Páginas vistas en total

martes, 1 de septiembre de 2015

La fragua literaria leonesa: Alberto Flecha



La Fragua Literaria Leonesa

Alberto Flecha: "La literatura, como actividad artística, tiene el deber de plantearse el lenguaje mismo"

Manuel Cuenya | León | 01/09/2015

El narrador, poeta y profesor Alberto Flecha, finalista del premio Letras Jóvenes y coautor de 'Cuentos de León narrados por...', entre otros, sigue escribiendo y viajando a la espera de componer un cuaderno de viaje donde los modelos de poesía japonesa tendrán un papel importante.

Imprimir
Enviar por correo
Comparte: Facebook Twitter Google + Menéame
Votar noticia Vota
Alberto Flecha. Foto: Manuel Cuenya
Finalista hace veinte años del premio Letras Jóvenes que convoca la Junta de Castilla y León, el narrador leonés Alberto Flecha, que se define como un gran lector desde que era un niño, lamenta que no se editara su poemario 'Canta Belinda', con el que fuera finalista, porque sigue sorprendido de los versos que escribiera entonces, los cuales han resistido bastante bien el paso del tiempo, según él, consciente de que en aquella época no era tan fácil editar como es ahora. En todo caso, le permitió conocer a mucha gente.
Recuerda que, siendo un niño, le encantaba quedarse en la cama leyendo cómics, libros de aventuras o lo que fuera. "Hasta comiendo me entretenía leyendo los ingredientes de las los embalajes de comida". Y se siente deudor de aquellos autores para los que la forma es esencial. "Aquellos que hablan con el estilo". Tal vez por eso le gusta el expresionismo de Valle Inclán, el barroquismo de Carpentier, Onetti y la lírica de Pavese, entre otros.

"Hasta comiendo me entretenía leyendo los ingredientes de las los embalajes de comida".
 
Sus comienzos en el mundo literario, en concreto su acercamiento a la poesía, con el Colectivo Aldabón de Bombay, al que también pertenecía el narrador y contador de cuentos Manuel Ferrero, se produjo en su etapa adolescente, durante la cual siguió leyendo con avidez todo lo que caía en sus manos. Lo mismo leía libros de retórica que se apasionaba recitando a Saint John Perse al ritmo de la música de un trombón de varas. "No sabíamos apenas nada, pero éramos grandes entusiastas. Recorrimos centros de arte, fiestas de los pueblos, bibliotecas y bares con nuestro espectáculo. Aquello nos enseñó mucho sobre la poesía; sobre todo su libertad. Y eso nos ayudó mucho a todos desde entonces a ver no sólo el arte, sino también la vida con otros ojos. Sin duda", rememora con alegría.
A lo largo de estos años, Alberto, que nunca se ha propuesto en serio publicar, ha tenido la suerte, reconoce él, de que siempre le han pedido colaboraciones. Y ha podido participar en muchos espacios, "siempre a salto de mata", entre ellos, su participación en 'Semáforo calvo', una revista que editaba la Universidad de León, así como en obras colectivas como, por ejemplo, 'PoeMario' (que es un homenaje al poeta Nikos Kavvadías), 'Cuentos de León narrados por...', o bien 'TripleC', una obra editada en Argentina y dedicada al cuento breve o microrrelato, en el que Alberto es un especialista, aunque a veces duda de que este género exista. De lo que sí está seguro es de la brevedad de los 'micros' y de que conviene saber callar a tiempo para dejar al lector que lo complete por sí mismo. Asimismo, ha participado en antologías como 'Esto no rima', coordinada por el poeta leonés Abel Aparicio, "un tío muy vital y con un gran empuje que sacó el libro contra viento y marea" o 'En un viejo estanque', obra dedicada al haiku español contemporáneo. En este sentido, a Alberto Flecha le interesa mucho la poesía japonesa, porque se parece en cierto modo a los microrrelatos, "en ese callar", del que antes hablaba. "Esas palabras cortas que callan y te dejan temblando más por lo que ocultan que por lo que dicen".
"Abel Aparicio es un tío muy vital y con un gran empuje que sacó la antología 'Esto no rima' contra viento y marea".
 
Haikus y haibuns

Además del haiku, Alberto es un entusiasta del haibun, "estilo realmente interesante, apenas cultivado en español. Combina la prosa poética con un haiku en un diálogo entre ambos textos que potencia el efecto lírico".
Cuenta que escribió una pequeña obra de haibuns con motivo de un viaje a Polonia que se perdió con la desaparición de su blog, una pena, aunque él sigue escribiendo a la vez que enseña como profesor, porque "al igual que la literatura, el enseñar es un negocio entre dos para formar un relato. Y que resulte convincente es fundamental. Si no, el trabajo está perdido", aclara este apasionado del arte literario, que, como el maestro Gamoneda, cree que surge como revelación del lenguaje, habida cuenta de que el lenguaje es mucho más que el contenido de las palabras, que su contenido informativo. "Leer para informarse es algo que podemos hacer en un periódico, en un manifiesto, en una pintada de la calle. Esas palabras pueden incluso decir una 'noticia' nueva, algo que no sabíamos, sí, pero con el lenguaje de siempre. Incluso muchas novelas simplemente se dedican a 'informar' de una nueva historia de ficción. Sin embargo la literatura, como actividad artística, tiene el deber de plantearse el lenguaje mismo, hacer que este hable por sí mismo, más allá de su mero contenido. Tiene el deber de hacer de la obra una nueva realidad que revele algo que no estaba, ni en el fondo, ni en la forma. Por eso la literatura, en cierta forma, tiene el deber de plantearse el propio lenguaje, todo lo que este significa y ser, por tanto, radical, totalmente radical". Así de contundente se expresa este narrador y poeta, que reivindica también la lengua asturleonesa como una manera de "sacar de debajo de la alfombra un montón de clichés que han formado la historia y la identidad no sólo de León, sino de toda España".

 http://www.ileon.com/cultura/054521/alberto-flecha-la-literatura-como-actividad-artistica-tiene-el-deber-de-plantearse-el-lenguaje-mismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada