Páginas vistas en total

martes, 19 de julio de 2016

La fragua literaria leonesa: Sergio Jorge

Cultura cultura
0 votos
 Disminuir fuente / Aumentar fuente
La Fragua Literaria Leonesa

Sergio Jorge: "León es una ciudad activa, sobre todo en el ámbito cultural"

Manuel Cuenya | 19/07/2016 - 13:50h.

El periodista y narrador Sergio Jorge, autor de 'Mis amigas follan', tiene desde hace años un proyecto con otra persona que ahora parece una utopía, casi un sueño, pero a buen seguro lo conseguirá.

Imprimir
Enviar por correo
 Facebook Twitter Google + Menéame
Votar noticia Vota
Sergio Jorge
Autor del libro 'Mis amigas follan', Sergio Jorge es un periodista y narrador salmantino, afincado en León, ciudad que le parece activa, "muy activa, en todos los ámbitos, más de lo que la gente piensa", señala él, que se muestra crítico con las instituciones, las cuales nos hacen pensar que la sociedad leonesa está parada, pero realmente son ellas las que están paradas. "Que nos quieran transmitir que León está de moda o que un gran activo para promocionar la ciudad es el Santo Grial es un engaño y un drama para el presente y el futuro. La provincia en conjunto tiene demasiada riqueza como para considerarla como un spot de temporada", manifiesta contundente Sergio.
León es, en su opinión, una ciudad activa sobre todo en el ámbito cultural, "con decenas de propuestas en todas las artes. Pero son las iniciativas menos difundidas, las menos conocidas, las que más me interesan", precisa Sergio, convencido de que lo mejor sale de pequeños bares, de artistas poco o nada conocidos, "porque solo algunas instituciones como el Musac o la Universidad se salen de la agenda, esa que trae al Melendi de turno o que quiere hacer pensar que León pasa gélidos inviernos culturales", añade el periodista de La Nueva Crónica, reivindicativo con la importancia que tienen las editoriales independientes en una ciudad como León, entre ellas Eolas o Mr. Griffin, que están apostando por autores como Avelino Fierro, Gabriel Quindós o la joven Silvia Abad Montoliú, entre algunos otros, habida cuenta de que "los grandes autores leoneses llegan fácilmente a todos".
"Que nos quieran transmitir que León está de moda o que un gran activo para promocionar la ciudad es el Santo Grial es un engaño y un drama para el presente y el futuro. La provincia en conjunto tiene demasiada riqueza como para considerarla como un spot de temporada"
Cuenta Sergio que a menudo compara León con Salamanca, algo inevitable, "hay gente que piensa que para presumir, pero no, es para hacer crítica constructiva. También valdría en el caso contrario, obviamente", despeja cualquier duda este narrador, cuya ciudad natal es su referencia, en todo, no sólo en lo familiar, sino en las decenas de amistades que allí tiene, que hiciera en sus calles y en su bares. Famosos son los bares salmantinos por su marcha, por su fiesta. "Pero Salamanca también tiene cosas que detesto, como no puede ser de otra forma", matiza Sergio, quien se considera un obrero del periodismo, algo que no quiere olvidar, aunque también sea cierto que "a veces utilizamos ladrillos caravista. Pero sobre todo tenemos que trabajar con esos horrorosos bloques de hormigón, que también son necesarios en esto de contar la realidad". Otro asunto es la literatura, que, en su opinión, hace maravillas con esos ladrillos caravista para imaginar lo que no se ve. "Quizá lo más difícil es emplear bien esos ladrillos que tan bien lucen en las fachadas, crear literatura para hacer periodismo, como vemos todos los días en la contraportada de La Nueva Crónica con Fulgencio Fernández y Mauricio Peña", sintetiza este periodista y narrador salmantino-leonés, que comenzó escribiendo 'Mis amigas follan' (atrayente título, sin duda) como una broma, que luego fue amenaza para acabar siendo venganza. Ellas, sus amigas, le contaban sus cosas, "con esa sutileza sin prepotencia que las caracteriza (justo al contrario que solemos hacer los hombres)", según Sergio, y al final aparecen retratadas en un libro que muestra sus interioridades. "Lo que más buscaba era ponerme en sus mentes y escribir las historias desde su punto de vista, pero sobre todo lo que pretendía es que todos nos identificáramos con alguna historia. Hay que superar los traumas de una u otra forma".
Salamanca como espacio literario
Escribe la periodista y narradora Patricia Cazón, a propósito del libro de Sergio Jorge, que "lo primero, el título. Fantástico. De esos que te empujan a leer si eres joven. Lo segundo, el epílogo, firmado por David Rubio, uno de mis grandes amigos y una de las personas que mejor escriben del mundo. Lo tercero, el ambiente, porque el escenario de este libro de Sergio Jorge (que compila sus artículos en el blog del mismo nombre Mis amigas follan, relatos desde el rencor) es la Salamanca universitaria en la que yo pasé, quizá, cuatro de los mejores años de mi vida". Esa Salamanca universitaria que a tantos nos ha enhechizado.
La ópera prima de Sergio Jorge, disponible para Kindle y en formato digital, está conformada por cincuenta relatos escritos con humor, cuyo prólogo está firmado por Isabel Herrera, compañera de periódico del autor, que nos advierte de que las mujeres, a diferencia de los hombres, practican la discreción, "comes veinte y cuentas una (historia)". Isabel herrera es, en palabras de Sergio, un ejemplo perfecto para cualquier periodista que quiera dedicarse a esto. "Es una trabajadora insaciable, es más exigente consigo misma que con los demás, por lo que te transmite su compromiso y su afán por superarse y, sobre todo, mantiene siempre un criterio y un sentido común envidiable. Y sin alharacas, que los periodistas somos muy ególatras, pero a ella jamás la verás presumir de sus victorias periodísticas", agrega.
(Puedes seguir leyendo esta fragua en ileon.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario