Páginas vistas en total

jueves, 12 de septiembre de 2013

Corizonas en Salamanca

Corizonas en la Plaza Mayor de Salamanca
Esta semana he tenido la ocasión de ver, una vez más, a los Corizonas en Salamanca. Un concierto inolvidable, apoteósico. Me entusiasmó. El pasado año, en las fiestas de San Froilán de Lugo, tuve la ocasión de escuchar/ver a esta banda. Una delicia. Pero ahora, en la ciudad charra, me ha gustado aún más que en la ciudad gallega.

Fernando Pardo, a la izquierda (líder de Los Coronas)
Los Corizonas surge como una fusión de dos grupos, "dos bandas y un destino", Los Coronas, de Madrid, y Arizona Baby, de Valladolid. Ambos, por sí mismos, son magníficos. Pero esta conjunción se me antoja excelente. Es probable que sea ahora mismo la mejor banda del panorama musical español, aunque esto sea mucho decir, tal vez exagerado. Bueno, esta es mi opinión al respecto. 


Javier Vielba
El concierto que dieron el pasado lunes en la Plaza Mayor salmantina fue algo realmente extraordinario. Es tal su fuerza, su energía en directo, que uno acaba, emocionado, vibrando, levitando con Hey Hey Hey (con resonancias a los Rolling), Hotel room, I wanna Belive, El Rancho, entre otras muchas y buenas. 


Su música, y sobre todo su líder-cantante, Javier Vielba, me hacen recordar a los mejores The Doors, aunque tengan su propio estilo, claro está, el surf rock, el rock del Oeste. Vielba es como un Jim Morrison vallisoletano que atrapa con su puesta en escena, su verbo, su voz y aun su modo de tocar la batería a dúo con Roberto Lozano, el baterista de la banda, un fenómeno. 

En Salamanca, además de sus propias canciones, tocaron algunas versiones como el Wish you were here, de los Pink Floyd (muy grandes), que Vielba recordó con cariño, como una de las mejores y más grandes canciones dedicadas a la amistad. Y de paso hizo un guiño al psicodélico Syd Barrett y al "guapo" David Gilmour. Asimismo, hicieron otras versiones como Piangi con me, de los británicos The Rokes, y aun otra de Black Sabbath titulada SupernautUn concierto, en definitiva, memorable. 

No os perdáis a este grupo en directo, y tampoco si tenéis la oportunidad de verlos por separado, tanto a Los Coronas como a los Arizona Baby (por cuya música siento devoción).  

No hay comentarios:

Publicar un comentario