Páginas vistas en total

martes, 1 de marzo de 2016

La fragua literaria leonesa: Antonio Martínez Llamas

Cultura Cultura


La Fragua Literaria Leonesa

Antonio Martínez Llamas: "Cuando leo a Gabriel García Márquez es cuando sé cuánto me queda todavía por aprender"

Manuel Cuenya | 01/03/2016 - 14:04h.

El narrador, ensayista y médico Antonio Martínez Llamas, autor de 'Asesinar al Rey. El llanto de los dátiles en el Sáhara Occidental' y 'Praga 2007', entre otros, se confiesa árido desde un punto de vista literario, pero a buen seguro ya está pergeñando su próxima obra, ya sea en forma de ensayo, relato o novela.


Novelista, ensayista y autor de relatos breves, Antonio Martínez Llamas ejerce la profesión de médico, siendo asimismo socio de honor del Ateneo Médico Leonés y miembro numerario de la Sociedad Española de Médicos Escritores. De modo que su profesión está interrelacionada con su faceta como literato, pues el médico tiene la ventaja, según  él, de entrar en la casa, en la mente y en la intimidad los/as pacientes. "Ninguna profesión vulnera tanto lo íntimo. Por tanto, por esta situación tan peculiar se ofertan gratuitamente muchos datos. Más tarde, hay que saber procesar lo escuchado y convertirlo en materia literaria", aclara Antonio, que ha dedicado una buena parte de su obra literaria a novelas de corte histórico, como 'La dama de Arintero', dedicada a Juana García, una heroína, una "Juana de Arco" leonesa, que más que una leyenda fue real, según su Martínez Llamas, 'Isabel de Valois', en homenaje a la tercera mujer del rey Felipe II, o 'El enemigo de Roma', que se centra, entre otros asuntos, en el santo italiano Francisco de Asís, por citar sólo algunas, aunque también ha publicado ensayos como 'Felipe II, el hombre' (retrato de uno de los reyes más poderosos de toda la historia), entre algún otro.
"Ninguna profesión, como la de médico, vulnera tanto lo íntimo. Por tanto, por esta situación tan peculiar se ofertan gratuitamente muchos datos. Más tarde, hay que saber procesar lo escuchado y convertirlo en materia literaria"

El ensayo, una aventura apasionante

A propósito del ensayo, Antonio cree que, en su conjunto, es más difícil que la ficción, porque no hay que traspasar ninguna línea roja. "En el ensayo se abren puertas o se cierran –señala–, pero nunca hay cabida para la  mentira. En el ensayo el autor se retrata más allá de lo que desearía, pero así es esta aventura tan apasionante". Una aventura que lo ha llevado a publicar al menos dos libros de relatos breves, 'Cuentos leoneses' y 'Una noche con dos mujeres', en los que su creador aboga por que el relato corto haya de las florituras y la descripción hiperrealista, algo que es bien diferente, en su opinión, en el caso de la novela, donde todo es factible, "incluso la largueza". En cuanto a la ficción histórica, en la que Martínez Llamas es todo un especialista, está convencido de que ésta siempre deberá sustentarse la verosimilitud. Aparte de algunos otros galardones literarios, como Paradores de España o el Francisco de Quevedo, su novela 'Isabel de Valois, reina de España', le valió el Premio Nacional de Novela histórica Alfonso X el Sabio. No obstante, cree que los premios literarios se están embarrando cada vez más. "Muy pocos pueden presumir de limpieza. Y me temo que los sucesos no van a mejorar",  apostilla el autor de otra novela interesante como es 'Asesinar al Rey. El llanto de los dátiles en el Sáhara Occidental', editada por Lobo Sapiens/El Forastero. En cualquier caso, una obra, impregnada de realidad y ficción a partes iguales, que su creador considera haber escrito con el corazón. Y en la que aborda la descorazonadora y nunca resuelta realidad del pueblo saharaui, sometido a un "genocidio blanco... Una verdad que deja en la basura a la España de 1975 y a los Gobiernos de ahora. El Sáhara Occidental es la conciencia quebrada para todos los españoles", según Antonio, quien pone en valor la editorial que se ha encargado de publicar su última novela hasta este momento. "Una editorial valiente y resistente... León debería estar orgullosa de que Lobo Sapiens/El Forastero siga respirando", precisa este leonés, cuya tierra forma parte de su piel "pero sin entender esta situación epidérmica como una llamada al localismo", porque  Antonio huye de las ideas centradas en lo más próximo, y prefiere que los ojos estén abiertos para otros lugares y otras gentes.

(Puedes continuar leyendo esta fragua en el enlace): 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada