Páginas vistas en total

martes, 30 de septiembre de 2014

La fragua literaria leonesa: Pablo Andrés Escapa



La Fragua Literatia Leonesa

Pablo Andrés Escapa: "Hay 'oestes cercanos' en todo el mundo"

Por Manuel Cuenya | 30/09/2014
 El narrador Pablo Andrés Escapa, autor de 'Voces de humo' y 'Mientras nieva sobre el mar', está trabajando en un ciclo de novelas cortas que comparten una dependencia común de diversos elementos fantásticos y un tratamiento voluntariamente irreal de los temas.

Compartir noticia Compartir
 Facebook Twitter Tuenti Menéame
Votar noticia
Vota

Pablo Andrés Escapa. Foto: Benito Ordóñez.
"HOY, SOBRE LOS RAÍLES DE PLATA, ha ocurrido un milagro. Yo soñé esta frase o voló inocente, como si me la regalara el robledal. A lo mejor no fue más que una tentación mágica, de esas que buscan aliviar el paso del caminante cansado al mediodía, un aire secreto, vagabundo por los valles en horas de nubes piadosas. El caso es que sentí en los oídos afilarse su fábula invisible. Tales venturas, bien se sabe, prosperan en soledad. Y yo caminaba solo".
('Voces de humo', 'Plegaria de la vía muerta', Pablo Andrés Escapa).
Lacianiego de Villaseca, Pablo Andrés Escapa es un narrador nato, con una prosa poética aderezada por el humor y la fabulación, una escritura en la que se perciben los sonidos y los aromas, los sentidos en su totalidad, marcada, en libros como 'Voces de humo', por su infancia, la de un niño que jugaba entre las vías del ferrocarril y pescaba en el río Sil mientras veía subir y bajar el tren de vapor pegado al río, una infancia, la suya, en la que todo giraba en torno a la minería, "desde el accidente que podía dejar huérfano a un compañero de la escuela con el que estabas jugando en el momento en que llegaban a darle la noticia, hasta el latido incesante de los compresores, como una respiración que venía del monte a llenar los días y las noches, o el olor del carbón ardiendo en las cocinas, o el contraste de la nieve y el carbón disputándose las laderas de robles han dejado una huella profunda en mi memoria", recuerda este gran cuentista, que ha publicado hasta la fecha actual tres libros de cuentos y una novela, 'Gran Circo Mundial', aparte de su personal 'Cercano Oeste' y diversos artículos sobre historia del libro, su edición y traducción.
http://www.ileon.com/cultura/044228/pablo-andres-escapa-hay-oestes-cercanos-en-todo-el-mundo

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Lobos por el Bierzo

Los veranos son buenos para salir en busca de luz, que lo embellece todo, para viajar por la provincia, tanto interior como exterior, y aun por otras tierras, para pasear en bicicleta por las sendas de los afectos, para adentrarse en el fondo de un buen libro. Y este mes de agosto me ha dado por visitar las brañas bercianas tras los lobos, y ahí que me he topado con muchos aullidos, siempre siguiendo los pasos del magnífico cicerone Toño Criado, ponferradino honorable, Premio Carandell del periodismo parlamentario, buena persona y un gran profesional. Algo de lo que uno se enorgullece, que haya paisanos y amigos capaces de hacernos amar nuestra tierra, en este caso con un libro estupendo: ‘Lobos por el Bierzo’. Un volumen imprescindible para quienes deseen conocer nuestra historia a través de estos “guardianes del bosque”, viajeros aunque fieles al terruño, que en otros tiempos tan presentes estaban en la vida cotidiana de los pueblos. Son muchas las leyendas (acaso realidades) que se cuentan aún hoy en el Bierzo sobre los enemigos de los rebaños de ovejas. Como algunas que ocurrieran por ejemplo en Noceda del Bierzo. Léase la de un lobo “achagando” a una pobre oveja descarriada, que ni siquiera Santiago Teresín –el abuelo de buenos amigos, entre ellos Miguel Ángel, Corresponsal de TVE en Berlín- pudo salvarla.

Mi querencia por esta obra, editada para más inri por Lobo Sapiens, me ha entusiasmado porque, además, Toño habla mucho del útero de Gistredo (alto del Xáfra incluido), donde los lobos siguen aullando a la luna fluida del invierno. “Lobo transido de locura, luna en adagio”, recoge el autor citando al gran poeta Mestre. O “bajo las lunas trágicas del miedo”, según el genial Pereira.
Si bien Criado recoge varias leyendas y tradiciones de los lobos por todo el Bierzo -desde Igüeña, con mención especial a ‘El Tío Perruca’, hasta llegar al museo de Carracedelo, cuyo artífice es el taxidermista Solís Fernández, de Matarrosa, pasando por Losada, Rodanillo o Salientes y sus ‘Mil madreñas rojas’-, cierto es que la ‘matria’ de las fuentes curativas está muy presente a lo largo de este libro. Y por él desfilan personas entrañables como Javier Arias Nogaledo, que escribiera una extraordinaria ‘Historia de lobos’ en la revista ‘La Curuja’, el poeta Julio Travieso, con su ‘Memorial de la villa de Noceda del Bierzo’, la poeta Felisa Rodríguez, el mítico tamboritero Antonio García y su discípulo Mateguines, Paco el fresquero o Esteban de Paz, entre otros.

Además, el romance de la loba parda y el cabritín-cabritate te harán fantasear. Gracias, Toño. 

martes, 23 de septiembre de 2014

La fragua literaria leonesa: María José Montero


La Fragua Literatia Leonesa

María José Montero: "Quiero que mi mensaje pueda ser comprendido por toda la gente"

Por Manuel Cuenya | 23/09/2014

La poeta galaico-berciana, María José Montero Núñez, autora de 'De nuevo en el camino', acaba de escribir en gallego un poemario titulado 'Bolboretas e Raiolas' y está con otros proyectos literarios.


María José Montero. Foto Manuel Cuenya


"... algún día/ en el andén vacío de los sueños/ posaré mi equipaje de poeta/ y aguardaré tranquila, /contemplando el ambiente,/ por el último tren de mi destino" (María José Montero Núñez, 'De nuevo en el camino').

Poeta, fundadora del teatro Vagalume y de una revista homónima, dinamizadora cultural, María José Montero es una berciana nacida en Galicia o una gallega de Silleda (Pontevedra) que lleva viviendo desde mediados de los setenta en el Bierzo, en concreto en la bella localidad de Villadepalos, donde ha escrito gran parte de sus libros, si bien reconoce que su tierra natal le inculcó el amor por la poesía de Rosalía de Castro, una de las primeras poetas a las que leyó. Y que sigue arrastrando esa 'eterna morriña' que les embarga a los gallegos (y gallegas). No en vano, publicó también un libro de cuentos en gallego, 'Rabuñando no recordo', dedicado a sus raíces, que según su creadora tiene un punto en común con su obra poética, la cual se evidencia en la temática, en su postura ante la vida, en su compromiso con los tiempos que le han tocado vivir, "ya sea escrita en verso o en prosa".
En todo caso, María José, aunque se considera 'galaico-berciana', "por aquello de mantener los pies en el suelo y no olvidar las raíces",  no es partidaria de las fronteras y prefiere sentirse 'ciudadana del mundo'.

http://www.ileon.com/cultura/043969/maria-jose-montero-quiero-que-mi-mensaje-pueda-ser-comprendido-por-toda-la-gente

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Salamanca hechizadora



Como si de un ritual se tratara, cada año llegado el mes septiembre suelo viajar a Salamanca, donde estuve como estudiante durante un tiempo y de la que guardo estupendos recuerdos. A esta capital universitaria también iban a parar, como uno mismo, otros muchos paisanos y paisanas. Hace años, cuando ni siquiera existía la Universidad de León, la ciudad charra, aparte de la Universidad de Oviedo, era el campus universitario de la población leonesa. A la gente berciana le entusiasmaba la tierra donde nacieran al Lazarillo e impartiera docencia Fray Luis de León (“Decíamos ayer...”).
 Y creo que sigue atrayendo a los estudiantes, provenientes por cierto de todo el mundo, ávidos algunos por aprender la lengua española. No en vano, ha sabido vender el castellano al personal de habla no hispana. Además de la insigne universidad, son muchos los centros de enseñanza de español para extranjeros. Antes y ahora, todo está pensado para acoger alumnado.

La Salamanca a la que vuelvo, una y otra vez, no es ni su sombra. Mucho ha cambiado, no sólo en su aspecto físico -véase por ejemplo el barrio chino-, sino en sus gentes, que van y vienen como las olas del mar. He de reconocer que esto me provoca nostalgia, saber que allí conocí a tantas personas, a las que ya no volveré a ver, al menos en ese mismo entorno. No puedo evitar echar la vista al Tormes, desde el mirador de la facultad de Ciencias Químicas, para sentir el fluir del tiempo-río. Cuánta morriña por lo que fue y no volverá. 

Como si de un ritual se trata, recorro los lugares de costumbre, paseo por esos sitios que me dan buenas vibraciones, entre ellos el jardín de Calixto y Melibea o el claustro de Fonseca, y me dejo impregnar por la belleza monumental de esta Roma chica, cuyo símbolo es el toro, mientras saboreo un bocadillo de jamón ibérico. Pero en esta ocasión añadí al fin otra visita: la casa-convento de Santa Teresa, donde tuviera el famoso éxtasis que le inspirara su poema “Vivo sin vivir en mí… que muero porque no muero”. Me entusiasmó  adentrarme en esta morada, sobre todo por las explicaciones emocionantes que me diera la monja Josefina Prieto, quien me redescubrió a una mística humana, librepensadora. “Hay que leer a la santa para sentir”, me contó mi cicerone con amabilidad proverbial. “Sentir, sentirlo todo de todas las maneras posibles”, según A. evocando a Pessoa. Pues sí, volveré los pasos sobre las moradas y las fundaciones de Teresa de Jesús, ahora que se cumplirá el quinto centenario de su nacimiento. Por supuesto volveré a la ciudad del genio Torres Villarroel, siempre que pueda.

martes, 16 de septiembre de 2014

La fragua literaria leonesa: Raquel Villanueva

    Cultura


La Fragua Literatia Leonesa

Raquel Villanueva: "Lo que somos está en lo que escribimos, en lo que contamos y en las personas que amamos"

Por Manuel Cuenya | 16/09/2014

La narradora ponferradina, Raquel Villanueva, autora de 'La decisión de Elsa', acaba de escribir un relato bastante largo, que podría considerarse una novela breve y prepara algunos microrrelatos.

Raquel Villanueva. Foto: Manuel Cuenya

La narradora ponferradina, Raquel Villanueva, autora de 'La decisión de Elsa', su ópera prima, que fuera finalista del VI Premio Hontanar de narrativa breve, ha obtenido varios premios en diferentes certámenes, sobre todo en el género de los microrrelatos, que han sido incluidos en diversas antologías. No obstante, no cree que el hecho de ganar un premio la convierta en mejor o peor narradora, si bien sí reconoce que es un acicate para seguir escribiendo y tratar de mejorar en lo que escribe. "Lo contemplo como algo 'motivante', y por supuesto, quiero creer que es una pequeña muestra de reconocimiento a lo que una hace". Como especialista en este tipo de relatos, Raquel cree que para escribir un buen relato, "sea un micro o sea un breve",  siempre ha de existir un principio, un desarrollo y un final. Una estructura precisa, clásica, en definitiva. "Pero está claro que la dificultad de cualquier micro-relato reside precisamente en contar algo en muy pocas palabras, y eso conlleva un trabajo añadido, que es escoger las justas palabras que puedan darle vida a una historia", o sea, aplicar la economía narrativa, imprescindible para llevar a buen puerto cualquier relato más o menos breve, más o menos extenso.

"La dificultad de cualquier micro-relato reside precisamente en contar algo en muy pocas palabras, y eso conlleva un trabajo añadido, que es escoger las justas palabras que puedan darle vida a una historia".

Además de microrrelatos, Raquel ha escrito y publicado relatos eróticos, entre los que cabría citar 'Te llamaré miércoles', galardonado con el Primer Premio del Concurso Relato Erótico Karma Sensual 8, en el que se cuenta una historia que abarca toda una vida, con un final abierto a posibles acontecimientos futuros. A Raquel le gusta este género porque cree que es muy abierto a la imaginación, tanto del escritor como del lector. "Leer un relato erótico pienso que conlleva cierta parte de voyeurismo, es como acercarte al ojo de la cerradura para observar lo que hay detrás de la puerta. Los sentimientos de alegría, tristeza siempre son más evidentes y están expuestos sin pudor ninguno, el erotismo es algo que juega más con la intimidad de cada uno. Ser capaz de adentrarte en esa intimidad, de hacer partícipe a otro de esa intimidad, es lo atractivo de estos relatos". Y, en este sentido, Raquel cree que el amor es no sólo uno de los grandes temas de la literatura, sino uno de grandes temas de todo lo que nos rodea. "Al igual que el sexo, el cual es un aire en el que nos movemos, que respiramos y sin el cual, no existiríamos ninguno de nosotros", apostilla.

http://www.ileon.com/cultura/043729/raquel-villanueva-lo-que-somos-esta-en-lo-que-escribimos-en-lo-que-contamos-y-en-las-personas-que-amamos

jueves, 11 de septiembre de 2014

La sala Tararí



La Sala Tararí, en pleno corazón de la ciudad antigua de Ponferrada, celebra sus veinticinco años de existencia en medio de las fiestas de la Encina, la patrona del Bierzo, lo cual es motivo de alegría, que una sala como ésta se mantenga en pie con tan buena salud durante tanto tiempo, gracias a la labor encomiable que ejerce su dueño, Jorge, originario de Madrid, músico, el cual ha sabido darle vuelo y vida, a través de la música en directo, a este bar ya mítico en la capital del Bierzo. Por aquí han pasado algunas de las mejores bandas musicales del panorama no sólo nacional sino internacional, lo cual se me antoja un lujo, sobre todo para quienes amamos la música en directo, la música en general.
Y una oportunidad magnífica para conocer en vivo a estos músicos (y músicas), entre los cuales podríamos destacar las actuaciones de Javier Krahe, Los Secretos, Malevaje o Raimundo Amador (“My amigo”, como le dijera B.B. King en un concierto memorable, en este caso en la Plaza de Toros de la ciudad de León). Y otros quizá menos conocidos pero igualmente buenos como los Bluedays, que hacen Rhythm & Blues texano. Asimismo, también merecen ser reseñadas algunas bandas y grupos británicos y estadounidenses extraordinarios que han actuado en esta sala. 

 


Recuerdo con especial afecto algún concierto de Alejandra Burgos, una argentina-terremoto con un directo potente y embaucador, o a los psicodélicos catalanes Sidonie, cuando aún eran poco conocidos y  montaban unos numeritos teatrales de alto voltaje.


Además del atractivo que supone ver/escuchar a unos músicos en directo, tocando de verdad, la Sala Tararí ofrece los conciertos o ‘jam’ sesiones de su propia banda, liderada cómo no por Jorge, que ha sabido rodearse de algunos de los mejores músicos y cantantes del Bierzo, escúchese por ejemplo a Cris Falagán, que tiene una voz portentosa, o bien al legendario Luis Masdeu, quien fuera baterista de los Lone Star, otro grupo de rock español de la década de los sesenta del pasado siglo, conocidos fundamentalmente por su canción ‘Mi calle’.


Jorge ‘Tararí’ es un fenómeno, porque lo mismo canta y toca la guitarra que pincha música o te sirve unos chupitos de whisky o tequila. A tu salud. Y a la salud de la música en vivo y en directo. 
Ojalá esta sala ponferradina siga, por muchos años, ofreciéndonos conciertos tan emocionantes y su responsable continúe tan comprometido con las nobles causas musicales, que en definitiva son nutrientes espirituales que nos ayudan a disfrutar en esta época marcada por trapacerías de los sátrapas al por mayor.