Páginas vistas en total

miércoles, 10 de abril de 2019

La fragua literaria leonesa: Rosa Marina González-Quevedo

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Rosa M. González-Quevedo: "La escritura creativa es un medio ideal para desarrollar la imaginación, el pensamiento y el talento"

La narradora y ensayista cubano-leonesa Rosa Marina González-Quevedo, autora de 'La enana', ha finalizado su segundo poemario titulado 'El ritmo del conjuro'. Y ha comenzado a escribir su segunda novela. Asimismo, continuará escribiendo en su blog y participando en eventos de literatura dentro y fuera de León.

Rosa Marina González-Quevedo
Manuel Cuenya | 10/04/2019 - 13:50h.
"... Nacido en Asturias, Carlos Álvarez Muñiz había recorrido muchos rincones del mundo. Era un inquieto escritor de novelas que, en su mayoría, giraban alrededor de esoterismo y misterio.
Se definía a sí mismo como "buscador de claves ocultas en eso que cuenta la gente y nadie cree". Por supuesto, nadie menos que él, que creía en todo. Creía, por ejemplo, que algunas ciudades han perdido el alma, mientras que otras, al contrario, son organismos vivos que han alcanzado la eternidad gracias a sus mitos y leyendas. Así mismo, era partidario de que podemos estar en dos sitios geográficamente diferentes al mismo tiempo, como también en un mismo lugar en tiempos diferentes. Y que esta posibilidad (argumentada por las leyes de la física cuántica) daba explicación a extraños fenómenos, considerados "objeto de la fantasía" por no haber sido explicados aún por vía racional...".
(Rosa Marina González-Quevedo, 'La enana')
Nacida en Cuba, en concreto en Matanzas, como el escritor Pedro Juan Gutiérrez (autor por ejemplo de la estupenda 'Trilogía sucia de La Habana'), Rosa Marina González-Quevedo lleva ya algunos años en la ciudad de León. En cierto sentido, ella misma se siente una autora leonesa, sobre todo porque en León –asegura– ha recuperado el ambiente de acción literaria que perdiera al salir de Cuba en 1997.
Resulta en todo caso de sumo interés que una creadora cubana como ella haya decidido instalarse en nuestra capital provincial. Y pueda aportarnos su cultura, su cubanidad, su cosmopolitismo también, porque ha tenido la ocasión de vivir asimismo en Italia, en concreto en Nápoles, donde impartiera clases de Español en el Instituto Cervantes de esa ciudad italiana.
En realidad, los temas de sus obras, al menos hasta ahora, tanto en poesía (inédita) como en narrativa (acaba de editarse su novela 'La enana' bajo el sello Camelot), están más relacionados con ciudades como La Habana, Nápoles o Roma. Y aun con otras como Praga, Gijón o Madrid, que figuran como escenarios en su reciente novela.
Una obra que comenzara a escribir en noviembre de 2016 con la idea de narrar una historia de ficción centrada en un personaje femenino que tuviera algún tipo de discapacidad física o mental, y a su vez dotes especiales. Fue entonces cuando decidió que su protagonista sería una niña enana que compartiría su existencia con la de otros personajes. Y que todos viajarían por ciudades y épocas históricas diferentes, rompiendo las barreras del tiempo cronológico.
De este modo, poco a poco, recuerda que fue perfilando una trama llena de enigmas que encuentran explicación, no por vía racional, sino a través de formas de conocimiento de la realidad 'no convencionales' como son la física cuántica, la magia, la filosofía de los antiguos alquimistas y los mitos y leyendas.
"Con ello, he querido dar al lector algo más que una novela de entretenimiento, con el propósito de que éste tenga la posibilidad de dudar ante cuestiones que han sido problemas 'eternos'; por ejemplo, ¿qué es la verdad?, ¿es posible la existencia de algo más allá de aquello que no somos capaces de explicar?, ¿vivimos en otros planos de la realidad, por ejemplo, en el onírico?".
Más que una novela, 'La enana' -que está recreada en cinco ciudades: La Habana, Praga, Nápoles, Gijón y Madrid, "todas ellas sujetas a saltos espaciales y temporales continuos"-, representa un viaje constante entre pasado y presente. "Así, nos transportamos a la Praga del Callejón del Oro donde vivió Kafka, para descender la colina del Castillo hasta llegar a la Malá Strana de Neruda, pasear por sus casas encantadas y darnos una vuelta por el Barrio judío. Al mismo tiempo, sin percibir apenas el cambio, entramos en las calles bulliciosas de La Habana y en sus casas animadas por altares yoruba a ritmo de tambor. Y así, volvemos en el tiempo a la Nápoles del 'Settecento' y saltamos al Museo del Prado, para seguir nuestro viaje hacia la mundana Gijón, deteniéndonos ante el panorama azul del Cantábrico. Una geografía de naturaleza cuántica, imprescindible para desarrollar la historia. En este relacionarse de espacios diferentes, los misterios establecen una identificación entre Praga y La Habana, al punto de llegar a concebirlas como una y la misma ciudad".
Por otra parte, en esta obra, con una trama en la que se confunden realidad y ficción, se plantea la necesidad de definir el concepto de 'magia' como conocimiento universal. "De esta forma, ritos animistas como los de la santería se entrelazan con fórmulas alquímicas y con símbolos de la tradición hebrea, intentando dar solución a problemas relacionados con la vida y la muerte", expresa su creadora, la cual agradece a su editor, Pablo Solares Acebal, y a todo el equipo de Ediciones Camelot, que confiara desde el inicio en ella, reconociendo la profesionalidad con la que han trabajado en su edición.
"Ediciones Camelot es una editorial asturiana que en septiembre cumplirá sus cinco años de vida; ésta sigue una política de trabajo que da oportunidad a autores poco conocidos, justo en una época en la que en el mercado del libro  el número de publicaciones está siendo inversamente proporcional a la demanda; en pocas palabras, se editan muchos libros y se lee cada día menos. No obstante, Ediciones Camelot se abre camino con fuerza, y desde hace dos años está también en Latinoamérica como Ediciones Camelot América", afirma Rosa Marina, cuyos primeros referentes literarios fueron Charles Dickens con su 'David Copperfield' y  Edmundo de Amicis con su obra 'Corazón'.
Comenzó a leer libros con 'El libro de Oro de los niños', "colección de seis tomos que contiene (además de mitología, leyendas, religión, fábulas y poesía) historias de la literatura infantil que han pasado de generación en generación".

No hay comentarios:

Publicar un comentario