Páginas vistas en total

lunes, 30 de julio de 2012

En tiempos de crisis

En estos tiempos convulsos, de crisis, sobre todo moral, anímica, crisis perversa, sin duda, provocada por los tiburones y las ratas del capitalismo desbocado (cada día más ricos y todopoderosos) y tantos cuantos han contribuido a alimentar la mediocridad, desde tiempos casi inmemoriales, la mediocridad y la basura en todos los ámbitos, creo que es una buena ocasión para nutrir o re-alimentar la espiritualidad y regresar a lo natural, aquello que nos sigue haciendo crecer como personas, aquello que nos procura bienestar. 


No son necesarias grandes cosas para sentir la vida. Por eso quiero, deseo "cantar", recitar poemas de amor (y muerte) el próximo 5 de agosto en Palacios de la Valduerna. Un canto a la espiritualidad y a la naturaleza. 
http://adelantobanezano.com/?p=6222
De modo que leeré algunos poemas y textos, acaso poéticos, ese día en el Castillo (qué chulada) de Felipe Pérez Pollán, lugar emblemático, en el que estuve por primera vez, como espectador, el pasado año. Poesía para vencejos, le dicen. Pues cantemos a los vencejos, que son aves que se pasan el tiempo volando (qué inmenso placer, a uno también le gustaría estar volando casi sin descanso), mientras comen, copulan y aún duermen. Extraterrestres que son estos bichos, impregados con la lírica del éxtasis (o el vuelo). 


En estos tiempos de crisis -si es que nos tienen "atontolinaos"-, conviene alimentarse con espiritualidad, pues no sólo de pan vivimos los humanos, y ciertas dosis de naturaleza, a ser posible en estado puro (qué ilusión y terrible ingenuidad). 


Los mandamases nos han dado tijeretazos por todos los poros y nos han metido el miedo en el cuerpo, y estamos paralizados. El miedo, qué eficaz, para mantener a la población en un estado permanente de adormecimiento. Y no te mueves, que te quito lo poco que tienes. O te mando a la ratonera a roer los huesos mondos y lirondos de la insuficiencia. 


Tiempos de crisis, buenos para cantarle al amor y a la naturaleza. Pues, eso, volvamos a re-ligarnos con los afectos, la amistad y lo natural, que lo postizo es algo espantoso, y el dinero, sobre todo en determinadas manos, no deja de ser basura, mas basura que mueve el mundo, por desgracia. 


Un canto al amor, a la vida, a la espiritualidad, a la naturaleza, hey...

No hay comentarios:

Publicar un comentario