Páginas vistas en total

martes, 19 de junio de 2012

Dennis Hopper

Dennis Hopper en Easy Rider
http://www.youtube.com/watch?v=bvLpJod8nt0 (Full movie, Easy Rider-1969)

De repente me asalta la duda, nada metódica (qué dudas tan tontuelas) de que Hopper podría ser el pintor de la luz y la soledad o bien el actor y director gringo, un fenómeno éste último del celuloide. 

Un actorazo, el Hopper, sobre todo en la turbadora Blue Velvet/Terciopelo Azul (la cual requeriría un análisis), del casi siempre interesante David Lynch. 

Soberbio el papel de Hopper en esta cinta de los ochenta, que nos encogió el corazón y encandiló el espíritu. Escenas de elevada temperatura (no precisamente afectiva) entre Hopper en su papel macarril y transgresor y el de la bella, excitante y arrebatadora Isabella Rossellini. Un arranque fílmico digno del mejor Buñuel, al que el realizador de Twin Peaks y Una historia  verdadera (qué estupenda peli) rinde tributo, claro está.

Dennis Hopper fue (en realidad lo sigue siendo) un distinguido director, avalado por su desvirgue cinematográfico con la engatusadora Easy Rider, una road movie que atrapa desde el inicio hasta el final, un  auténtico icono para el movimiento contracultural americano de los sesenta, y un referente en el cine como viaje, o el motor del viaje en el cine (motion and emotion). Y nunca mejor dicho, porque esta película de carretera nos muestra a dos moteros, en sus Harley Davidson, cruzando literalmente los Estados Unidos Americanos, cuyos paisajes han acabado colonizando nuestro subconsciente. Una sensación placentera para quienes disfrutamos viajando. Una genuina aventura, cuyos protas (Peter Fonda y el propio Dennis Hopper) se van encontrando, en el camino, personajes realmente pintorescos. 

Una película ésta que me hace recordar la novela En el camino (On the road), de Kerouac. Posible fuente de inspiración para Hopper. Y referente decisivo para la Generación Beat y la publicidad a lo grande de la legendaria ruta 66 de USA. Por cierto, no he tenido la ocasión la versión cinematográfica que hiciera de la misma el brasileño Walter Salles, director experto en estas lides viajeras, véase su Diarios de motocicleta (viaje realizado por el Ché Guevara y su amigo Alberto Granado a través de América del Sur). 

Pues a seguir viajando, recorriendo mundo (ínana, yo ver mundo, dicen que decía un personaje nocedense), aunque sea de la mano del intrépido Dennis Hopper

No hay comentarios:

Publicar un comentario