Páginas vistas en total

viernes, 18 de noviembre de 2011

Muñecas rotas en León

Blanca en la expo

Muñecas rotas es el título de una exposición de fotos de la artista bembibrense Blanca Porro, que ahora puede verse en León, hasta finales de este mes. No os la perdáis. 





Esta misma exposición la vimos hace un tiempo en la Casa de las Culturas de la capital del Bierzo Alto, gracias al apoyo e impulso de la Concejalía de Bienestar Social de esa época. Por fortuna, ahora está teniendo gran proyección, porque es de una excelente calidad, a tenor de lo visto en la inauguración el pasado miércoles en la capital provincial, que fue todo un éxito de público, interesado realmente en la misma


La propia autora nos hizo un recorrido por la expo, explicándonos cómo le surgió la idea, por qué estas fotos de muñecas rotas, cómo logró hacer algunas fotos, verdaderamente impresionantes, cuál es el sentido de todo esto: concienciar a la población de la violencia bestial que se ejerce sobre las mujeres, porque cada día que pasa aumenta considerablemente el número de víctimas por violencia de género. 



El espectador recibe un choque emocional que le obliga a indagar no sólo en su consciente sino en los bajos fondos de su cerebro, sobre todo cuando uno contempla a esa muñeca sumergida, ahogada, en el acuario. Poderosa imagen, que sobrecoge por su composición y su contenido. Algo parecido ocurre cuando uno se detiene ante una muñeca atada a un árbol, que nos devuelve a aquella secuencia de Belle de Jour, en la que vemos a Catherine Deneuve amarrada a un árbol, mientras la flagelan y le arrojan como excrementos al rostro, lo que nos lleva inevitablemente a esa otra imagen de la exposición, en la que vemos el rostro putrefaccionado de una muñeca, o esa otra foto de una muñeca asomada a un cementerio, incluso esa que parece "hamacarse" en una tela de araña, aunque en verdad esté atrapada. Blanca nos muestra el fascinante y a la vez macabro mundo de unas muñecas-mujeres-objeto maltratadas por la vida. Fotografías cuidadas, que en ningún caso rayan ni se recrean en lo obsceno sino que sugieren y emocionan, incluso conmocionan, como debe ser el arte. Y en este sentido Blanca se nos revela como una gran artista. 


Las fotos están acompañadas por textos, justos y medidos, y aun poéticos, que subrayan las emociones, aunque las imágenes hablen y tengan por sí mismas la fuerza suficiente para llegarnos a los entresijos del alma. 




Enhorabuena, querida y admirada Blanca, por tu espléndido trabajo artístico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada