Páginas vistas en total

martes, 15 de marzo de 2016

La fragua literaria leonesa: Miguel Ángel Ambrosio

La Fragua Literaria Leonesa

Miguel Ángel Ambrosio: "Vivir en mi cabeza momentos de tensión, pasión, dolor, siempre entre los montes leoneses, ha sido apasionante"

Manuel Cuenya | 15/03/2016 - 13:48h.

El periodista y narrador de origen leonés Miguel Ángel Ambrosio, autor de 'El Montaraz' y 'Cartucho', está ahora con otra historia entre manos. Pero prefiere no hablar de la misma hasta que no la termine.

Imprimir
Enviar por correo

 Facebook Twitter Google + Menéame
Votar noticia Vota

Miguel Ángel Ambrosio
El periodista y narrador de origen leonés Miguel Ángel Ambrosio, autor de 'El Montaraz', está ahora con otra historia entre manos. Pero prefiere no hablar de la misma hasta que no la termine.
Aunque nacido en Bilbao, el periodista y narrador Miguel Ángel Ambrosio tiene orígenes leoneses,  en concreto en la aldea de Cuénabres, cerca del pantano de Riaño, donde naciera su madre, algo que se traduce en su obra literaria, tanto en su ópera prima, 'Cartucho'  (Ediciones Atlantis, 2011), como en 'El Montaraz' (Ediciones Atlantis, 2015), novelas que están ambientadas en los montes de la provincia leonesa.
Loading
"Haber tenido la suerte de trabajar en ficción y en actualidad me ha enriquecido para apreciar diferentes modos de narración"
'Cartucho', que le permitiera obtener el Premio Isla de Las Letras 2013, es el título impactante de un thriller ambientado en el presente y también en el pasado, un viaje en el tiempo que gira en torno a la amistad/odio y la caza furtiva (con una trama en la que el Generalísimo Franco aparece como cazador) así como la polémica construcción del embalse de Riaño, una obra que podríamos adscribir al llamado género negro (en el que su creador se siente como pez en el agua, "aunque sin anclajes") en la que nos muestra su conocimiento y pasión por el mundo rural. Por su parte, 'El Montaraz' es una historia real que aborda el tema de los guerrilleros antifranquistas en el Bierzo así como una  intrigante sucesión de crímenes cometidos en la época actual, que nos mantienen en vilo. Se trata de una obra en la que Ambrosio ha hecho una fusión de géneros: negro, novela histórica y costumbrismo, entre otros. Una experiencia que le ha resultado muy fructífera. En cualquier caso, el autor vasco con orígenes leoneses se siente orgulloso siendo honesto con la que escribe, porque asegura que no hay ni una frase, ni una palabra dentro de sus novelas que no esté escrita con más intención que la de disfrutar de la escritura. "En ocasiones, cuando lees ciertas novelas, da la sensación de que en ciertos momentos el autor escribe para que guste al lector. Yo no. Yo escribo para que me guste a mí. Y si me gusta lo que escribo, estoy feliz. Luego ya, que a los lectores les encante o lo rechacen, es secundario. Lo respeto, sin duda, pero primero escribo para mí", precisa Miguel Ángel, cuya vocación por la literatura surge en los veranos de infancia que pasaba en la localidad de Cuénabres, donde se fraguaron las primeras historias en su cabeza, a partir de los relatos que escuchaba, las vivencias en las que estaba involucrado, los valores que le impregnaran, que acabarían transformándose en historias plasmadas en papel.
"En ocasiones, cuando lees ciertas novelas, da la sensación de que en ciertos momentos el autor escribe para que guste al lector. Yo no. Yo escribo para que me guste a mí. Y si me gusta lo que escribo, estoy feliz. Luego ya, que a los lectores les encante o lo rechacen, es secundario. Lo respeto, sin duda, pero primero escribo para mí"
Cuenta Miguel Ángel que toda la montaña leonesa, por la que siente admiración y adoración, le ha aportado conocimiento, sentimientos y pasiones, los cuales están presentes en sus libros, cuya escritura, "los años más felices de mi vida desde un punto de vista creativo", le ha reportado un enorme placer, según su autor, quien se ha sentido muy a gusto, mientras escribía sus novelas, metido dentro de las tramas en los montes leoneses, fabricando conversaciones entre cazadores, ganaderos o maquis que luchaban por su vida. "Vivir en mi cabeza momentos de tensión, pasión, dolor, siempre entre los montes leoneses, ha sido apasionante. Disfruté tanto que creo que, antes o después, volveré a inspirarme en esas montañas", matiza este apasionado del mundo rural, que, en su opinión, se va perdiendo, pues la ganadería, la agricultura y la caza en las altas montañas parecen actividades en extinción, lo que le provoca una gran tristeza. "Pero todavía me parece más triste que la mayoría de la sociedad ni siquiera se pare a pensar que están perdiendo sus orígenes. Llegará un día en el que quizás haya comarcas enteras deshabitadas y que nadie lo lamente", apostilla este escritor 'leonés', que siente devoción por otro grande de las letras, en este caso Julio Llamazares, al que considera que se valora poco todo lo que aportan sus libros y artículos. En todo caso, el creador de 'La lluvia amarilla' es sin duda uno de los mejores narradores y poetas no sólo de la provincia de León sino de toda España. Además de Julio Llamazares, Ambrosio siente admiración por otros dos escritores que han fallecido recientemente, a saber, Henning Mankell, reconocido como un maestro de la novela negra sueca, y Ramiro Pinilla, "un autor vasco que escribía con una sencillez y claridad envidiable". Pinilla fue Premio Nacional de Narrativa y creador de una novela, 'Antonio B, el Ruso', cuya terrible historia está protagonizada por un personaje real de La Cabrera.
Este trío de escritores cuentan con elementos comunes que a Miguel Ángel le entusiasman: "la melancolía, la rebeldía de los pequeños personajes, esos que no cambiarán el mundo pero lo intentan hacer un poco mejor y la fidelidad por los valores que les han inculcado".
Su experiencia como guionista en diversas  cadenas de televisión así como de redactor de informativos en Antena 3, Telecinco y La Sexta, entre otras, le ha sido de gran utilidad a la hora de escribir sus novelas. "Haber tenido la suerte de trabajar en ficción y en actualidad me ha enriquecido para apreciar diferentes modos de narración", apostilla este narrador y periodista que ha tenido el placer de trabajar en 'España Directo' o en programas como 'Vaya semanita'. "En 'España Directo' recorrí, como hago desde hace años en La Sexta, miles y miles de kilómetros. Y estar en la calle conociendo historias cotidianas te alimenta el cerebro. De 'Vaya Semanita' lo que más destaco es que trabajé mano a mano con un genio del guión y la actuación, Humberto Gutiérrez. Y eso enriquece", especifica Ambrosio, consciente de que, tanto en su labor periodística como narrativa, su deseo es contar historias, aunque, según él, en el periodismo estás más encorsetado por la inmediatez y por las páginas o los segundos que tienes para una narración, y en un libro no hay más corsés que los que uno mismo se imponga. Si es que se los impone.
(Puedes seguir leyendo en el enlace): 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada