Páginas vistas en total

martes, 7 de junio de 2016

Moreno-Ruiz en Bembibre



Hoy, en La Nueva Crónica, página 16, artículo dedicado a José Luis Moreno-Ruiz, que estará este viernes en Bembibre. 



El escritor, periodista, editor, traductor, librero y músico José Luis Moreno-Ruiz (al que no le hace gracia que lo confundan con el señor de los muñecos) será quien clausurará (vaya palabreja me salió) esta edición de Tardes Literarias en Bembibre. Su intervención, que versará sobre la Movida y la radio de los años 80, tendrá lugar en la Casa de las Culturas de la capital del Bierzo Alto, el viernes 10 de junio. A partir de las siete de la tarde. Que nadie pierda la ocasión de ver y escuchar a Moreno-Ruiz, que en tiempos, hace casi treinta años (cómo vuela el tiempo) presentara un programa de radio en RNE, Radio 3, bajo el título de ‘Rosa de Sanatorio’, como el poema homónimo de Valle-Inclán, incluido en ‘Claves líricas (La pipa de kif)’. Un poema clorofórmico y sinestésico con el que el autor de libros como  ‘Intraliminal (ejercicios exudatorios para virofóbicas)’ o ‘Lentas nubes que dan sueño’ daba comienzo a su extraordinario e inolvidable programa: “Cubista, futurista y estridente…”, palabras puestas en boca de su hija.
Aquel mítico programa de radio, a altas horas de la madrugada, me hizo soñar e imaginar con otros mundos posibles, musicales, estimulantes, cuando la noche se vuelve seductora en la intimidad de la lírica.
Aquel programa, que sigo recordando con mucho cariño, fue como fogonazo de placer e inspiración en mi época de estudiante universitario en Oviedo, revelándome a grandes músicos como Philip Glass, Klaus Nomi, Carles Santos, o bien poetas como César Vallejo, por citar sólo a algunos. Y también aquel poema de Buñuel, dedicado a las hostias consagradas, que el escritor Agustín Sánchez Vidal recogería en el libro ‘Luis Buñuel, Obra literaria’.
Asimismo, me entrenó en el manejo de las letras, porque me invitó a escribir algunos poemas y textos, entre otros ‘Esa señora metafísica’ o ‘En memoria del hidalgo Don Quijote de la Mancha’, que luego leería José Luis en sus programas de radio.

Transcurridos algunos años, en 1996, creo recordar, tuve la ocasión de conocerlo en Madrid, cuando él ya no estaba en Radio 3 y entonces trabajaba como redactor para la revista ‘Interviú’. Por mi parte, acababa de regresar de mi estancia en México, país al que por cierto también había emigrado él, siendo un rapacín, con su familia. Pasaron otros cuantos años hasta que un buen día me dejó un mensaje en mi blog, en que me decía que me incluía en el suyo. Y, a partir de ahí, volvimos a retomar contacto, hasta nuestro siguiente encuentro, otra vez en la capital del Reino. Y ahora toca el Bierzo, que Moreno-Ruiz conoce, porque aquí vivió su hija. Te esperamos, José Luis, en nuestra tierra, que también es tuya, para hablarnos de una época de Movida.




No hay comentarios:

Publicar un comentario