Páginas vistas en total

miércoles, 12 de diciembre de 2012

La fragua literaria leonesa: Carmen Busmayor

http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/pereira-y-mestre-son-maestros-por-siempre-_750573.html


Pereira, Mestre son maestros por siempre”

La poeta y narradora Carmen Busmayor, patrona  de la Fundación Antonio Pereira y autora de Historias de la fatal ocasión, espera publicar un nuevo poemario que se le está resistiendo como nunca.


Carmen Busmayor, autora de Historias de la fatal ocasión y elegida Mujer del Año 2000 en su tierra, nació en los confines del Bierzo, en el bello pueblo de Busmayor, de ahí toma su apellido artístico, que debe al maestro Antonio Pereira, su padrino literario. “Fue precisamente en la fiesta de la poesía de Villafranca del año 86 –recuerda la poeta- cuando Pereira vaticinó que seguiría escribiendo y que debía firmar como Carmen Busmayor, que el nombre de mi pueblo era precioso, muy eufónico; que sí, que debía abandonar el Mary Carmen López con el que había firmado mi primer poemario Poemas de la urgencia”. Y de esta manera quedó bautizada, desde un punto de vista literario, la creadora y organizadora de los Versos en el Hayedo de Busmayor y patrona de la Fundación Antonio Pereira.
No en balde, la autora de Inventario del silencio y Epístola a Carmen es una devota lectora de Pereira, a quien conoció por motivos de estudio de su obra en los años ochenta y sobre quien realizó la tesis doctoral, El lenguaje poético de Antonio Pereira, que se resume en su libro Países poéticos de Antonio Pereira. “Entre nosotros surgió una amistad que con el tiempo fue a más hasta su muerte. Él, con su característico humor, me decía: “Sabes tanto de mí que te temo; solo te falta saber de qué lado duermo”.
Su lugar de origen le ha servido a Carmen como fuente de inspiración para componer prosas y poemas tales como Madame Bovary sí estuvo en Busmayor perteneciente al libro, Fronterizos, adúlteros y reciclados, o Piedra de los poetas, inédito por ahora.
Otro espacio inspirador, vital y literario para Carmen Busmayor es Fabero, donde vivió cuando era pequeña y adonde suele ir de vez en cuando. “Su paisaje físico y sobre todo humano ronda cuanto escribo”, dice ella. Ahí están su poemario Las flores de la lluvia, muchos otros poemas y el cuento El joven que leía El señor de Bembibre, que se desarrolla en Fabero. También en torno a esta localidad berciana han surgido muchos de sus artículos de opinión, porque Carmen Busmayor, aparte de poeta es articulista y narradora.

Relato testimonial

Algunos de sus artículos se recogen en su libro Postales y bromelias. Y como narradora cabe destacar su volumen, Desde el Alzheimer. Un relato testimonial, escrito a partir de sus dolorosas vivencias con la enfermedad de su madre. “Lloré muchas veces al escribirlo, pero después ha sido el libro que más satisfacciones me ha producido”, según esta doctora en Filología Hispánica, porque “fueron muchas las personas de toda España –algunas aún no las conozco hoy- que me enviaron sus cartas, las cuales guardo con cariño y agradecimiento, dándome las gracias por haber tenido el coraje de haberlo escrito”.
Como poeta, Busmayor es una apasionada de la lírica del trovador y Premio Nacional de Poesía, Juan Carlos Mestre, a quien lee con fervor, y de quien se confiesa amiga. “Amigos desde cuando los dos éramos jóvenes y los manzanos en flor no cesaban de llorar la muerte de Gilberto Ursinos… Pereira, Mestre, Mestre, Pereira maestros míos por siempre”, exclama Carmen.
Historias de la fatal ocasión, prologado por Antonio Colinas y finalista del Premio Internacional Antonio González de Lama 2007, es quizá su poemario más redondo, el cual aborda “un tema ambicioso y turbador: el suicidio y los suicidas”, entre los que aparecen relevantes figuras la literatura. “Me cuesta entender esta forma voluntaria de morir a la vez que me produce un gran respeto y compasión”.
Otra de sus feraces fuentes de inspiración en su literatura son los viajes a otros países, a otras culturas: Siria, Jordania, Méjico, Perú, Uzbequistán, Nueva York, Rumanía, Túnez, Rusia… Ahí están dando fe de ello sus poemarios Cuaderno de África y Mapa de encuentros, o bien su libro de artículos Postales y bromelias. “El viaje me reporta experiencia y un conocimiento mayor de la realidad a la vez que me regala múltiples lecciones de humildad”.
En la actualidad, Carmen Busmayor está tratando de cerrar un nuevo libro de poemas. “Ahí estoy pegándome hasta con el título, que se me resiste como nunca. ¿Cuándo estará listo?”.

 “La sociedad es la víctima de este drama lacerante”



-¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

Sin duda Ana Karenina. ¡Cómo me gusta León Tolstoi!


-Un personaje imprescindible en la literatura (o en la vida)

La vida. Me quedo con la vida, pero no uno, sino dos: mi padre y mi madre. Aparte de mi impagable deuda con ellos siento una gran e inquebrantable admiración y afecto por ambos, más ahora que, lamentablemente, ya no tengo la suerte de tenerlos a mi lado. Sin ellos la vida es más oscura.


-Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable)

Arturo Pérez Reverte. Desde hace bastantes años me empapuza, se me atasca.
Soy incapaz de leer incluso sus afamadas novelas por ese aire de prepotencia, desprecio y soberbia que se respira en sus artículos de opinión en los cuales, además, aflora con demasiada frecuencia un lenguaje soez, grosero a la captación de una mayoría de lectores.


-Un rasgo que defina tu personalidad

La sinceridad hasta donde la vida te permite.


-¿Qué cualidad prefieres en una persona?

Lógicamente la que acabo de nombrar. Con las personas que se abren a ti, aunque sea para decirte cosas desagradables, puedes llegar lejos.


-¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

En lo tocante a España me parece desastrosa e indignante. Un atentado constante contra los derechos de los ciudadanos.
Nos desbordan el paro y los desahucios, conducentes, en ocasiones, al suicidio, además de los recortes en sanidad, educación y cultura. Peor no puede ser.
La sociedad, en su mayoría, sobre todo en las clases más desfavorecidas, es la víctima de este drama lacerante, de estos horrores, injusticias, penalidades, sin más derecho que a elevar la voz en la calle, algo que ha concentrado muchas voluntades en la huelga del 14N, sobre todo en las numerosísimas manifestaciones por todo el país.


-¿Qué es lo que más te divierte en esta vida?

El cine de humor. Disfruto mucho con las películas de Cantinflas, Paco Martínez Soria, Woody Allen… Ahora mismo recuerdo una que me salvó el día y la semana, incluso el mes, con su dosis de abundante risa. Sí, pienso en Bienvenidos al norte, de Dany Boon.


-¿Por qué escribes?

Porque en la escritura hallo un desahogo, además de un “confidente” amable a veces, terco, rebelde, otras, y porque es una forma de encontrarme a mí misma.


-¿Crees que las redes sociales, facebook o twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

No puedo opinar. Mi conocimiento de las redes sociales es bastante raquítico. Me defiendo un poco, solo un poco en facebook.


-¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

La obra de autores anteriores y coetáneos, la observación y reflexión sobre la realidad, los sueños soñados, los que están por venir y los viajes.


-¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

Hoy por hoy no escribo ningún blog, tampoco sigo ninguno con fidelidad. Es más, ni siquiera dispongo de una página web. Bien es cierto que oigo hablar mucho de las bondades literarias de estas herramientas. Veremos qué pasa más adelante. De momento en la red mi nombre y avatares solo figuran en Google y en facebook.


-Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

Me quedo con la visión que tenía Séneca cuando decía: “Mi patria es el mundo”.
























No hay comentarios:

Publicar un comentario