total

jueves, 6 de agosto de 2009

Vigo y Las Cíes

Hacía mil años que no estaba en las Islas Cíes, y me pareció un lugar paradisiaco, un Caribe a la gallega, aderezado con pulpo a feira y zamburiñas. Me encantó. Me torré al sol como un lagartín, y disfruté de las aguas cristalinas de estas playas, la Rodas y Figueiras. 

Vigo también me sorprendió, no la ciudad, donde sí he estado en varias ocasiones, sino los conciertos de la rapera Aid, una noche, y de Juan Perro (Santiago Auserón) a la noche siguiente. Se nota que Auserón ha bebido en las fuentes de la música cubana. No en vano se rodea de músicos cubanos. Listo que es el rapaz, porque dónde encontraría mejores músicos. No había mucha gente en la actuación de Juan Perro, quizá porque costaba 20 euritos, tal vez porque el paisanaje viguense prefiere gastárselo en copas y mariscadas. Quién sabe. 

Auserón es sin duda uno de los iconos de la movida madrileña, y uno de los referentes musicales. No olvidemos sus canciones con Radio Futura, uno de las bandas más grandes (no por número sino por calidad, excuso decir) de la década de los 80. También la ciudad de Vigo, la gris y marina ciudad gallega, dio buenos grupos, como Golpes Bajos o los Siniestro Total. 

Ahora queda el concierto de Leonard Cohen, el 13 de agosto, también en Vigo, pues cuando actuó en León no pude verlo, debido a asuntines politiqueros, en los que no entraré ahora, y debería volver a Vigo en busca de los poemas musicales del judío canadiense. Canadá, qué país, algún día daré fe de este lgar de lagos y montañas, etc. No tardando, espero, porque después del 15 de agosto -festividad de mi barrio- tomaré el avión rumbo a Toronto, y luego Vancouver. Y esto, supongo, dará para muchas crónicas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario