Páginas vistas en total

martes, 19 de abril de 2016

La fragua literaria leonesa: Fran Allegre

Cultura Cultura
La Fragua Literaria Leonesa

Fran Allegre: "La cultura de raíz leonesa es la leche de nuestra madre"

Manuel Cuenya | 19/04/2016 - 12:24h.

El poeta, músico y artesano Fran Allegre, autor de 'Deixando'l cuerpu', sigue componiendo, tocando, construyendo instrumentos musicales y escribiendo poemas, además de artículos etnográficos, otra de sus facetas creativas e investigadoras.


Fran Allegre. Foto: Manuel Cuenya
Poeta, músico, artesano, artista, en definitiva, Fran Allegre (http://franallegre.blogspot.com.es/) es un gran valor en la provincia leonesa, a quien deberíamos tener muy en cuenta. No en vano, le entusiasma dar vida y vuelo a la lengua y cultura leonesas. Como queda claro en sus 'Poemas pa nun ser lleidos' (Ediciones Filandón,  2008), su ópera prima, cuyo título sí invita a ser leído, sobre todo para bajar a la tierra, según su creador, o bien su reciente antología 'Deixando'l cuerpu', que nos muestra su pasado, y también un presente visto con ironía, un libro en el que sobresalen poemas emocionantes como 'La ñeve',  'Ñacióu muertu' o 'El consumidore', entre otros. O como él mismo nos muestra a través de sus palabras: "La cultura de raíz leonesa es identidad, historia, palabras, emociones... es la leche de nuestra madre. Un poso base de ADN de rebeldes bosques astures aún algo presentes en llanos y altos con desarrollo, mezcolanza, y esparcimiento a los cuatro puntos cardinales en el devenir de los tiempos".

Asimismo, Fran aparece incluido en "Esto no rima" (Editorial Origami, 2012), una antología poética coordinada por el poeta leonés Abel Aparicio, así como en alguna antología de autores en asturleonés. Incluso ha hecho sus pinitos como autor teatral con 'Sentir, y nun sentir sentire', una obra escrita en asturleonés, romántica, cuyo protagonista, un joven pintor, al que le cuesta acercarse a la belleza femenina, que se lamenta, de modo permanente, por la pérdida de la belleza y aun por el miedo a la misma.

Y, en este mismo sentido, colaboró, en unas jornadas medievales celebradas en Sicilia, con Batarnù: http://www.batarnu.com/home.php, un grupo de teatro italiano de calle. Está convencido de que la poesía es la irremediable manifestación de un callado grito. Y, en su caso, de un grito oscuro. "También puede ser un modo de vida que seguramente, esperpéntico o no, va ligado a la verdad, no sé si a la de uno solamente, o también a la colectiva. Probablemente a las dos", se expresa este músico, de formación autodidacta, que toca tocos los instrumentos tradicionales, incluidos la chifla y el tamborín. Recuerda que su maestro tamboritero fue Lucas Simón de Abajo. Compone temas propios y recoge, a través de estudios de campo, composiciones tradicionales leonesas, dándoles difusión a las mismas. Ha participado en diversos programas de radio y televisión, y ha dado conciertos por toda España, incluso por algunos países de Europa como Italia, Portugal o Alemania.

El arte como alimento espiritual

"La poesía puede ser un modo de vida que seguramente, esperpéntico o no, va ligado a la verdad, no sé si a la de uno solamente, o también a la colectiva. Probablemente a las dos"

En su faceta como artesano de instrumentos tradicionales leoneses, construye, desde finales de los 90, zanfoñas, chiflas, tamborines, gaitas leonesas, rabeles, pitos, panderos, cuadraos, panderetas, arpas, entre algunos otros. Y dedica parte de su tiempo a impartir talleres didácticos de música e instrumentos tradicionales leoneses en colegios e institutos. Cuenta que él pensaba estudiar ciencia pero, cuando descubrió la música, se dejó fluir en busca de la artesanía y la música como modo de vida. La música como medio de comunicación, que le permite decir lo que de otra manera no podría decir a buen seguro. La música es, en su opinión, la consecuencia de vivir. "Es la consecuencia de que te pinchen, y sangres... La música en principio, y la poesía después como manifestaciones de sentimientos, de sentimientos verdaderos", sintetiza Fran, que se siente marcado e influido, desde un punto de vista poético, artístico, por el hecho de haber nacido en la comarca de Órbigo. "León en su conjunto tiene madre suficiente como para parir o hacer parir gran variedad de manifestaciones de los sentimientos. Bajo mi punto de vista, la gran riqueza de paisajes, seres vegetales y animales, colores que la habitan o habitaban en algunos casos... La variedad no es un impedimento para ver la cohesión cultural identitaria más manifestada norte sur que nos hace también ser de alguna determinada manera... La pérdida, la inundación, el paso del compartir del común a no poder pagar el piso, la obligación impuesta de tener que ser lo que no somos, el cambio a la nada... Pérdida de la belleza, de la verdad, muy presente. El adiós a especies, paisajes, palabras, lumbres, o a firmas con apretones de manos está demasiado presente como para no manifestarse de forma artística", rememora Fran, quien cree que la provincia de León ha dado y sigue dando buenos narradores y poetas, grandes artistas en general, como por ejemplo Juan Carlos Mestre, al que admira cuando lo escucha recitar.

Puedes seguir leyendo esta fragua en el enlace de ileon.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario