Páginas vistas en total

domingo, 16 de junio de 2013

Sendero de frío y amor



Marta del Riego en León

Una portentosa narración con sabias reflexiones 

         Sendero de frío y amor es un verso de Antonio Colinas que da título a la última y reciente novela de Marta del Riego Anta, periodista y escritora bañezana, que nos obsequia con una obra emocionante, ambientada precisamente en el suroeste leonés en los años 90, con la movida de la droga, el juego de las chapas y la prostitución en La Salgada (territorio legendario que hace pensar en Macondo, en este caso situado en el Páramo, tal vez en La Bañeza), aunque la novela arranca en 1975, con la desaparición de un personaje clave, Ella, Esa Mujer, cuya ausencia/omnipresencia es definitiva en la trama de la novela.     
         Las primeras páginas, realmente sobrecogedoras, evocan en cierto sentido a El Sur, de Adelaida García Morales, si bien Marta del Riego las escribe, como el resto de la novela, con voz propia, con un estilo cinematográfico, visualmente muy atractivo –estupendo, asimismo, el empleo de todos los sentidos: olores, sonidos, sabores,... a la hora de contar y describir –con diferentes voces narrativas y un buen manejo de la lengua de la tierra. Estamos, por tanto, ante una excelente narradora, capaz de engancharnos desde el principio hasta el desenlace, que logra mantener la tensión -hay pasajes de alto voltaje- hasta encaminarnos hacia ese final sorprendente y esperanzador: una nueva estación/¿vida? comienza.
         La novela cuenta la historia de una familia, digamos desequilibrada, compuesta por dos mellizas, Lulu (Lucrecia, “un nombre antiguo. Y sangriento”) y Mati (Matilde), con caracteres y físicos opuestos, que crecen al amparo de un padre resignado y a la vez salvador (Hernando Antón) y de una madre ausente (Alma Yugueros), "que sorbe su vida y luego la expulsa con el humo". Aparte de esta familia, verdadera protagonista de la historia, se perfilan otros interesantes personajes como el siniestro don Ramón Carbajo (el panadero), o la tierna, simpática y comprensiva Queta, la mujer que cría a las “hermanas vengadoras”, tras la desaparición misteriosa de su madre.
         Sendero de frío y amor es una portentosa narración, que contiene sabias reflexiones acerca de la vida, el amor/desamor, la memoria y la muerte, los grandes y eternos temas literarios/vitales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada