Páginas vistas en total

viernes, 20 de abril de 2012

Coruña




Acabo de dar un paseo por las calles de A Coruña, que es una buena forma de oxigenar el espíritu y tomar la temperatura afectiva a la ciudad. Luce gris y algo desangelado, lo que no es impedimento para que el personal salga a la calle en busca de vida. Por más veces que uno visite un lugar, siempre acabará encontrando algo que no había visto, que no conocía o simplemente algo que había pasado desapercibido. Vuelvo a la céntrica  Oficina de Turismo de María Pita, acaso en espera de que me cuenten algo interesante: puedes visitar este y esto otro. Ah, no sabía de la existencia del monte San Pedro. 
Qué brutín.
En realidad, el obelisco del Milenium sí lo había visitado en otra ocasión. Por su parte, María Pita es una plaza muy bonita, y el centro histórico parece atesorar mucho misterio (esto me quedó algo fuera de madre, lo siento). En este centro está la casa de Pardo Bazán, incluso la de María Pita, y aun el Jardín de San Carlos (lindo lugar para avistar el puerto). 


No me resisto a adentrarme en una librería situada al ladito mismo de la María Pita. Se llama El baúl de los recuerdos y muestra una buena cantidad de libros interesantes a precios re-bajados, de ocasión. Al final, decido hacerme con Aforismos en el laberinto, de Max Aub. Y regreso al hotel a la espera de presentar la fragua. Qué puedo contar, me pregunto. Pues que me hace mucha ilusión presentar en esta ciudad, por la que en verdad siento cariño, y que se me hace familiar. Y que la Casa leonesa, y en concreto Celemín, me brinda una ocasión magnífica. 


Y que ésta es tierra de grandísimos escritores y escritoras, desde los clásicos y siempre modernos Valle, Rosalía, Cela, Ballester, Otero Pedrayo o Cunqueiro hasta autores y autoras contemporáneos como Rivas, Susana Fortes y Blanca Andreu (ambas estuvieron en Tardes literarias en Bembibre) o el caso de Blanca Riestra, que nos deslumbró con La canción de las cerezas y luego compuso su Madrid blues. Riestra también estuvo/moró en la ciudad francesa de Dijon, como este menda. Qué curioso. 


Bueno, continuaré escribiendo pero ahora tengo que ponerme en marcha. Toca presentación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario