Páginas vistas en total

lunes, 31 de julio de 2017

La fragua literaria leonesa: Gonzalo López Alba


Cultura cultura
0 votos
 Disminuir fuente / Aumentar fuente
LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Gonzalo López Alba: "La buena literatura no sabe de orígenes sociales ni procedencias geográficas"

Manuel Cuenya | 18/07/2017 - 11:28h.

El periodista y narrador Gonzalo López Alba, autor de 'Los años felices' y 'My dear love', está a la espera de encontrar una buena editorial que desee publicar su tercera novela, que en buena medida está ambientada en El Bierzo. Asimismo, tiene previsto acometer la reconstrucción de lo ocurrido en el PSOE desde la renuncia de Zapatero hasta la segunda elección de Pedro Sánchez como secretario general.

Imprimir
Enviar por correo
FacebookTwitterGoogle +Menéame
Votar noticia Vota
Gonzalo López Alba
"Hoy me he llevado una sorpresa al abrir el buzón de mi correo electrónico. Me ha escrito una chica rusa. Se llama Antonina. Dice que nos conocimos en Badoo, aunque yo no lo recuerdo; puede que sí, puede que no, porque envié muchos mensajes, pero si tiene mi email ha de ser porque antes contacté con ella (¿o no?)..."
(Gonzalo López Alba, fragmento del Diario de Mariano, 10 de octubre de 2003, correspondiente a 'My dear love')
Premio Luis Carandell por su labor como cronista político y parlamentario, Gonzalo López Alba ha trabajado en diversos medios, como 'ABC' o  bien 'Público', además de colaborar ahora con 'El confidencial' e 'Interviú'.
Si bien ha publicado tres libros,  Gonzalo no se considera escritor, porque, según él, hay autores que han publicado decenas de libros y nunca llegaron a ser escritores. "A otros, como Juan Rulfo, le bastó con escribir uno ('Pedro Páramo') para serlo", puntualiza  este periodista berciano, que lleva 35  años de actividad profesional, cuya carrera profesional ha desempeñado y desempeña en la capital de España, adonde se fue a estudiar con tan sólo 16 años. Por tanto, estamos ante uno de tantos bercianos ilustres e ilustrados que viven y desarrollan su trabajo fuera de su tierra, lo cual es una pena para nuestra comarca.
Ojalá esta tendencia cambiara con el paso de los años, y nuestros talentos, nuestro capital humano se quedará en nuestra zona. En todo caso, Gonzalo es consciente de sus raíces porque en el Bierzo sigue viviendo la mitad de su familia, entre ellos el narrador Ruy Vega, al que también tuve la ocasión de entrevistar para este medio.
No sólo eso, sino que fue el propio Ruy Vega quien me habló de su tío Gonzalo López Alba. "Cuando vengo al Bierzo siento que vuelvo a casa y, también, pena al ver cómo tenemos tanta riqueza y potencial desaprovechados", rememora Gonzalo, sabedor de que el Bierzo cuenta con esos recursos humanos a los que antes hacíamos referencia.
Nacido en la "pequeña Compostela", donde confluyen los ríos Burbia y el Valcárcel, Gonzalo pasó sus primeros años de vida en una barriada de Vega de Valcarce. Y cuando le preguntan de dónde es, responde en tono humorístico (rememorando al gran Max Aub) que es de Cacabelos, porque "uno es de donde hizo el Bachillerato".
Se siente berciano por los cuatro costados, "incluso con unas gotas de sangre gallega, para que no falte de nada. La nuestra es una tierra fronteriza y, como tal, de mestizaje, y eso forma parte de mis señas de identidad". En este sentido, está convencido de que, tanto en el periodismo como en la literatura, y también en su personalidad, es fruto del mestizaje, confesando su gusto por los clásicos españoles, pero también por el realismo mágico de los autores iberoamericanos y obras de escritores de todos los continentes: europeos, japoneses, árabes, africanos, estadounidenses, rusos... "La buena literatura no sabe de orígenes sociales ni procedencias geográficas", apostilla este berciano/leonés, el cual cree, "medio en broma medio en serio", que la provincia de León es una tierra que sólo produce inútiles porque  quizá no haya otro territorio con menos extensión geográfica –apunta– que tenga una nómina más abundante y notable de escritores. "Por cada nombre que pudiera decir, me olvidaría de tres, así que prefiero no decir ninguno. Si me pones en el brete, confieso que entre nuestros clásicos siento predilección por Luis Mateo Díaz, y entre los más jóvenes, por Ruy Vega, que es sobrino mío".
"Sin el aprendizaje cotidiano de escribir que te proporciona el periodismo y sin lo que he podido ver y conocer, no
habría podido escribir como escribo ni escribir de lo que escribo"
En su caso el periodismo y la escritura creativa van de la mano, como suele ser habitual, de modo que "sin el aprendizaje cotidiano de escribir que te proporciona el periodismo y sin lo que, gracias al desempeño de este oficio, he podido ver y conocer, no habría podido escribir como escribo ni escribir de lo que escribo", señala el autor de 'Los años felices', que escribe a partir de sus experiencias como cronista político, cuyo protagonista es un periodista como Gonzalo, de su generación, aunque no sea, en su opinión, una novela autobiográfica, puesto que no ha pretendido contar su vida. "Pero sí es una visión generacional (la de los que pertenecemos al llamado 'baby boom') de un periodo fundamental en la historia de España. De mi vida personal sólo utilicé vivencias compartidas por esa generación, aunque, como dijo Claudio Magris, que de esto sabe mucho más que yo, la narración es un juego de espejos y siempre que te asomas a un espejo hay una parte de ti que también queda reflejada, generalmente la que es menos evidente".
Se trata de una novela editada por Planeta aunque, como nos recuerda su creador, también es un relato histórico con elementos "que bosquejan un apunte de ensayo sobre las causas que nos llevaron a la Gran Recesión. Si tuviera que sintetizarlo, diría que es una invitación a revivir de forma amena las décadas más trascendentales y cambiantes de nuestra historia reciente, vistas con el prisma de quienes llegamos a la mayoría de edad en democracia, pero incorporando también a personajes de todas las generaciones vivas, desde los que vivieron la guerra civil hasta los niños de nuestros días. Todos ellos se pueden sentir reflejados en algún pasaje de mi libro".
Realidad virtual, el lado perverso de las redes sociales
Recientemente, acaba de publicar 'My dear love' (Edición independiente,  de venta exclusiva en Amazon: ebook y papel), una novela singular, una historia de amor y engaño que nos adentra en el mundo de la soledad, el aislamiento, y nos muestra el lado perverso de las redes sociales... Su creador nos alerta acerca del peligro de estas redes sociales, que nos acaban atrapando. Y terminamos siendo prisioneros de una realidad/irrealidad que nos convierte en autómatas, ególatras. "Una realidad que mejora la realidad auténtica, con la consiguiente frustración cuando nos enfrentamos a ésta".
Esta novela nos invita a reflexionar acerca de una de las grandes paradojas del siglo XXI. Ahora que vivimos en la era por excelencia de las comunicaciones, "resulta que vivimos más solos que nunca, enganchados a las redes sociales, y aislados en mundos virtuales. La soledad se ha convertido en el llamado primer mundo en la gran enfermedad de comienzos del milenio".
Escrita en formato de correos electrónicos y fragmentos de un diario personal, aparte de las narraciones de los capítulos titulados 'El viaje' y 'Las pesquisas de Lena', donde se nos desvela la trama, 'My dear love' es, a su juicio, un experimento de construcción narrativa, en el que rescata la vieja tradición de la literatura epistolar adaptándola a los usos y lenguajes
actuales, a la vez que nos invita, como lectores y lectoras, a participar activamente en el relato con la reserva de espacios en blanco. "En cuanto al contenido, aborda un tema que ya forma parte consustancial de nuestras vidas. La revolución de las tecnologías de la comunicación y las redes sociales ha cambiado nuestras formas de trabajar, pero también nuestros hábitos, nuestras conductas y hasta nuestros pensamientos. No seré yo quien imite ante este hecho a los negacionistas del cambio climático, pero todas las monedas tienen dos caras y, en este sentido, es una llamada de atención sobre el lado oscuro de las redes sociales, que también existe. Tendemos a pensar que los más jóvenes están más expuestos a caer en ese lado, pero los nativos digitales conocen mejor sus ventajas e inconvenientes que los analógicos como yo, y por eso mis personajes son personas adultas. Todos estamos expuestos a caer en ese lado oscuro", nos explica Gonzalo a propósito de su novela protagonizada por Antonina y Mariano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario