Páginas vistas en total

viernes, 18 de marzo de 2016

Impresiones sobre la escritura creativa


Gracias, Mar, por publicar estas impresiones acerca de la escritura creativa en La Tronera de Bierzo 7.
Vaya también por mi alumnado de escritura. 

Impresiones sobre la escritura creativa

Por Manuel Cuenya
La escritura creativa, aparte de redactar de un modo correcto, para que resulte inteligible a los lectores/as,  debería ayudar a reflexionar, a emocionarnos, lo cual ya entronca con el arte. Escribir de modo creativo es reinventar el mundo a través de la palabra, que construye/crea pensamiento, habida cuenta de que el pensamiento se articula a través del lenguaje, de la palabra escrita, que a su vez se transforma en imagen poética, en poesía, esa maravilla que, cuando lo es de verdad, se vuelve vida, o aspira a ser vida, como pretende nuestro Premio Cervantes Antonio Gamoneda.
En el fondo, siempre estamos contando, narrando, poniendo en orden el pasado e intentando averiguar qué ocurre en nuestro complejo mundo interior, ese universo sumergido en los confines de los océanos, ese inconsciente/subconsciente que funciona como genuino narrador, al igual que ocurre con la memoria, con el recuerdo. Con la memoria y el olvido. Poderosas imágenes. Como leemos en ‘Hiroshima, mon amour’, de Marguerite Duras.
Cuenta Proust, en ‘El tiempo recobrado’, que “el libro verdadero lo llevamos dentro antes de escribirlo”. Pero la (buena) historia no se escribe sola. Hay que ponerle talento, gancho, fuerza, ganas, tiempo, mucho tiempo (la sangre del escritor/a), mucha escritura y re-escritura, mucha corrección, mucho pulido, porque la literatura (el arte en general) se nutre de la vida pero tiene sus propias reglas y estrategias. Por eso, haber vivido mucho no significa más que eso, otra cosa es cómo lo contamos (la forma) para que eso resulte interesante, para que enganche, para que despierte, en definitiva, la curiosidad de los posibles lectores/as. Lo importante es saber contar, aunque sea con gusanos en la boca, como alguno de los muertos que se nos aparecen en los cuentos de Rulfo (el genio mexicano), o bien el narrador en ‘Sunset Boulevard’, del cineasta Wilder, que la escritora cubana Zoé Valdés rescata en su novela ‘Te di la vida entera’.

(puedes seguir leyendo en este enlace):
http://www.bierzo7.com/33262/impresiones-sobre-la-escritura-creativa/

No hay comentarios:

Publicar un comentario