Páginas vistas en total

jueves, 21 de febrero de 2013

La fragua literaria leonesa: Toño Morala

«Me gusta mucho la gente y sus formas de vida»


El poeta, narrador y agitador cultural, Toño Morala, autor de ‘El susurro de la mirada’, está escribiendo ahora un libro corto, de frasecillas y aforismos

 

Toño Morala, que pertenece al colectivo Poetas del Mundo y Poetas de la Tierra, es un autor reivindicativo, comprometido con la sociedad de su tiempo, con todo tipo de injusticias sociales, con la solidaridad de los pueblos, con la memoria histórica, por justicia y reparación humana, comprometido por la igualdad entre todos los seres humanos, «de otra manera no entiendo el estar en literatura. Y así va a seguir siendo hasta que el poder abandone esas claras injusticias hacia los más débiles. Y para cambiar el mundo para mejor…», señala el creador de Mil y pico citas para la muerte y ningún poema para la vida, que evoca, con añoranza y sensibilidad poéticas, su niñez, sus recuerdos, las vivencias, el olor a mies, la casa de adobe, los vallejos austeros en invierno, los trigos y los centenos peinados por el viento en verano, la era, los trillos, los útiles de labranza, las buenas gentes, el silencio, la soledad… «la memoria de las cosas…un todo rodeado de una belleza maravillosa. El sureste de León tan olvidado, pero lleno de vida y encanto».

Infatigable y luchador
Antonio Manuel Fernández Morala, esto Toño Morala, es un leonés de Villamoratiel de las Matas que escribe desde el dolor y el sufrimiento, «tanto del propio, como el de todo lo que te rodea», añade, porque acaso sea esa la auténtica esencia de la literatura, al menos de un cierto tipo de escritura, la que aspira a concienciarnos del mundo en que vivimos, la que da voz y voto a aquellos seres humanos que a menudo, casi siempre, aparecen silenciados, arrinconados, fuera del sistema. «En nuestra vieja Europa sus políticos no han sido capaces de crear la Europa Económica, cómo van a ser capaces de crear la Europa Social». Ahí es donde el autor de Viaje al alma quiere llegar, ya sea a través de la poesía o bien mediante la narrativa, porque para alguien que escribe, como él, es muy difícil diferenciar ambas. «Uno no se levanta por la mañana poeta, y por la tarde narrador. Es lo mismo, cambia la estructura pero el mensaje es el mismo; quizás el formato poético sea más breve, pero he leído narrativas con una fuerza poética, que para sí quisieran muchos poemas».
En realidad, Toño Morala escribe, tanto poesía como narrativa, con la intención de emocionar, aunque esto resulte muy difícil. «Uno escribe poesía para trasladar esos sentimientos interiores, que a veces te atormentan, en las palabras precisas, sencillas y claras, para que el lector se sienta conmovido. Respecto a la narrativa, es lo mismo; poesía y prosa se potencian recíprocamente…».
Aparte de su faceta como poeta y narrador, Morala es un enamorado de su tierra y un entusiasta de la etnografía, lo que le ha llevado a colaborar, de un modo activo y desde el 2010, con el Museo Etnográfico Provincial de León, centrando su atención en las tradiciones y oficios antiguos. «Si sabemos de dónde venimos, tenemos más fácil el intentar saber a dónde queremos llegar, y la etnografía, el estudio de los ancestros y sus formas de sobrevivencia, tan simples y austeras, me enseñan que todo tiene que ser más fácil y me aportan la exigencia de humildad, respeto y admiración hacia aquellos hombres y mujeres que tanto han trabajado para dejarnos un legado lleno de cultura y sabiduría popular».
A pesar de ser crítico con la sociedad de su tiempo, se siente muy a gusto en León, porque aquí tiene a sus amigos y amigas, a su familia, y le encanta el entorno natural. «También me gusta mucho el patrimonio histórico… pero sobre todo la gente y sus formas de vida», agrega.
Un agitador
El autor de El susurro de la mirada y del inédito La vida, «su mejor libro -según él-, porque ha vaciado todo lo que es, todo lo que no quiere ni para sí, ni para el resto de seres vivos», es un genuino agitador cultural, en el sentido de que promueve diversas actividades culturales en la provincia de León, colabora y sigue colaborando con varios medios de comunicación, además de blogs, webs y revistas culturales como Camparredonda y Letras de Fuengirola. Asimismo, ha participado en libros colectivos como Abrazos de Náufrago y Esto no rima (Antología sobre poesía indignada) acerca del 15-M. Le ha encantado su experiencia con esta última antología, coordinada por el poeta leonés Abel Aparicio y prologada por el escritor Isaac Rosa, en la que también han colaborado escritores como el veterano Marcos Ana hasta jóvenes autores que han encontrado en la poesía una forma de gritar y de rebelarse contra las desigualdades sociales y el sistema político imperante. «Lo colectivo me apasiona», apostilla Morala. 
Ahora, está preparando una exposición colectiva abierta a diversas manifestaciones artísticas. «También estoy escribiendo un librito corto, de frasecillas y aforismos…».

 «En la vida nadie es imprescindible»

—¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?
¡Leo y releo muchísimo!, hasta veinte o treinta veces a lo largo del tiempo, y siempre encuentro algo que me llama la atención, sobre todo en poesía.
—Un personaje imprescindible en la literatura (o en la vida).
—En literatura John Keats… en la vida nadie es imprescindible, pero todos y todas somos necesarios.
—Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).
—Hay miles, todos estos que besan las manos del poder y que les publican, y que la mayoría no dicen absolutamente nada que pueda hacer que se te remuevan las entrañas.
—Un rasgo que defina tu personalidad.
—Compromiso con la vida y su existencia.
—¿Qué cualidad prefieres en una persona?
—La sinceridad y la honestidad.
—¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?
—La política actual tiene que cambiar al cien por cien, hay que darle la vuelta, y que sea el pueblo llano el que tenga poder para decidir su presente y su futuro. La sociedad está aniquilada, hace falta más humanidad y compromiso para cambiar las cosas. Hay que acabar con el pensamiento único, convertirlo en pensamiento crítico, y éste en cultura y participación.
—¿Qué es lo que más te divierte en esta vida?
—Que la gente de mí alrededor esté bien y no tenga problemas de ningún tipo…estando ellos y ellas bien, eso me divierte y además me llena de alegría.
—¿Por qué escribes?
—Pensándolo fríamente, igual escribo para no tener tanto vacío adentro.
—¿Crees que las redes sociales, facebook o twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?
—El estilo literario es algo personal…pero las redes sociales, y dentro del contexto literario, te enseñan a responder rápido y te ayudan a tener agilidad creativa.
—¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?
—La propia vida y su entorno, todo cabe, sólo con observar alrededor, y a la naturaleza y cómo no, lecturas variadas; nunca me cierro a nada a la hora de leer, salvo que sean textos muy largos… que no me gustan.
—¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?
—Bienvenidas sean estas nuevas herramientas. En esa libertad que aún existe en la Red, caben muchas formas de creatividad, y siempre se aprende algo, y sobre todo, se aprende a no tener demasiados errores.
—Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.
—Vive y deja vivir, y en el entremientras, hay que buscar las maneras y aprender para vivir con más dignidad y humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario