Páginas vistas en total

jueves, 6 de septiembre de 2012

La Curuja, un ejemplo de revista cultural leonesa

Recupero este repor, publicado por Emilio Gancedo en Diario de León, de aquellos primeros pasos de la Curuja. Qué tiempos aquellos. 


http://www.diariodeleon.es/noticias/revista/la-curuja-un-ejemplo-de-revista-cultural-leonesa_245981.html


EMILIO GANCEDO | texto EMILIO GANCEDO | texto 29/01/2006
«¡Tengo unas inginias! No le fagades caso, ye qui li duele el gorgüelo». Y especifican: el tío Gabino a la tía Vicenta. O «ocurrió en las fiestas de Río. El juego consistía en coger un cerdo untado en sebo. Alguien entre el público dijo: «Rodri, cuidao que te arrebuña el cocho». O también: «Rapaza, avállate a apañar las castañas», y aclaran: este dicho sí que es anónimo. Estas y muchas otras palabras y expresiones, además de artículos relacionados con la cultura popular, los personajes y la historia menuda de Noceda y el Alto Bierzo pueden encontrarse en una deliciosa revista,La Curuja (como en casi todo León se llama a la lechuza, o corujacuruxa ), editada trimestralmente por el colectivo cultural La Iguiada. El equipo de edición está formado por Pablo Arias Otero y Andrés Rodríguez Cuenya, con la ayuda de muchos otros miembros del colectivo, de vecinos del pueblo y del colaborador del Diario Manuel Cuenya. Éste nos cuenta que, el 10 de abril del 2004, en el mesón El Verdenal, tuvo origen el colectivo. Sus objetivos, plasmados en unmanifiesto , eran meridianos: «Rebuscar, recrear, recuperar, conservar, investigar y difundir todo lo que tenga que ver con la cultura de nuestro entorno y hacerla llegar a los lugareños de Noceda que se encuentran fuera de su entorno por razones de trabajo». Independiente y sencillo, al margen de instituciones y partidos políticos, una de las principales acciones del colectivo es editar la citada revista, que constituye todo un ejemplo para cualquier otro pueblo de nuestro Viejo Reino por su útil formato y por el interés que demuestra hacia la cultura tradicional y el habla asturleonesa, mostrada de una manera amena y divertida (y con un revelador Diccionario nocedense ); en una palabra, por su cuidado en mostrar la cultura verdadera, la del día a día: las preocupaciones y esperanzas del pueblo, y el legado que les transmitieron los mayores. 
El mayor de los respetos 
Y esto lo dicen claramente en su manifiesto: «Es responsabilidad de todos fomentar el interés por nuestra cultura, por creerla merecedora del mayor de los respetos, por tener el corazón lleno de tristeza sin que casi nada se haga por ello, por tener el alma inquieta al descubrir, y porque nos da la santísima gana y disfrutamos con ello, es por lo que nace y ve la luz este colectivo». Espurrir (estirar o extender), esgazar (romper algo), emburriar (empujar), engarabitarse (subirse a un alto), esfamiáu (muerto de hambre), devesa (dehesa), deda (dedo del pie), diañe (demonio), doronciella(ardilla) son algunas de las palabras que podemos leer en el número 5 de la revista, junto con reflexiones en cuanto al futuro económico del pueblo, sobre el veterano tamboritero Mateguines, la Fragua de Furil o el recuerdo de las fiestas: «En vísporas y entre vísporas de fiestas de guardar y fiestinas a toda mecha, lo mejor es poner el gorgüelo nel tapín y arrear estoupa al cubeto hasta que se nos salga el morapio por los poros de la asadura». Queda dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada