Páginas vistas en total

jueves, 27 de agosto de 2009

Vancouver y sus alrededores

Sigo en esta ciudad canadiense intentando descubrir o redescubrir algunas esencias, que vaya pretension la mía. Este martes estuve en Granville Island Public Market, un mercado de Abastos donde se encuentra hasta chorizo y jamón de nuestro pais. Curioso. Incluso especifican de donde son los productos: Asturias, Castilla, etc. Los precios, puestos en gramos, 100, son algo elevados. Pero por lo general la comida no es cara. Y comer en alguno de los muchos restaurantes que hay en el mercado resulta bien asequible. Vancouver, si lo comparamos con ciudades como Paris, Londres, incluso Madrid, resulta hasta una ciudad barata. Gran nivel de vida, pero eso no significa necesariamente que los precios de las cosas esten por las nubes. Tal vez por esto, y tantas cosas mas, sea una ciudad apetecible, para visitar sin duda, y tal vez para vivir durante una temporada. Ayer miercoles tuve la suerte de estar en el concierto de The Pretenders, banda mitica, que escuchaba con devocion en la decada de los ochenta. Un gustazo verlos tocar en vivo y en directo en Stanley Park (Malkin Bowl). La vocalista, Chrissie Hynde, se mantiene impecable. El pasado lunes, en el mismo lugar, tambien tuve la ocasion de escuchar a Elvis Costello. Interesante. Realmente, Vancouver es una ciudad con animacion. Y la Granville Street, donde estoy alojado, vibra durante la noche, incluso hasta altas horas. Este viernes actua ACDC en el BC Place Stadium pero me lo perdere porque ya he quedado para ir a la ciudad de Victoria en la isla de Vancouver. Es una pena. Un paisano australiano me dijo que en concierto son geniales, que el los vio en Manchester y se flipo. Si es que no se puede estar en todo.
El Stanley Park, con sus 400 hectareas, es no solo un parque sino un bosque maravilloso, con lagos y lagunas, y arboles de pelicula. Y atravesar el Lions Gate Bridge, que debe tener mas de un kilometro de largo, es una experiencia fantastica. Mientras uno lo cruza no dejan de pasar avionetas, seabus, hacia la isla de Vancouver. Los alrededores de esta ciudad, como el Capilano Suspension Bridge o Grouse Mountain, son visitas obligadas. Increibles vistas sobre la ciudad desde la Grouse Montain. Lastima que a menudo el cielo se encapota, porque esta a mas de mil metros sobre el nivel del mar, y Vancouver esta a nivel del mar. Vancouver no es solo el Stanley Park, monumental, sino Chinatow, donde uno se cree en China, o el barrio de Gastown, donde tuvo su origen la ciudad, una especie de Greenvillage neoyorkino, con sabor a bohemia y movida, con el Steam Clock narrando el tiempo. Hasta la proxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario