Páginas vistas en total

jueves, 11 de septiembre de 2014

La sala Tararí



La Sala Tararí, en pleno corazón de la ciudad antigua de Ponferrada, celebra sus veinticinco años de existencia en medio de las fiestas de la Encina, la patrona del Bierzo, lo cual es motivo de alegría, que una sala como ésta se mantenga en pie con tan buena salud durante tanto tiempo, gracias a la labor encomiable que ejerce su dueño, Jorge, originario de Madrid, músico, el cual ha sabido darle vuelo y vida, a través de la música en directo, a este bar ya mítico en la capital del Bierzo. Por aquí han pasado algunas de las mejores bandas musicales del panorama no sólo nacional sino internacional, lo cual se me antoja un lujo, sobre todo para quienes amamos la música en directo, la música en general.
Y una oportunidad magnífica para conocer en vivo a estos músicos (y músicas), entre los cuales podríamos destacar las actuaciones de Javier Krahe, Los Secretos, Malevaje o Raimundo Amador (“My amigo”, como le dijera B.B. King en un concierto memorable, en este caso en la Plaza de Toros de la ciudad de León). Y otros quizá menos conocidos pero igualmente buenos como los Bluedays, que hacen Rhythm & Blues texano. Asimismo, también merecen ser reseñadas algunas bandas y grupos británicos y estadounidenses extraordinarios que han actuado en esta sala. 

 


Recuerdo con especial afecto algún concierto de Alejandra Burgos, una argentina-terremoto con un directo potente y embaucador, o a los psicodélicos catalanes Sidonie, cuando aún eran poco conocidos y  montaban unos numeritos teatrales de alto voltaje.


Además del atractivo que supone ver/escuchar a unos músicos en directo, tocando de verdad, la Sala Tararí ofrece los conciertos o ‘jam’ sesiones de su propia banda, liderada cómo no por Jorge, que ha sabido rodearse de algunos de los mejores músicos y cantantes del Bierzo, escúchese por ejemplo a Cris Falagán, que tiene una voz portentosa, o bien al legendario Luis Masdeu, quien fuera baterista de los Lone Star, otro grupo de rock español de la década de los sesenta del pasado siglo, conocidos fundamentalmente por su canción ‘Mi calle’.


Jorge ‘Tararí’ es un fenómeno, porque lo mismo canta y toca la guitarra que pincha música o te sirve unos chupitos de whisky o tequila. A tu salud. Y a la salud de la música en vivo y en directo. 
Ojalá esta sala ponferradina siga, por muchos años, ofreciéndonos conciertos tan emocionantes y su responsable continúe tan comprometido con las nobles causas musicales, que en definitiva son nutrientes espirituales que nos ayudan a disfrutar en esta época marcada por trapacerías de los sátrapas al por mayor.




2 comentarios:

  1. Lindo comentario Manuel, para este ámbito ponferradino que no conozco, por que mis salidas nocturnas nunca han sido un habito, sólo una excepción y son contadas. Intentaré vencer mi inercia e iré en algún momento a conocerlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me gusta, como a Manuel, el eterno mundo del rock o el buen Rhythm & Blues. He asistido un par de veces al "Tararí" y se aprecia el conocimiento y la calidad de las sintonías que se escuchan. ¡Habrá que ir más veces! A Manuel, enhorabuena por la bonita descripción realizada de esta "Sala".

    ResponderEliminar